Pretenden Obispos «evangelizar» escuelas públicas

Por lo menos 49 obispos de todo el país incluido el de esta capital tamaulipeca, exigen se modifique el artículo tercero de la Constitución Federal de los Estados Unidos Mexicanos y se permita a la iglesia católica su intromisión en las esc

En una carta enviada al presidente de la República, Felipe Calderón Hinojosa, firmada por 49 obispos del país, demandan que la educación en México deje de ser laica y permitan se difunda el evangelio entre los estudiantes, los cuales, dicen, es una población olvidada.

Entrevistado hace unos minutos, el representante católico de la región centro del Estado, Antonio González Sánchez dice estar a favor de que a ministros de culto y sacerdotes se les permita ingresar a las escuelas públicas y cumplir con su misión de proclamadores del evangelio y de los valores.

“La ventaja de incursionar en escuelas públicas sería dar un mejor cumplimiento de nuestro compromiso que tenemos dentro de la sociedad, cuando hablamos de proclamadores del evangelio tenemos que convertirnos por fuerza en proclamadores de los valores humanos, el evangelio proclama la justicia, la verdad, el amor, entonces tenemos que ser proclamadores de todos esos valores”.

México, dijo, González Sánchez, es un país contradictorio, algunas leyes se cumplen y otras no, puso de ejemplo lo establecido en este mismo artículo constitucional el cual dice que la educación pública debe ser también gratuita y en la realidad es totalmente falso.

“Nuestro país es tristemente contradictorio, se cumplen unas leyes, otras se descumplen y así vamos viviendo”, dijo y añadió que el gobierno, la iglesia y los medios de comunicación tienen la obligación de trabajar más por inculcar los valores dentro de nuestra sociedad.

“Como posibilidad no se descarta, (intromisión de el catolicismo a las escuelas públicas) esto sería a largo plazo, es muy difícil entender el concepto de un país laico, no lo hemos entendido ni unos ni otros exactamente que es un país laico, el gobierno o la Constitución dicen que la educación debe ser laica, entonces se supone que sacerdotes o ministros de culto no debemos entrar a escuelas públicas, así se interpreta”.

Sin embargo, insistió, ese reglamento tiene limitada a la iglesia y no le permite cumplir con su obligación de proclamar el evangelio en los planteles educativos de educación abierta

“Tenemos la creencia de que la educación es solamente ir a recibir conocimientos, que a veces muchas escuelas, o la mayoría de las escuelas se conforman con eso, con darles a los alumnos conocimientos, pero no se les está educando, pero también hace falta impartir valores”, expuso.

Señaló además que la familia ha olvidado que es la primera educadora.”La familia tienen que ser los padres, tienen que ser los primeros educadores de los hijos, y los centros de educación o de escolaridad tienen que convertirse nada más en un lugar donde se va a adquirir conocimiento sino ha implantar las valores”, indicó.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...