PP e IU piden dimisiones por los incidentes en la marcha laica

Izquierda Unida y el PP coincidieron ayer en solicitar dimisiones por los incidentes en la marcha laica celebrada el miércoles en Madrid -en la que se produjeron ocho detenciones y 11 personas tuvieron que ser asistidas por heridas leves-, aunque por motivos diversos. La coordinadora de Juventud de IU, Esther López, exigió la destitución de la delegada del Gobierno en Madrid, Dolores Carrión, por el "deplorable y nefasto despliegue policial". Mientras, el vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, exigió al ministro del Interior, Antonio Camacho, que asumiera su responsabilidad por la elección del recorrido de la manifestación, que propició momentos de tensión con los asistentes a la Jornada Mundial de la Juventud.

La Delegación del Gobierno rechazó inicialmente que la marcha pasara por la Puerta del Sol, donde se produjeron los altercados, por la previsible presencia de peregrinos. Pero el pasado viernes, ante la presión de los convocantes, se autorizó el itinerario definitivo con salida y llegada en la plaza de Tirso de Molina atravesando el kilómetro cero. Ayer, sin embargo, llovieron las críticas a Carrión, su máxima responsable, desde la formación que más apoyó a los manifestantes, IU.

Derecho de manifestación

La responsable de Juventud de la coalición pidió a Interior "explicaciones de inmediato", así como la destitución de la delegada por "su demostrada incapacidad de previsión e intolerable provocación a los organizadores antes, durante y después del desarrollo de la protesta, celebrada con gran éxito". "El Gobierno, a través de su responsable política en Madrid, no ha garantizado de forma efectiva el derecho de manifestación de unos organizadores que en todo momento cumplieron y sortearon todas las trabas impuestas", aseguró López en un comunicado.

Las críticas del PP se centraron, sobre todo en la elección del itinerario. González Pons reclamó al ministro del Interior, Antonio Camacho, que "asuma algún tipo de responsabilidad política" por los incidentes que se produjeron al encontrarse los manifestantes con grupos de peregrinos en Sol. Esos incidentes "no solo han dado una imagen muy mala de España en el exterior, sino que a muchos españoles nos han dolido profundamente". El portavoz del PP, sin embargo, defendió el derecho de los asistentes a la marcha laica a expresar su opinión y defendió que se autorizara la manifestación.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...