Reacciones contra el auto del TSJA que cautelarmente impide la reducción del horario de religión en Aragón

IU no comparte la sentencia del TSJA sobre religión y exige una escuela pública laica

Arainfo

El Coordinador General de IU Aragón manifiesta el profundo desacuerdo de la formación con el auto del Tribunal Superior de Justicia de Aragón con el que impone los horarios de religión del PP

Izquierda Unida, aunque la acata, no comparte en absoluto la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Aragón en relación con el horario de la asignatura de Religión que deben aplicar los centros educativos aragoneses en este curso 2016-17.

El Coordinador General de IU Aragón, Adolfo Barrena, manifiesta el profundo desacuerdo de su formación con el auto del citado tribunal que suspende cautelarmente el horario establecido para la asignatura de religión en los niveles de enseñanza primaria en Aragón.

Además del desacuerdo, “estamos profundamente indignados por la toma de posición, a favor de los obispos, que hace el TSJA invocando un daño irreparable que no es capaz de justificar y que no es más que la excusa utilizada para imponer en el currículo aragonés de primaria la voluntad de la jerarquía católica”, añade Barrena.

Izquierda Unida, que está “totalmente a favor” de la decisión que adoptó el Gobierno de Aragón en función de lo que la mayoría parlamentaria de las Cortes de Aragón aprobó, denuncia la toma de posición que hace el órgano judicial, ya que, según Barrena, “lo hace vulnerando el acuerdo de la representación democrática de la ciudadanía aragonesa optando por la exigencia de los obispos de imponer más horas de religión en las aulas”.

El líder de IU en Aragón recuerda que la LOMCE, con la que IU está en “profundo desacuerdo” y actualmente en vigor, no fija un mínimo horario para la asignatura de religión. Y destaca que “el PP, defensor de la LOMCE, en su ámbito de competencias (Ceuta y Melilla) estableció el mismo horario que el marcado por el departamento de Educación aragonés y además, como puede comprobarse, hay otros nueve gobiernos territoriales, algunos gobernadas por el PP, que tienen horarios similares (incluso menores) que los fijados por el Gobierno de Aragón. En ninguno de estos territorios ha habido reclamaciones ni, por consiguiente, pronunciamiento de ningún tribunal, de obispos, ni profesorado, ni padres ni madres”.

“Nos oponemos abiertamente a la injerencia del obispado aragonés y reclamamos una actuación rápida del Tribunal Superior de Justicia de Aragón para que restituya al currículo aragonés el horario de religión en los términos decretados por el Gobierno de Aragón que es respetuoso con el acuerdo de las Cortes que es donde reside la soberanía ciudadana”, resume Barrena.

Así, desde Izquierda Unida reiteran que esta “absurda intromisión de la jerarquía católica en la educación aragonesa, a la que el TSJA da cobertura, es consecuencia del antidemocrático Concordato franquista que utiliza el Vaticano y que otorga privilegios a la Iglesia Católica como es el del adoctrinamiento obligatorio, financiado por las arcas públicas, del alumnado de los centros educativos”.

“Una vez más, concluye, nos manifestamos abiertamente a favor de la Escuela Laica y reclamamos que la religión salga de las aulas”.


 Podemos considera una “pésima noticia” la decisión del TSJA de impedir la reducción de las horas de religión

Arainfo

El grupo parlamentario de Podemos en las Cortes ha calificado de “pésima noticia” la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Aragón de impedir la reducción de las horas de religión en los centros escolares de Primaria de Aragón. Desde la formación recuerdan que, por el momento, se trata de medidas cautelares.

“Supone un jarro de agua fría en el avance hacia un modelo educativo moderno e innovador. Entendemos que no deben ser los obispos los que marquen la política educativa, sino los gobiernos y los parlamentos, en los que se ve representado el pueblo”, ha señalado el diputado Carlos Gamarra.

En este sentido, Gamarra ha insistido en que “es triste que los españoles y aragoneses no podamos ejercer nuestra soberanía en materia educativa y estemos supeditados a un acuerdo con un país extranjero, como es el Vaticano. La actual ley educativa deja muy claro que las Comunidades Autónomas deciden sobre el horario de las asignaturas específicas, como es el caso de Religión”.

El diputado también ha recordado que en numerosos territorios se ha recortado el horario de Religión a 45 minutos semanales sin problemas y ha indicado que “no es comprensible que a estas alturas se dé, por ejemplo, solo una hora de Música y se obligue a mantener 1,5 horas de Religión”.

Además, ha lamentado que la decisión del TSJA “va a suponer un trastorno muy importante en la organización de los centros, que ahora tendrán que cambiar horarios y volver a distribuir los espacios”.


 CHA califica de «freno al avance de la laicidad» la decisión del TSJA de impedir la reducción de horas de Religión

20 minutos

El diputado de CHA en las Cortes de Aragón, Gregorio Briz, ha manifestado en una nota de prensa que no comparte la decisión del TSJA» y ha opinado que «supone un obstáculo para los avances que pretendemos hacia una escuela pública que vaya incorporando, progresivamente, los valores del laicismo». «De este modo, mostramos también públicamente nuestro apoyo a la decisión anunciada ya por el Gobierno de Aragón de recurrir esta decisión y esperamos que finalmente sea atendida esta reclamación», ha concluido el parlamentario.


CC.OO. muestra «sorpresa y desacuerdo» con la decisión del TSJA de no reducir el horario de Religión

20 minutos

CC.OO. ha cuestionado la decisión del TSJA en cuanto a la medida cautelar «que obliga en tiempo récord a los centros a modificar sus horarios y su organización cuando todo estaba preparado para empezar el curso escolar». Al respecto, se ha preguntado «si ha valorado el TSJA lo que supone la modificación horaria de los centros el mismo día en el que comienzan las actividades lectivas», para cuestionar si «tanta prisa es necesaria» y si «habrá otros intereses».

En una nota de prensa, la organización sindical ha argumentado que la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) «no establece ningún horario mínimo para la asignatura de Religión» y, de hecho, el Ministerio de Educación ha establecido para Ceuta y Melilla un horario para la Religión «idéntico al propuesto por el Gobierno de Aragón, un horario que sigue vigente en la actualidad sin que ni obispos, ni profesores hayan reclamado judicialmente su modificación». Además, nueve Comunidades autónomas, algunas gobernadas por el Partido Popular, «han establecido horarios de Religión inferiores al que los obispos reclaman para Aragón y ningún tribunal ha dictado medidas cautelares».

DAÑO IRREPARABLE CC.OO. ha apuntado que el autor del TSJA «habla de ‘daño irreparable’ para el alumnado con esta reducción», una aseveración «algo perversa, a no ser que se considere también como perjuicio la reducción del horario de asignaturas a costa de las cuales se va a ampliar el horario de Religión». A su entender, con esta decisión «se pervierte el principio de planificación educativa cuyo garante es el Departamento de Educación y se pervierte poniendo por encima el criterio de los obispos».

La organización sindical ha manifestado su «completo respaldo» al Departamento de Educación del Gobierno de Aragón en la decisión tomada en su día de reducir el horario de Religión en Primaria. Para CC.OO., «en el fondo de esta cuestión subyace el Concordato firmado en 1978 en el que se acuerdan una serie de privilegios para la Iglesia Católica entre los que se encuentra el trato no discriminatorio de la Religión respecto al resto de asignaturas», un Concordato, «a pesar del tiempo transcurrido, no ha sido denunciado por ningún gobierno hasta el momento». El sindicato ha señalado que apuesta «por la separación clara de la Iglesia y el Estado, tal como se supone en un Estado aconfesional y laico como es España» y «la primera consecuencia de ello sería la salida de la Religión del horario lectivo y del currículo».

 

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...