Por una cultura plural y sin exclusiones en Úbeda

Desde Úbeda Laica nos pronunciamos de forma crítica sobre el conjunto de declaraciones y actividades que prodiga nuestra Corporación a través de la responsable del Área de Cultura Josefa Olmedilla y algunos aspectos de la justificación que se realiza desde su Área sobre el programa SILENCE TEMPUS.

Tras agradecer la amplia programación de actos culturales para este mes de Marzo hemos de denunciar la actitud sectaria que Doña Josefa Olmedilla adelantó el pasado martes 4 al presentar como Concejala de Cultura el libro *Soy católico, ¿algún problema?* animando a que nadie se achante por ser católico.

Hay que recordar que cuando un concejal o concejala actúa en representación del ayuntamiento y presentando un acto patrocinado por el mismo, representa a toda la ciudadanía de Úbeda, católicos que se sienten achantados, católicos que no, agnósticos que se sienten achantados, agnósticos que no, ateos, evangélicos… se sientan amenazados o no por sus creencias. Está claro que ella, en la programación y presentación, exhibe con orgullo su condición de católica, al promover, desde una administración que debería ser aconfesional, tales manifestaciones y actividades. Además de la declaración de intenciones en este acto, se vuelve a la complicidad de tiempos preconstitucionales entre Ayuntamiento e instancias clericales. No sabemos si hay algún afán proselitista para que los templos se llenen como en aquellos tiempos. Para ello se programan actos religiosos no exentos de valores artísticos que incluso contraprograman a otros más inequívocamente de carácter cultural. Concretamente el domingo 15, al mismo tiempo que actuaba el Quinteto Reicha (dentro del II Ciclo de Música en Ciudades del Patrimonio) en la iglesia de Santa María, en San Isidoro lo hacía la Banda Joven de la A. M. Ubetense.

Entendemos que la corporación municipal haría bien en extender el ejemplo de las Ciudades Patrimonio de La Humanidad de España realizando una oferta cultural a la ciudadanía en general. Como bien conoce de primera mano el consistorio, el grupo de Ciudades al que ha accedido recientemente nuestra ciudad junto con su hermana Baeza, viene propiciando el uso de templos, en general restaurados por el erario público, para satisfacción del conjunto de la ciudadanía. Pero el propio ayuntamiento en la justificación por parte de la propia área de cultura y festejos de SILENCE TEMPUS parece que sólo pretende satisfacer a una parte de la misma. Así, se dice «hilvanar un discurso que permita transformar la cuaresma en un proceso real de transformación espiritual y de enriquecimiento»(…)»se trata de aumentar de meditación y de invitación al recogimiento en el interior de las iglesias». Es decir, el área de cultura del ayuntamiento se nos presenta como un financiador e impulsor de la espiritualidad y la meditación de todos los ubetenses en las iglesias ( de confesión católica), obviando que entre sus funciones no está la promoción de la transformación espiritual de los pueblos y, obviando, una vez más el deber de aconfesionalidad de la entidad municipal.

Además y, por si no quedaba claro nos permitimos transcribir el último párrafo de la justificación.» Se trata este, en definitiva de un proyecto ambicioso, único en el ámbito de Andalucía Oriental y más concretamente de la provincia y diócesis de Jaén, que, desde la iniciativa municipal y con la complicidad del Obispado de Jaén y las cofradías de Semana Santa quiere ofrecer un proyecto cultural en el que la cultura aspira a ser algo más que mero espectáculo, un proyecto de hondas vibraciones espirituales en el que la cultura aspira, simplemente, a ser que ha sido siempre que levantando los ímpetus mejores de la persona humana: una palanca de movilización interior»

Y, es que el equipo de gobierno de este ayuntamiento es así, muy preocupado de nuestra espiritualidad, muy consciente de que Úbeda está en el centro de la diócesis de Jaén ( además de en el centro de la provincia) y con iniciativas ( pagadas con el dinero de todos los contribuyentes) que pretenden levantar los ímpetus mejores de la persona humana…. y es que la situación de los trabajadores de Emdesau, la situación de las asociaciones de vecinos, de los trabajadores ambulantes, de los empobrecidos, de los enfermos de hepatitis C, del centro multiservicios de Entre-Olivos, de las escuelas públicas que pierden líneas de infantil…. NO HA LUGAR.

Silence Tempus ayuntamiento de Ubeda

Presentación municipal del cartel y las actividades

Silence Tempus ayuntamiento de Ubeda presentacion

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...