Presidente de Uruguay, Taberé Vázquez, participó de ceremonia por año nuevo judío

Con la presencia del Presidente de la República y gran parte del Gabinete ministerial, se llevó a cabo este lunes un brindis con motivo del Año Nuevo Judío y del centenario de la presencia organizada de la colectividad judía en nuestro país.

 El presidente Tabaré Vázquez participó este lunes de una celebración realizada por el Comité Central Israelita del Uruguay con motivo de Rosh Hashaná 5776 -el año nuevo judío- así como del lanzamiento de las conmemoraciones por el centenario de la presencia de la vida judía organizada en el país.

En la ocasión, el presidente Vázquez recibió un reconocimiento de manos del secretario general del Congreso Judío Latinoamericano, Jack Terpins, por su trayectoria por la democracia y los derechos humanos. Por ello, un árbol será plantado en su nombre en los bosques de Keren Kayemet en Israel.

También, con motivo de los cien años de presencia judía organizada en Uruguay, el Correo procedió a la emisión de dos sellos postales, para cuyo diseño se realizó un  concurso ganado por dos estudiantes de la Universidad ORT.

En su intervención, el presidente del Comité Central Israelita, Sergio Gorzy, recordó algunos hitos de la vida de la colectividad judía en el país.

«Los judíos del Uruguay hace 100 años decíamos gracias al país que nos abría las puertas con todos los derechos de cualquier residente y luego ciudadano de este hermoso Uruguay», dijo Gorzy en su intervención, y continuó manifestando que «los judíos de hace 75 años seguíamos dando las gracias a este país de la escuela laica, gratuita y obligatoria y a sus universidades públicas en las cuáles se formaron nuestros abuelos y nuestros padres. Hace 67 años los judíos dábamos las gracias al gobierno de Luis Batlle Berres y al inolvidable Rodríguez Fabregat que en la Naciones Unidas defendió como pocos el nacimiento del único Estado judío del mundo en la tierra de nuestros ancestros después de 2.000 años de sufrimientos y persecuciones».

Gorzy también dijo que no solo es cuestión de agradecer: «Si alguna vez dijimos gracias por darnos derechos plenos, por permitirnos desarrollar nuestra identidad, integrándonos sin obligarnos a asimilarnos, hoy nos cuestionamos si sólo nos corresponde seguir agradeciendo, siendo que hace ya un rato largo que junto a los derechos tenemos obligaciones. Y esas obligaciones nos llevan a decirles a quienes no pertenecen a nuestra colectividad que estamos aquí, para luchar codo con codo, para compartir aciertos y errores, desde todos los sectores de la sociedad, para recuperar lo que hemos perdido para mantener las cosas lindas que tenemos del ser uruguayo, y para juntos forjar el Uruguay cada vez mejor y más grande que está en nuestros sueños».

Además de varios ministros, se encontraban presentes intendentes, legisladores, representantes religiosos.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...