Profesores, padres y alumnos se levantan contra la política educativa de Camps

En demanda de una enseñanza pública de calidad y contra EpC en inglés

Es muy probable que el conseller valenciano de Educación, Alejandro Font de Mora, del PP, no dimita como ayer por la tarde se lo pidieron a voz en grito -simultáneamente en Valencia, Alicante y Castellón – todos los sindicatos mayoritarios de la enseñanza pública, las federaciones de madres y padres de alumnos, apoyados por directores y profesores de más de 300 centros públicos de educación.

Pero lo que sí que tendrá claro el conservador Font de Mora, a partir de ahora, es que su empecinamiento para que la asignatura Educación para la Ciudadanía se imparta en inglés está abocada al fracaso. Así de rotunda, al menos, era la valoración más repetida que recogió El Plural de boca de representantes y portavoces de la organización de esta jornada de protesta que en Valencia fue convocada a las mismas puertas de la sede del gobierno que preside Francisco Camps.

“¡Dimisión!”
En las tres capitales de provincia de la Comunidad Valenciana, la plataforma por la Defensa de la Enseñanza Pública, con los sindicatos CC.OO. UGT y STEPV, convocó sendas concentraciones a partir de las 19 horas, delante de las respectivas sedes del gobierno. El lema unitario fue claro y explícito: "¡Con esta Educación, Font de Mora dimisión!”.

Por primera vez
Las tres concentraciones –que por primera vez en la historia de la democracia española movilizaron a los equipos de los directores – sirvieron también para poner de manifiesto ante la ciudadanía una larga y voluminosa lista de carencias de infraestructuras educativas. “Como por ejemplo, los más de 26.000 alumnos valencianos que asisten cada día a clase en barracones” recalcó a El Plural un portavoz de madres y padres de alumnos (MAPA).

Otras protestas
Se denunció igualmente la ausencia de una red de escuelas infantiles, de o a 3 años; la inestabilidad de las plantillas de profesores. Y Con especial énfasis, se criticó la falta de coordinación en los programas de matriculación que dejan a muchos barrios sin suficientes plazas públicas “en beneficio de centros privados concertados, con dinero público”, matizó la portavoz de la Plataforma de Defensa de la Educación Pública, Gemma Pique, cuando leyó públicamente el manifiesto unitario de Valencia. Los participantes consiguieron hacer una cadena humana, coloreada con vistosas pancartas reivindicativas, que dio la vuelta entera a la manzana del Palau de la Generalitat, ayer tarde cerrado a cal y canto como si fuera un día de fiesta.

“Estrafalario”
Los distintos portavoces autorizados de esta protesta coincidieron en señalar a El Plural que la iniciativa de impartir Educación para la Ciudadanía en inglés, tal y como se empeña el PP valenciano, tiene un motivo estrictamente político contra el gobierno socialista de Rodríguez Zapatero. El secretario general de Enseñanza de UGT del País Valenciano, Guillermo Martí, además señalo a preguntas de este diario que “lo más racional ahora sería anular la polémica orden” y recordó que la “estrafalaria” orden administrativa lleva acumuladas cuatro modificaciones en cuatro meses, más dos sentencias de suspensión cautelar, emitidas por el Tribunal Superior de Justicia de Comunidad Valenciana.

Iniciativa inviable
Para Pep Martí, presidente de la Asociación de Directores de Institutos de Enseñanza Secundaria, impartir la asignatura cívica en inglés " ha sido una iniciativa absolutamente errónea" porque – según aseguró a este diario– “ni hay suficientes profesores en los institutos, ni los alumnos están preparados, ya que no han tenido suficiente formación en lengua inglesa en cursos anteriores para entender esta materia”.

El PP no escucha
A pesar de la creciente tensión en la comunidad de la enseñanza pública valenciana, desde el gobierno regional del PP, no ha salido nadie a la palestra con intención de escuchar las sugerencias de los profesores y madres y padres de alumnos para evitar una situación cáotica, como la define el responsable a este diario el responsable de Política Educativa de CC OO, Luis García. De todas formas, si con las manifestaciones multitudinarias de ayer, el PP de Camps no rectifica la Plataforma ha anunciado ya movilizaciones similares para los días 20 y 26 de este mes.

Colegios pendientes
Desde la oposición socialista en el ayuntamiento de Valencia, en solidaridad con estas protestas cívicas, el concejal Juan Soto matiza a El Plural que la alcaldesa del PP, Rita Barberá, “se niega a exigir al gobierno de Francisco Camps 75 millones de euros” pendientes de invertir desde hace años para construir 19 colegios públicos y 9 institutos”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...