Raúl Castro dice que Cuba necesita «más que nunca» bendiciones

El gobernante cubano participó en una actividad religiosa en la catedral episcopal de la Santísima Trinidad en la Habana.

El Presidente de Cuba, Raúl Castro, aseguró que la isla necesita "más que nunca" bendiciones, en medio del proceso de reformas llevado a cabo para "actualizar" su modelo económico socialista, según publicaron hoy medios oficiales.

"Doy las gracias porque necesitamos hoy, más que nunca, todas esas bendiciones", dijo Castro al asistir el sábado a un servicio evangélico en La Habana en el que el líder del Consejo de Iglesias de Cuba, el reverendo Marcial Miguel Hernández, impartió una bendición al país, su gobierno y su presidente.

El servicio religioso en la catedral episcopal de la Santísima Trinidad en la capital cubana sirvió para conmemorar el 70 aniversario del Consejo de Iglesias, organización que agrupa a buena parte de las confesiones evangélicas de la isla.

Según el diario "Juventud Rebelde", Hernández "saludó las soberanas propuestas de cambio" impulsadas por Castro y que incluyen medidas como el recorte de empleos en empresas estatales y fomentar la iniciativa privada, permitiendo crear cooperativas y pequeños negocios en 178 profesiones diferentes.

Dichas propuestas fueron respaldadas el mes pasado por el sexto congreso del gobernante Partido Comunista de Cuba (PCC).

Durante el acto religioso, la jefa de Asuntos Religiosos del PCC, Caridad Diego, dijo que las autoridades esperan seguir contando con el apoyo de las Iglesias evangélicas en tareas asistenciales: "Seguiremos contando con ustedes en la labor de ayuda y respeto al prójimo, la atención a los mayores, a favor de la unidad familiar, porque cada hombre y mujer sean mejores ciudadanos".

Antes de la celebración, los líderes del Consejo de Iglesias de Cuba firmaron una carta pastoral en la que instan al Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a liberar a cinco agentes cubanos presos desde hace más de una década en cárceles norteamericanas bajo cargos relacionados con el espionaje.

Cuba asegura que su misión era infiltrarse en grupos violentos del exilio en Miami para evitar atentados contra la isla y considera a los cinco por ello "presos políticos" y "luchadores antiterroristas". En su carta, los pastores evangélicos califican a dichos presos de "luchadores por la paz mundial".

Al servicio religioso asistieron entre otros el vicepresidente Esteban Lazo, el presidente del Parlamento, Ricardo Alarcón, el ministro de Cultura, Abel Prieto, la responsable del PCC en La Habana, Mercedes López, y el historiador de la ciudad, Eusebio Leal.

Los evangélicos cubanos se estiman en cerca de medio millón, de entre los 11,2 millones de habitantes de la isla. Entre ellos se encuentran Iglesias presbiterianas, metodistas y baptistas, entre otras, gran parte agrupadas en el Consejo de Iglesias de Cuba.

Desde su llegada a la presidencia, Raúl Castro ha mostrado con frecuencia su proximidad a las comunidades religiosas. En diciembre acudió a la sinagoga Beit Shalom de La Habana para celebrar con la comunidad judía la fiesta de la Janucá, mientras que en noviembre asistió a la inauguración del seminario de la Iglesia católica.

Castro mantuvo desde mediados del año pasado un diálogo con los obispos católicos de la isla del cual ha resultado la excarcelación de 126 presos políticos, 114 de los cuales se exiliaron en España. Esta semana recibió al nuncio apostólico saliente, Giovanni Angelo Becciu, y destacó las "positivas" relaciones con el Vaticano.

El gobernante cubano participó en una actividad religiosa en la catedral episcopal de la Santísima Trinidad en la Habana.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...