Protestan contra la visita del Papa a Brasil

Diversos colectivos se manifiestan contra la visita, su coste a cargo del Estado, o por un Estado laico

Asimismo, un grupo de mujeres ha participado en la manifestación para solicitar un estado "laico" y la mejora de sus derechos civiles. "Estamos a favor del estado laico. Somos libres y, por ello, hacemos esta intervención", han sostenido. (Público – Agencia Europa Press)

Previamente, un grupo de cerca de dos mil personas se reunió en frente del estadio de fútbol de las Laranjeiras para defender los derechos de los homosexuales, según constató otro periodista de Efe. El evento, coordinado por las redes sociales, comenzó en la plaza Largo do Machado, con representantes del movimiento LGBT (lesbianas, gays, bisexuales, transexuales, travestis y transexuales), que realizaron una protesta en las escalinatas de la iglesia Nuestra Señora de la Gloria. Allí organizaron "un besazo gay", entre homosexuales, y algunas mujeres se quitaron la parte superior de la ropa como forma de protesta, lo que molestó a peregrinos que estaban en el lugar, aunque no hubo enfrentamientos. El grupo avanzó hacia el Palacio de Guanabara, pero fue detenido por un bloqueo de la policía. (El País)

Entre los manifestantes, predominaban los mensajes a favor de los derechos de los gays y antes de los incidentes varios asistentes se besaron como reivindicación de las libertades homosexuales en un clima festivo. También hubo proclamas contra la corrupción, la violencia policial y la influencia de la iglesia en la política, así como contra los gastos públicos en la visita del Papa. (El Mundo)

———————————

Enfrentamientos entre policía y manifestantes a un kilómetro del Papa

Germán Aranada. El Mundo

De nuevo, y se está convirtiendo en habitual, una marcha pacífica acabó con episodios de violencia en Rio de Janeiro. Esta vez fue poco de que el Papa abandonase el Palacio de Guanabara, donde se celebraba su recepción oficial por parte de la presidenta de Brasil Dilma Rousseff y el gobernador del estado de Rio Sergio Cabral.

A un kilómetro de allí, en la plaza Largo do Machado (un cordón policial impedía acercarse más al palacio), arrancó a las 18 horas (23 en España) una manifestación pacífica que al cabo de dos horas desencadenó en enfrentamientos entre la policía y algunos grupos de manifestantes.

El lanzamiento de cócteles molotov y piedras contra algunos agentes provocó la enérgica reacción de las fuerzas del Estado, que respondieron con bombas de efecto moral y balas de goma. La Policía Militar informó que al menos seis personas fueron detenidas, entre ellos un joven con 20 cócteles molotov y dos miembros del colectivo Ninja, que reproduce en directo las manifestaciones en internet. Tras las detenciones, unas cien personas se han concentrado en la puerta de la comisaría para pedir que los presos fueran liberados.

Entre los manifestantes, predominaban los mensajes a favor de los derechos de los gays y antes de los incidentes varios asistentes se besaron como reivindicación de las libertades homosexuales en un clima festivo. También hubo proclamas contra la corrupción, la violencia policial y la influencia de la iglesia en la política, así como contra los gastos públicos en la visita del Papa.

Mientras en Rio tenía lugar la manifestación, en el monasterio de Nossa Senhora de Aparecida, que el Papa visitará el miércoles, una bomba casera fue desactivada en el cuarto de baño. La localidad se ubica en el interior de São Paulo. Según la Policía Militar, era un artefacto con "bajo potencial lesivo". Asimismo, las fuerzas policiales destacaron que ese tipo de episodios "estaban contemplados en el entrenamiento" previo a la seguridad del evento, en el que se espera la participación de unos 200.000 fieles.

protestas visita Bergoglio Brasil 2013

————————————————

Policía y manifestantes se enfrentan en Río tras la recepción al papa Francisco

Agencias. El País

Cuatro personas resultaron heridas y siete detenidas la noche del lunes durante los enfrentamientos entre un grupo de manifestantes y agentes de policías registrados delante del Palacio Guanara, la sede del gobierno regional de Río de Janeiro, poco después de la ceremonia oficial de bienvenida al papa Francisco que se celebró en el recinto.

Algunos de los manifestantes tiraron latas y botellas contra los agentes, que respondieron con gases lacrimógenos y balas de goma, según el diario brasileño Folha de Sao Paulo. Un policía sufrió quemaduras en el tórax tras recibir el impacto de un cóctel molotov y fue trasladado "con urgencia" a un hospital; un fotógrafo de la Agencia AFP y otro de Globo recibieron impactos de objetos en la cabeza; y un manifestante resultó herido por causa de un tiro con una bala de goma en la pierna, informó la propia Policía Militar.

Los agentes detuvieron a tres personas por llevar cócteles molotov, una por tirar piedras a los uniformados y una quinta por desacato. Dos miembros del colectivo de mídia ciudadana Ninja, que transmitían en vivo por internet la protesta, fueron arrestados por "incitar a la violencia". Por su parte, varios testigos han afirmado que algunos agentes se han infiltrado en la protesta para reventar la manifestación.

La protesta congregó a unas 1.500 personas, según la Policía. Cerca de 20 integrantes del grupo Bloque Negro, de tendencia anarquista, incendiaron un muñeco que representaba al gobernador del estado de Río, Sergio Cabral, que asistió a la ceremonia junto a la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, y otras autoridades. Los demás manifestantes también gritaron consignas contra Cabral e hicieron hogueras en la calle.

En el marco de las protestas por mejores servicios públicos de salud y educación que movilizaron a más de un millón de personas en Brasil el pasado mes de junio, el gobernador es ahora el blanco principal de los manifestantes. Aunque en las últimas semanas el movimiento ha perdido fuerza, manifestantes siguen acampados delante de la casa de Cabral, y el miércoles pasado se registraron actos vandálicos contra tiendas y sucursales bancarias en Río de Janeiro después de una manifestación contra Cabral.

La policía dispersó con balas de goma y gas lacrimógeno a los manifestantes tras el enfrentamiento, ocurrido en una de las calles bloqueadas por los efectivos para impedir la llegada al Palacio, que es la sede del gobierno regional, según testificó un periodista de Efe. Según la red Globo de televisión, uno de sus vehículos fue destruido por manifestantes violentos, que en otras protestas también han atacados coches de grandes medios de comunicación.

Asimismo, un grupo de mujeres ha participado en la manifestación para solicitar un estado "laico" y la mejora de sus derechos civiles. "Estamos a favor del estado laico. Somos libres y, por ello, hacemos esta intervención", han sostenido.

Previamente, un grupo de cerca de dos mil personas se reunió en frente del estadio de fútbol de las Laranjeiras para defender los derechos de los homosexuales, según constató otro periodista de Efe. El evento, coordinado por las redes sociales, comenzó en la plaza Largo do Machado, con representantes del movimiento LGBT (lesbianas, gays, bisexuales, transexuales, travestis y transexuales), que realizaron una protesta en las escalinatas de la iglesia Nuestra Señora de la Gloria. Allí organizaron "un besazo gay", entre homosexuales, y algunas mujeres se quitaron la parte superior de la ropa como forma de protesta, lo que molestó a peregrinos que estaban en el lugar, aunque no hubo enfrentamientos. El grupo avanzó hacia el Palacio de Guanabara, pero fue detenido por un bloqueo de la policía.

protestas visita Bergoglio Brasil 2013

———————————————

La Policía de Sao Paulo detona una bomba casera en un santuario que visitará el Papa

La llegada del Pontífice a Brasil coincide con una nueva oleada de protestas. La de Río de Janeiro termina en duros enfrentamientos entre manifestantes y policías.

Agencias. Público

La visita del Papa Francisco a Brasil está provocando fuertes quebraderos de cabeza a las autoridades del país. Además de hacer frentes a las fuertes protestas en Río de Janeiro, donde el Pontífice llegó anoches, la Policía Militar de Sao Paulo ha detonado este lunes una bomba de fabricación casera localizada en los servicios del santuario nacional de Nuestra Señora la Aparecida, ubicado en la ciudad de Aparecida, que será visitado por el papa Francisco durante estos días. El explosivo fue localizado el domingo por un equipo de la Fuerza Aérea Brasileña (FAB) durante una inspección previa a la visita del pontífice, que tendrá lugar el miércoles, según informó el diario brasileño Folha de Sao Paulo.

Por si eso fuera poco, las fuerzas de seguridad de Río de Janeiro se enfrentaron en la noche del lunes con un grupo de manifestantes frente al palacio Guanabara, sede del Gobierno local, poco después de la salida del recinto del Papa Francisco, que ha dado en él su primer discurso tras su llegada al país sudamericano.

En base a las primeras informaciones, recogidas por el diario brasileño 'Folha de Sao Paulo', algunos de los manifestantes lanzaron latas y botellas contra los agentes, que respondieron con el uso de gases lacrimógenos.

La Policía anunció además la detención de un manifestante bajo la acusación de haber lanzado un cóctel molotov. Por su parte, varios testigos afirmaron que algunos agentes se infiltraron en la protesta para reventar la manifestación.

En el marco de la misma, alrededor de 20 integrantes del grupo Bloque Negro, de tendencia anarquista, incendiaron un muñeco que representaba al gobernador del estado, Sergio Cabral.

Asimismo, un grupo de mujeres participaron en la manifestación para solicitar un estado "laico" y la mejora de sus derechos civiles. "Estamos a favor del estado laico. Somos libres y, por ello, hacemos esta intervencón", sostuvieron.

protestas visita Bergoglio Brasil 2013

Archivos de imagen relacionados

  • protestas visita Bergoglio Brasil 2013
  • protestas visita Bergoglio Brasil 2013
  • protestas visita Bergoglio Brasil 2013
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...