Proponen que la Religión en Extremadura se convierta en una actividad extraescolar de tarde

El sindicato PIDE plantea esta solución tras la queja de los docentes por la pérdida de horario en su asignatura. La Junta se reunirá esta semana con estos profesores afectados por el nuevo currículo de ESO y Bachillerato

Nosotros no queremos que nadie se vaya a la calle, lo decimos bien claro, pero lo que no puede ser es que tareas que le corresponden a funcionarios de carrera o interinos las asuma personal laboral que está metido a dedo por el Obispado –con sueldo subvencionado por la Junta– par dar sólo y exclusivamente Religión. Porque esas labores de biblioteca o similares sirven para completar horario y poder traer a un profesor de Lengua o Biología, por ejemplo. Si no quieren sacar esta materia de los colegios, que es lo que se debería hacer recurriendo los acuerdos con la Santa Sede, que pase a ser una actividad complementaria de tarde sin que sea evaluable». Es la propuesta que lanza PIDE ante la queja de los profesores extremeños de Religión porque pierden carga lectiva este curso. Desde este sindicato proponen una solución que consideran intermedia: que esas horas que les faltan se suplan con clases extraescolares. Sería una manera de completar su jornada, pero también un primer paso «para que esta asignatura salga del programa oficial».

La Religión está en la diana. El foco se ha puesto sobre ella después de que el nuevo currículo que entra en vigor mañana le haya quitado horas a esta materia en favor de otras como la Filosofía o Educación para la Ciudadanía. La medida responde a un «esfuerzo» de la Consejería de Educación para «paliar las consecuencias de la Lomce», la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa impuesta desde el Gobierno central y contra la que se han rebelado varias comunidades autónomas, entre ellas Extremadura.

El cambio en la Religión ha generado gran polémica y el conflicto está por resolver. El presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, fue claro el pasado mes de julio en la Asamblea regional: «Entre que sepan el Padre Nuestro o Filosofía, elijo la Filosofía». No obstante, a pesar de esta declaración de principios, Vara quiso tender puentes con este colectivo docente y desde Educación se lanzó la propuesta de que estos profesores compensaran la pérdida de horario –y sueldo– con labores de biblioteca o haciendo funciones de coodinador de convivencia.

El planteamiento pilló por sorpresa a los sindicatos y provocó las críticas de, principalmente, PIDE, que ya ha anunciado que si esta idea sigue adelante presentarán un recurso; y CCOO, que exigió «coraje a la Administración regional», puesto que «el programa electoral del Partido Socialista se comprometía a promover una escuela pública laica donde no quepa la integración de enseñanzas confesionales, ni en el currículo ni en el horario escolar».

Por su parte, los profesores extremeños de Religión han enviado varios mensajes: que se sienten «vejados» por el presidente de la Junta y «víctimas de un ERE ideológico».

INFORMES JURIDICOS Esta previsto que esta semana la consejería los convoque a una reunión para poder acordar una salida que contente a ambas partes. Pero lo cierto es que mañana empieza el curso en Extremadura y el problema sigue latente.

La consejera de Educación, Esther Gutiérrez, aseguró la pasada semana que se han puesto en contacto con otras comunidades autónomas «para ver la casuística de estos profesores» y que han pedido varios informes jurídicos.

El portavoz de los docentes de Religión en Extremadura, Angel Marín, subraya que aunque ya han sido informados de la convocatoria de reunión «no están claras cuáles son las medidas que se van a plantear». «Lo que queremos confirmar –resalta– es que no tenemos intención de quitarle el trabajo a nadie. Pero confiamos en que desde la Junta sean fieles a lo que quedó más o menos cerrado a final del pasado curso, y es que se iba a buscar la manera de compensar la pérdida de carga lectiva. Entendemos que no es fácil y que nuestra asignatura no es ni más ni menos que las demás, no obstante, hay que buscar una solución que no haga daño a nadie».

HASTA 700 EUROS MENOS «Muchos compañeros ya están diciendo que van a pasar de 20 a 13 horas. La pérdida se traduce hasta en 700 euros menos de salario», añade este profesor de Religión que da clases en el IES Zurbarán de Badajoz.

Desde PIDE insisten en que verían como una solución aceptable que estos docentes completen su jornada laboral con clases por la tarde al mismo tiempo que advierten que si éstos ocupan tareas que no les corresponden acudirán «a los tribunales contra la Junta». Y van más allá: «El horario lectivo debe ser para asignaturas científicas y no de fe».

Desde otros sindicatos como ANPE o CSIF no han querido valorar esta propuesta porque consideran que es precipitado. Todos están a la espera de la reunión con la Consejería de Educación para saber qué solución se da a este problema.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...