Próximo Acuerdo entre Palestina y el Vaticano

En estos días se ha recogido la noticia sobre el reconocimiento de Palestina por parte del Vaticano, un asunto que entra dentro de un proceso que culminará con la firma de un Acuerdo (ahora ya no se habla de Concordato, pero que viene a ser lo mismo) en el que la iglesia católica recopila sus derechos y funciones dentro de Palestina.

En ese proceso se enmarca la visita y los halagos del Papa a Abbas como «ángel de la paz» o la canonización de dos palestinas.

El texto de los Acuerdos no se ha dado a conocer, pero Vatican Insider, dice:

Hoy concluyó la negociación sobre el texto y la próxima firma de un acuerdo global entre la Santa Sede y el Estado de Palestina. Fue lo que se anunció al final de la reunión plenaria de la Comisión bilateral. «La Comisión concluyó su trabajo –explicó el vocero de la Santa Sede, el padre Federico Lombardi. Hay un texto que será presentado a las autoridades y se establecerá la fecha de la firma». Las dos delegaciones son guiadas por mons. Antoine Camilleri, subsecretario vaticano para las relaciones con los Estados, y por el embajador Rawan Sulaiman, viceministro del Exterior palestino que se ocupa de asuntos multilaterales.

  Este es el resultado, explicó a “L’Osservatore Romano” mons. Antonie Camilleri, «del acuerdo de base entre la Santa Sede y la Organización para la Liberación de Palestina (OLP, firmado el 15 de febrero de 2000). Las relaciones oficiales entre la Santa Sede y la OLP fueron establecidas el 26 de octubre de 1994 y posteriormente se creó una comisión bilateral permanente de trabajo con las que salieron adelante las negociaciones para el acuerdo de 2000». Este «enlista entre otras cosas diferentes cuestiones relacionadas con la vida de la Iglesia y otras materias de interés común».

 En el acuerdo base estaba previsto que la comisión prosiguiera sus trabajos y propusiera la manera para desarrollar los temas afrontados, «labor que fue desempeñada con continuidad solo después del peregrinaje de Benedicto XVI en la Tierra Santa de 2009». Las negociaciones fueron retomadas en 2010 y dieron como resultado el actual acuerdo, que tiene como objetivo completar el que se había firmado en 2000.

 «Como todos los acuerdos que la Santa Sede firma con diferentes Estados –explicó Camilleri–, el acuerdo actual tiene el objetivo de favorecer la vida y la actividad de la Iglesia católica y su reconocimiento a nivel jurídico también para un mayor servicio eficaz a la sociedad».

 El texto cuenta con un preámbulo y un primer capítulo dedicados a las normas fundamentales y a los principios, que configuran el marco en el que se desarrolla la colaboración entre ambas partes. «En ellos se expresa, por ejemplo, el deseo de una solución para la cuestión palestina y del conflicto entre israelíes y palestinos en el ámbito de la Two-State Solution y de las resoluciones de la comunidad internacional», indicó el jefe de la delegación vaticana.

 Después hay un importante capítulo sobre la libertad religiosa y de consciencia, «muy elaborado y detallado». ¿El acuerdo podría servir como modelo para eventuales acuerdos con otros países de mayoría musulmana? «En este contexto, tratándose de la presencia de la Iglesia en la tierra en la que nació el cristianismo, el acuerdo tiene un valor y un significado completamente particular», respondió Camilleri. «El hecho de que en este se reconozcan claramente, entre otras cosas, la personalidad de la Iglesia y la libertad religiosa y de consciencia, puede ser retomado por otros Estados, incluso por los Estados de mayoría musulmana, y demuestra que tal reconocimiento no es incompatible con el hecho de que la mayoría de la población del País pertenezca a otra religión».

 En la entrevista al periódico vaticano, mons. Camilleri también recordó que hay diferentes negociaciones con el Estado de Israel, que dieron un acuerdo fundamental en 1993 con el que se establecieron relaciones diplomáticas en 1994 y también a un acuerdo sobre la personalidad jurídica de las instituciones católicas (Legal Personality Agreement) firmado en noviembre de 1997. Después, desde marzo de 1999, «están en curso las negociaciones en vista de la conclusión del llamado Acuerdo económico, que está casi listo y espero que se pueda firmar dentro de poco beneficiando ambas partes. Tratándose de diferentes cuestiones técnicas bastante detalladas, en las que están implicados diferentes dicasterios, las negociaciones llevaron más tiempo del previsto, y aveces también los trabajos se detuvieron debido a otros factores. Sin embargo, aunque ambos acuerdos, tanto el acuerdo con los israelíes como el acuerdo con los palestinos, se ocupan de la presencia de la Iglesia en la Tierra Santa, se trata de dos acuerdos independientes entre sí». El acuerdo con el Estado de Palestina, de cualquier manera, «aunque de manera indirecta», sería «positivo» que pudiera «de alguna manera ayudar a los palestinos a ver establecido y reconocido un Estado de Palestina independiente, soberano y democrático que viva en paz y seguridad con Israel y con sus vecinos, animando, al mismo tiempo, a la comunidad internacional y, en particular, a las partes directamente interesadas a emprender una acción más incisiva para contribuir a una paz duradera y a la esperada solución de los dos Estados».

 El próximo sábado Papa Francisco recibirá en una audiencia en el Vaticano, a las 10.30, al presidente palestino Mahmoud Abbas, según indicó la Sala de prensa vaticana, en el ámbito de la canonización, del próximo domingo, de las dos monjas que nacieron en la Palestina otomana del siglo XIX: Marie Alphonsine Danil Gatthas, de Jerusalén, y Mariam Baouardy (María de Jesús Crucificado) de Galilea.

 Sin embargo, Israel se dice «desilusionado» por la decisión del Vaticano de reconocer el Estado de Palestina. Lo afirmó el portavoz del Ministerio del Exterior, precisando que esta decisión «no contribuye a volver a llevar a los palestinos a la mesa de negociación» para llegar a la paz.

bandera Palestina

El Papa dijo que Abbas es un “ángel de la paz”

Los líderes conversaron acerca de la situación de los cristianos en Palestina y el trabajo para lograr el reconocimiento mundial del Estado palestino. Abbas también se encontró con el ministro español de Asuntos Exteriores.

Página 12

El papa Francisco recibió en el Vaticano al presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abbas, tras el reconocimiento oficial de la Santa Sede al Estado palestino anunciado esta semana. Los líderes conversaron acerca de la situación de los cristianos en Palestina y el trabajo para lograr el reconocimiento mundial del Estado palestino. Luego del encuentro, Abbas se encontró con el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, con quien pudo reunirse tras la cita aplazada por el líder palestino para sumarse a las manifestaciones en París por los atentados contra el periódico Charlie Hebdo.

El encuentro comenzó cerca de las diez de la mañana de ayer y se extendió durante unos veinte minutos. A su llegada a la biblioteca privada del Papa, el presidente palestino saludó a Francisco e inmediatamente bromeó “lo veo más joven”, gesto en el que se reflejó el aspecto distendido de Francisco, quien le siguió la corriente: “Yo también lo veo más joven”, respondió. Durante la audiencia, Bergoglio y Abbas conversaron respecto del Acuerdo Global entre las Partes. Se trata de un texto redactado la semana pasada por una comisión bilateral, y es de suma importancia porque regula la vida de la Iglesia en la tierra donde nació el cristianismo. Además, discutieron sobre la situación de los cristianos en la zona y del compromiso de los países árabes en la lucha contra el terrorismo islamita. El comunicado oficial del Vaticano señaló que durante la audiencia entre Abbas con el Papa y, posteriormente, con el secretario de Estado Pietro Parolin, “se habló del proceso de paz con Israel, expresando el deseo de que se pueda reanudar la negociación directa entre las partes”, de modo que “con el apoyo de la comunidad internacional, israelíes y palestinos tomen decisiones valientes en favor de la paz”. Una vez finalizado el encuentro, Abbas presentó al Papa a los once miembros de su delegación y le entregó una pequeña caja con un rosario de perlas de madera de olivo y relicarios de las dos nuevas santas palestinas, Mariam Baouardy Haddad y Marie Alphonsine, que hoy serán canonizadas en Roma. El presidente palestino agradeció a Francisco por la canonización de las dos santas nacidas en su tierra, las primeras de los tiempos modernos. Por su parte, el papa Francisco le ofreció a Abbas una pequeña caja blanca, que contenía un medallón del Angel de la Paz, explicándole que “destruye el espíritu malvado de la guerra. He pensado en usted, ya que es un poco un ángel de la paz”. El encuentro terminó con un abrazo de ambos y con el saludo del presidente palestino que dijo al Papa: “Nos vemos mañana, si Dios quiere”, en relación con la ceremonia de canonización en el Vaticano de las dos beatas palestinas.

A través de un comunicado, el presidente Abbas agradeció y se solidarizó con los cristianos en Palestina. “Queremos expresar el aprecio a nuestros hermanos cristianos palestinos por su firmeza y la contribución eficaz que han dado para construir la nación Palestina”, indicó. “Pedimos a los cristianos que permanezcan con nosotros para gozar de los derechos de plena ciudadanía, y afrontar con nosotros las dificultades de la vida hasta que logremos la libertad, la soberanía y la dignidad humana”, expresó, a la vez que se refirió a Palestina como “una tiara de santidad y virtud, como Dios quería que fuese”.

Al referirse a las dos nuevas santas, el presidente palestino evidenció que las dos religiosas “representan una generación de mujeres virtuosas y pías que están en condiciones de afrontar los desafíos y transmitir un mensaje especial, en particular en Palestina y a los países árabes”. Ellas, acotó Abbas, confirman nuestra determinación a construir una Palestina soberana, independiente y basada en los principios de paridad ciudadana”. El mandatario palestino expresó que las santas “son dos hijas de nuestro pueblo que representan una voz única y potente que nos dice que el poder del espíritu está en nosotros y nos guía hacia al Estado y su capital, Jerusalén”, acotó en su mensaje escrito.

Luego de reunirse con el Papa, Abbas se encontró en un hotel de la capital italiana con el ministro español de Asuntos Exteriores, quien consideró “histórico” el acuerdo entre la Santa Sede y Palestina. “Por primera vez, la bandera de Palestina ha ondeado en el Vaticano. Es un hecho de una extraordinaria significación”, manifestó tras su encuentro, al que también asistió su par palestino de Exteriores, Riad al Malki. “En España, el Parlamento con el voto de todos los grupos parlamentarios y por tanto del grupo que apoya al gobierno, instó a este año reconocimiento de Palestina”, recordó el ministro García-Margallo. E insistió en que eso será así “cuando ese reconocimiento sea útil para llegar a la solución que nosotros hemos propiciado siempre, que es la solución de los dos Estados. Es decir, un Israel seguro coexistiendo con una Palestina viable, y eso es lo que vamos a intentar hacer en el Consejo de Seguridad” de la ONU, agregó.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...