Publicidad atornillada a muros centenarios: activistas cordobeses denuncian el maltrato de la Mezquita por parte de la Iglesia

La Plataforma por una Mezquita Catedral de Todos ha pedido por escrito al Ayuntamiento de Córdoba y a Cultura que actúe contra los carteles que el Cabildo ha colgado en los muros del monumento

La Plataforma y asociación Mezquita Catedral Patrimonio de Todos, que trabaja contra la apropiación del monumento Patrimonio de la Humanidad por parte del Cabildo de la Catedral y cuyo manifiesto fundacional fue respaldado en 2014 por más de 390.000 firmas, ha presentado una solicitud tanto a la Gerencia Municipal de Urbanismo del Ayuntamiento de Córdoba como a la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico, para que actúen ante la reiterada colocación de carteles publicitarios en los muros de la Mezquita Catedral, «muchos de ellos atornillados al lienzo por parte del Cabildo Catedralicio».

La Plataforma viene denunciando esta práctica desde 2017 y vuelve a hacerlo ahora después de que tanto Ayuntamiento como Junta de Andalucía hayan actuado de inmediato la semana pasada para eliminar unas caras de arcillas que aparecieron pegadas en la muralla del casco histórico de la ciudad, un bien igualmente protegido. Por ello, pide por escrito a ambas administraciones que actúen «con el mismo celo y diligencia» que han mostrado en el caso de los relieves aparecidos en la Puerta de Almodóvar. Ambas instituciones examinaron in situ en la Puerta de Almodóvar los previsibles daños ocasionados a un bien del patrimonio histórico por una intervención realizada con barro. Posteriormente, la Delegación de Cultura de la Junta de Andalucía en Córdoba anunció públicamente que tomaría medidas inmediatas ante el ataque al patrimonio y presentaría una denuncia ante la Fiscalía. Pocos días después, los relieves fueron eliminados del monumento, que sólo causaron un leve daño por el adhesivo utilizado para pegarlos.

Historial de denuncias por atornillamiento

En este contexto y como contraposición, la plataforma recuerda que «tiene un largo historial de denuncias por el atornillamiento de carteles a los muros milenarios de la Mezquita Catedral que han sido sistemáticamente obviadas por ambas administraciones». El 19 de junio de 2017 este colectivo presentó una denuncia ante el gerente de Urbanismo por la colocación de un cartel del Corpus Christi, presuntamente sin permiso municipal, sobre los paramentos de la Mezquita de Córdoba, bien del Patrimonio Mundial de la Unesco desde 1984, y pidió asimismo la licencia correspondiente y la adopción de medidas para evitar este tipo de atropellos culturales. Dos años después, la Gerencia de Urbanismo aún no ha contestado a su queja, explican.

Igualmente esta plataforma formuló una denuncia ante la Consejería de Cultura el 17 de mayo de 2017 en protesta por el uso abusivo que hacía el Cabildo Catedral del monumento, incluida la colocación reiterada de carteles sobre los muros de la Mezquita Catedral, algunos de ellos atornillados a la piedra. «Dos años después, la Consejería de Cultura no ha encontrado la oportunidad de contestar a nuestro escrito ni de tomar medidas al respecto», señala.

Es más, denuncian cómo actualmente el Cabildo Catedral continúa fijando carteles publicitarios año tras año a un bien del Patrimonio Mundial «sin que las administraciones competentes tomen medidas para evitar lo que, a todas luces, representa un riesgo para su integridad física y un impacto visual evidente en perjuicio de sus valores intangibles».

Por eso, el colectivo solicita a las dos administraciones públicas, basándose en la Ley 19/2013 de transparencia y buen gobierno, idéntica diligencia en la defensa del conjunto del patrimonio histórico andaluz, singularmente la Mezquita Catedral, que la mostrada en el caso de la Puerta de Almodóvar.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...