Rechazo de una mezquita en un local de Arenys de Munt

Un grupo de vecinos del barrio Pi Gros de Arenys de Munt ha entregado al consistorio 350 firmas contra la apertura de una mezquita en un local comercial de la Avinguda Panagall. El alcalde, Carles Móra, defiende la legalidad del proyecto.
Los vecinos protestan y acusan al ayuntamiento de hacer una «política de hechos consumados», ya que dicen haberse enterado por casualidad y que no les quedó más remedio que iniciar una recogida de firmas oponiéndose al emplazamiento, argumentando que no es el más idóneo para un centro de plegaria. Rechazan que les muevan motivos racistas, pero aseguran que en este tipo de centros se reúnen numerosas personas y se concentran muchos vehículos lo que genera molestias para los vecinos.
El alcalde mantiene que el centro religioso reúne todos los requisitos legales. Asegura que se ha reunido en varias ocasiones con la comunidad musulmana para intentar buscar otra ubicación pero que ya han invertido 6.000 euros en redactar el proyecto y adecuar el local. Móra afirma que hallar otro emplazamiento en el pueblo «es económicamente inviable». La comunidad islámica paga un alquiler mensual de 500 euros por el local, mientras que por una nave industrial «les piden un mínimo de 1.500 euros. Una diferencia que «el ayuntamiento no puede asumir», concluye el alcalde.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...