¿Por qué ponemos una estrella sobre el belén?

En el evangelio de San Mateo se lee: "¿Dónde está el niño que ha nacido para ser el rey de los judíos? Vimos su estrella en el Este y hemos venido aquí a rendirle homenaje". Tras preguntar esto al rey Herodes, los Magos de Oriente vuelven a ver la estrella que, según se deduce de su pregunta, habían perdido.

La estrella aparece en el evangelio como otros cumplimientos de las profecías del Antiguo Testamento: "… vendrá una estrella nacida de Jacob […] que deshará las esquinas de Moab y destruirá a los descendientes de Sheth". En la tradición cristiana, una estrella que se mueve guía a unos 'Reyes' hacia el portal de Belén. Éste aparece sólo en el evangelio San Lucas, pero en él no hay estrella ni magos.

Antonio Ruiz Elvira, catedrático de Física Aplicada, recuerda que "no hay registro histórico de esa estrella". Alrededor del año cero no pasó ningún cometa por el sistema solar. Giotto pintó una de las primeras estrellas de Belén tras haber visto el cometa Halley… en 1301. Pero no se vio en las fechas del nacimiento. Los registros de Babilonia no describen ningún evento astronómico de importancia, ni siquiera una conjunción de planetas. La estrella de Belén se introdujo para poder decir que se había cumplido una de las profecías sobre un Mesías para el pueblo de Israel. Hoy eso no interesa, y el Mesías no es un guerrero libertador de una pequeña región del planeta, sino un sabio que señala que lo que hay que liberar es la mente humana de ideas absurdas.

portal de belén

Archivos de imagen relacionados

  • portal de belén
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...