Prohibidas las procesiones de Semana Santa en colegios públicos andaluces

La Junta recuerda que no están permitidas las actividades con connotaciones religiosas fuera del horario de Religión

Colocarse el capirote o la mantilla (a veces confeccionados de forma casi profesional y otras veces recreados con cartón y bolsas de plástico) y desfilar en procesión por el patio del colegio e incluso por las calles más cercanas del entorno se había convertido en una actividad más en las vísperas de las Semana Santa en muchos centros escolares andaluces. Como ocurre con la programación vinculada a la Navidad, la dirección de los centros justifica estas representaciones como un reflejo de costumbres populares andaluzas más que como una celebración religiosa. Pero no todo el mundo lo ve así y la plataforma Sevilla Laica ha iniciado una campaña entre las familias para que muestren su rechazo a estas manifestaciones y fuercen su suspensión.

De hecho, la Consejería de Educación, en conversación con EL MUNDO, recuerda que no está autorizado ningún tipo de evento, dentro del horario lectivo y fuera de las clases de Religión, que tenga una connotación religiosa. No existe al respecto una instrucción específica, aunque la normativa general, que no es nueva ni siquiera reciente, es muy clara en ese sentido. Una procesión, aunque sea de plástico y cartón, puede considerarse una representación religiosa.

Incluso las actividades realizadas en la clase de Religión deben estar incluidas en el proyecto del centro y, por tanto, haber sido aprobadas por el Consejo Escolar. Es decir, no caben iniciativas improvisadas en este asunto.

La norma no prohíbe talleres o actividades que tengan algún componente artístico o cultural. Así, por ejemplo, cualquier centro podría organizar una exposición de fotografías o artesanía relacionadas con la imaginería tradicional vinculada a la Semana Santa, pero nunca una procesión, por mucho que en muchos centros se revista de representación de una manifestación popular y no religiosa.

Pese a todo, siguen siendo muchos los colegios de Infantil y Primaria que organizan representaciones que sobrepasan aparentemente esas limitaciones.

La organización Sevilla Laica ha puesto el foco en esos centros, invitando a las familias contrarias a este tipo de manifestaciones religiosas a ponerlas en conocimiento de la Inspección educativa, pues es la única manera de forzar su suspensión. Así ha ocurrido en un colegio público de Mairena del Aljarafe, donde finalmente la actividad se ha suspendido tras las quejas de algunas familias. Además, también han iniciado gestiones para impedir una procesión anunciada en un colegio del distrito Sevilla Este.

«Es importante recordar que no vale la excusa de que la actividad es optativa», indica al respecto la plataforma a favor del laicismo en la escuela, pues «sería mucho peor enfrentar a niños y niñas a la decisión de disfrutar o no de una actividad de sus compañeros por razones de conciencia», afirma en la información colgada en su web.

«Tampoco es aceptable que se les proponga a los niños (cuyas familias se oponen) una actividad alternativa, que haría más flagrante el dejarlos aparte de la que se ofrece al resto de su clase. La procesión es actividad totalmente confesional, es catequesis, según han insistido en la prensa los obispos de Málaga y Sevilla en estos días. Por lo tanto, si se lleva a cabo tiene que circunscribirse, exclusivamente, al Aula de Religión, como dice la Inspección Educativa».

La plataforma insiste en que, en la práctica, «basta con que alguna familia se oponga a la participación de su hijo en la misma para que la actividad no se pueda celebrar».

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...