Primer juicio en Francia por llevar el velo islámico integral

Es el primer país europeo que ha prohibido por ley el uso del burka La nueva legislación impide a las personas que escondan su rostro en público

Por primera vez desde que la prohibición del velo islámico integral en público entró en vigor hace dos meses en Francia, este jueves se ha celebrado el primer juicio contra dos mujeres por negarse a cumplir con la nueva disposición.

Las dos mujeres, que llevan niqab (el velo que cubre por completo el rostro a excepción de la franja de los ojos) habían sido instadas a comparecer ante el tribunal de la localidad de Meaux, por haberse presentado en el ayuntamiento de esta localidad a unos 40 kilómetros al este de París con su rostro tapado.

Ambas viven en los alrededores de París, pero sólo una de ellas se prensentó en los juzgados. A Hind Ahmas, de 31 años, se le prohibió entrar en la sala donde se celebraba el juicio por negarse a quitarse el velo durante la vista. «Acepto someterme a un control de identidad [mostrando brevemente su rostro]», dijo: «Pero ellos [las autoridades] se han negado a cualquier compromiso».

La nueva ley

La nueva ley prohíbe a las personas que escondan su rostro en público y aunque está formulada en términos generales, se la conoce popularmente como la ley de la prohibición del burka, porque sobre todo está centrada en las mujeres que llevan el burka (que cubre todo el cuerpo y tan sólo tiene una rejilla en la parte de los ojos) o el niqab. Las mujeres que lo llevan se arriesgan a que se les imponga una multa de 150 euros y también a que se les conmine a tomar clases de ciudadanía.

Además, según la nueva legislación, toda persona que obligue a una mujer a llevar velo puede ser condenada con hasta un año de prisión y una multa de 30.000 euros.

Un pastel que suena a multa

La policía amonestó a estas dos mujeres después de que se presentaran en el ayuntamiento de Meaux con un pastel de cumpleaños para el alcalde Jean-Francois Cope, miembro del UMP, partido conservador del presidente Nicolas Sarkozy.

El pastel estaba hecho de almendras, vocablo que en francés suena a multa (‘amendes’) y tenía la intención de ironizar sobre la tímida aplicación por parte de las autoridades de la nueva ley.

Aunque varias mujeres han sido amonestadas por la policía, tan sólo se ha puesto multa a una hasta la fecha, según Rachid Nekkaz, fundadora de No Toques Mi Constitución, un grupo que se ha movilizado contra la prohibición. Hind comentó que espera tan sólo ser multada y así poder cuestionar la ley, que ella considera un ataque a su libertad de religión, ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Francia es el primer país europeo que ha prohibido por ley el uso del burka y el niqab en público. Se estima que en todo el país lo utilizan unas 2.000 mujeres.

La primera mujer detenida en Francia por llevar burka, rodeada de periodistas. | Reuters

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...