R. Dominicana: Educación acuerda con obispos pasar 127 colegios católicos al sector público

El ministro de Educación, Andrés Navarro, y el presidente de la Conferencia del Episcopado Dominicano y obispo de la Diócesis de La Altagracia, monseñor Gregorio Nicanor Peña Rodríguez, firmaron 35 convenios de cooperación en la modalidad de cogestión que permitirán el paso de 127 centros educativos de congregaciones y obispados de la iglesia católica al sector público.

Un comunicado de Educación precisa que se trata de una alianza estratégica por la mejora de la calidad de la enseñanza, centrada no sólo en el conocimiento, sino también en la formación de valores.

Estos acuerdos macro permitirán que los cargos de director y de coordinador docente sean ocupados por un sacerdote, un diácono o algún otro miembro de la institución confesional por nombramiento directo del Ministerio de Educación en calidad de personal administrativo, con los mismos beneficios económicos y laborales homologados a la posición directiva.

Se explicó que el Ministerio de Educación se apoyará en el Artículo XXI del Concordato para el cumplimiento del acuerdo y la conservación de las garantías del mismo, para lo cual agotará todos los procedimientos requeridos al respecto.

Asimismo, para acceder a la carrera docente, los miembros de la iglesia católica deberán participar y agotar los procedimientos propios de los concursos organizados por el Ministerio de Educación.

Precisó también que en uno de sus articulados, el convenio plantea que las transferencias corrientes destinadas a las asociaciones sin fines de lucro, el Ministerio de Educación destinará una subvención mensual a la diócesis, parroquia o instituto de vida consagrada, para sus gastos de sostenimiento, siempre que éstas desarrollen su labor educativa en el sector público.

“El concepto de dicha compensación tiene como objeto y centro a los estudiantes que son los beneficiarios finales de los servicios docentes en los centros educativos católicos”, explica el texto, firmado por el ministro Navarro y por monseñor Peña Rodríguez, obispo de la Diócesis de La Altagracia.

Asimismo, refirió que la compensación económica será calculada tomando en cuenta el per cápita por estudiante servido, a partir de criterios de evaluación de activos tangibles e intangibles del centro educativo católico.

El párrafo uno del convenio, rubricado en un acto realizado en la sede de la Conferencia del Episcopado Dominicano indica que la suma de compensación será revisada anualmente para adecuarla a los niveles de inflación establecidos por el Banco Central de la República Dominicana.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...