Rechazo general a las críticas vertidas por musulmanes granadinos por la visita del G-5

La Comunidad Islámica de España envía una carta al Ministerio del Interior para expresar su desacuerdo con las declaraciones de sus correligionarios

Las declaraciones realizadas por tres representantes de las mezquitas granadinas en las que acusaban de «provocación» la elección de la Alhambra como sede de la reunión antiterrorista del G-5 han suscitado rechazo dentro de la comunidad musulmana de toda España. Los responsables de la Comunidad Islámica de España, así como de la Fundación Mezquita Mayor y de la Federación Española de Entidades Religiosas Islámicas se desvincularon ayer de las «desafortunadas» declaraciones realizadas por Ibrahim López, de la Mezquita de la Paz.
   El subdelegado del Gobierno, Antonio Cruz, mantuvo ayer una reunión con los representantes de la comunidad musulmana para explicar que «la elección de la Alhambra como sede de la reunión del G-5 se basa en que «el monumento representa un marco de tolerancia y de encuentro de entre civilizaciones».
   El subdelegado explicó que el Islam siempre ha sido considerado un sinónimo de paz y señaló que el motivo del encuentro informal del G-5 es la búsqueda de soluciones para garantizar la seguridad de los cuidadanos. Búsqueda que, por otra parte, «ha de realizarse contando con el resto de los países de la Unión Europea, así como con los países islámicos».
Multitud de quejas
  
El representante de la Comunidad Islámica de España y de la Fundación Mezquita Mayor, Malik Ruiz, señaló que a lo largo del día de ayer había recibido multitud de llamadas de los miembros de la comunidad islámica pidiendo que expresaran su total acuerdo y apoyo a la celebración de la reunión antiterrorista en la Alhambra. «Granada es una ciudad de acogida, convivencia y diálogo y la reunión le dará proyección internacional», señaló Ruiz. Además, aseveró que la posición del Islam es «clara y nítida contra el terrorismo» y rechazó «cualquier tipo de polémica porque se celebre en la Alhambra, un monumento sin más».
Ayudar a la sociedad
  
La comunidad islámica expresó su visión de ayudar a la sociedad y no generar polémicas y, con más ímpetu aún en el aniversario de los atentados del 11-M. «Ayer era el día de arropar a las víctimas y no el de una serie de personas que únicamente buscan el protagonismo y la polémica y que para nada representan a la comunidad islámica», aseguró Ruiz en referencia a las declaraciones realizadas por miembros de la Mezquita de la Paz.
   Así mismo, los miembros de la comunidad islámica y de la Mezquita Mayor-que agrupa el mayor número de fieles de Granada- expresaron que la visita de los ministros del G-5 para tratar el terrorismo internacional suponía una estupenda noticia y quisieron dejar claro su condena a las acciones como la ocurrida en Madrid el el 11 de Marzo.
La denominación
  
En la misma línea, el presidente de la Federación Española de Entidades Religiosas Islámicas (Feeri), Abdelkarim Carrasco, valoró la cita y dijo que «es la manera de demostrar de una vez por todas que los musulmanes estamos en contra del terrorismo». Asimismo, indicó que no tiene mayor importancia que la reunión se celebre en la Alhambra aunque sí exigió que «se suprima el adjetivo de terrorismo islámico y se denomine terrorismo de Al-Qaeda». Para que la polémica no llegue a más, Abdelkarim Carrasco señaló que su federación había enviado un comunicado al Ministerio del Interior en el que expresaba el rechazo unánime de la comunidad islámica a las declaraciones de un grupo de musulmanes granadinos.
   La reunión de los ministros de Interior de Francia, Alemania, Italia, Reino Unido y España tendrá lugar el próximo lunes en el monumento nazarí, según adelantó IDEAL. Los representantes de varias mezquitas señalaron el jueves que la citada reunión suponía una ofensa para la comunidad musulmana.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...