Prohíben a las mujeres ir a comprar sin la compañía de un hombre en el noroeste de Pakistán

Clérigos y líderes tribales dicen que distraen durante el Ramadán En la provincia de Khyber Pakhtunkhwa son de etnia pastún

Clérigos islámicos y líderes tribales de la provincia de Khyber Pakhtunkhwa, en el noroeste de Pakistán, han prohibido a las mujeres ir a comprar a los mercados, si no van acompañadas de un hombre de su familia. Justificaron la medida diciendo que las mujeres "distraen a los hombres durante el mes sagrado de Ramadán" -que empezó el pasado 10 de julio y durará hasta principio de agosto-, pero no aclararon si la levantarán cuando finalice el mes de ayuno.

Los responsables religiosos y tribales tomaron la decisión durante una reunión en una mezquita en Karak, uno de los distritos de la provincia, y la dieron a conocer a través de los altavoces del propio lugar religioso.

"Propagan vulgaridad y dificultan el ayuno a los hombres en Ramadán", se quejó Maulana Mirza Qeem, uno de los líderes tribales, en referencia a las mujeres y en declaraciones a la agencia de noticias AFP. Durante el mes de Ramadán, los musulmanes no pueden beber, ni comer, ni fumar, ni mantener relaciones sexuales mientras hay luz solar.

"Aquéllas que vayan al mercado sin un hombre de su familia, serán entregadas a la policía", añadió Mirza Qeem. En ese sentido, los mulás han solicitado la colaboración de las fuerzas de seguridad, y también la de los comerciantes para que no atiendan a las mujeres que vayan a comprar sin un familiar varón. Sin embargo, la medida no ha gustado nada a los vendedores, que temen que eso les reste clientela y que la provincia se gane una mala reputación.

En la provincia de Khyber Pakhtunkhwa, donde la mayoría de la población es de etnia pastún -la misma que la de los talibán-, las mujeres van tapadas de pies a cabeza, con un pañuelo o incluso un burqa, a diferencia de otras zonas de Pakistán donde las mujeres ni tan sólo se cubren el cabello. La provincia hace frontera con la zona tribal que se encuentra entre Pakistán y Afganistán, y es una de las más conservadoras del país.

La medida tomada por los clérigos de Khyber Pakhtunkhwa recuerda a los preceptos de los talibán que, cuando controlaron buena parte del conjunto de Afganistán a final de los años noventa, también prohibieron a las mujeres que salieran de casa si no iban acompañadas de un hombre de su familia. Sin embargo, en la práctica hacían la vista gorda.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...