Protegen mural que sacerdote quería destruir por mirada homosexual de ángeles

La Cámara de Diputados de República Dominicana declaró patrimonio cultural del país un mural que un párroco de una ciudad dominicana quiere destruir por considerar que los ángeles que muestra el fresco tienen una mirada "homosexual", informó hoy la prensa local.

La obra "Alegoría a la Virgen del Carmen", concluida hace 12 años, adorna el interior de la iglesia Nuestra Señora del Carmen de la comunidad de Jarabacoa, una zona agrícola y turística ubicada en el centro de República Dominicana.

La polémica en torno a la pintura se conoció a principios de este mes, cuando se supo que el sacerdote Johnny Duran promovió la aprobación en el ayuntamiento de Jarabacoa de una resolución que revocó el 27 de mayo la designación del mural como patrimonio municipal.

Según el vespertino El Nacional, la comisión permanente de Cultura de la Cámara aprobó ayer una resolución en la que recordó que, tras recibir una carta del sacerdote, el ayuntamiento de Jarabacoa retiró a la obra pictórica la condición de Patrimonio Municipal que le había otorgado en 1998.

El rotativo explicó que para rechazar el mural el sacerdote se basaba en que alteraba la armonía en el templo, en que los ángeles recreados tienen miradas diabólicas y homosexuales y en que no se sabe si son hombres o mujeres.

La poeta Altagracia Hernández se ha puesto al frente de un movimiento para recoger firmas en la comunidad para impedir la eliminación de la obra pictórica.

Similar postura asumió el ex alcalde de Jarabacoa, Ramón Ureña Torres, quien alentó durante su ejercicio la creación de la obra, autoría del artista dominicano Roberto Flores.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...