¿Por qué no se desarrolla el mundo musulmán como debiera?

Hoy quiero que reflexionen sobre una visión del mundo particularmente enraizada y también particularmente equivocada, esta es la de relacionar a la cultura musulmana con la intolerancia social y religiosa y, también, con el terrorismo islámico (más referido a lo religioso) o el terrorismo islamista (a lo político), aunque ambos se mezclan.
Sobre este asunto les he hablado en numerosas ocasiones, mostrando que la violencia del terrorismo islamista (o islámico) no es algo que predomine o siquiera que tenga una base sólida en estas sociedades, sino que es algo que se ha creado, fomentado y explotado desde el exterior. Más concretamente, los dueños de las finanzas y de la industria occidental han promocionado esta barbarie para someter a naciones enteras a su mandato. Crean dictaduras terribles que doblegan a sus poblaciones y que colaboran con ellos repartiéndose las ganancias. El resultado es una pobreza generalizada y la destrucción de la cultura, la ciencia y la tolerancia. Por tanto, el origen del mal no está en la religión en sí, aunque esta sea utilizada aquí con fines perversos, tampoco en la cultura de estos países, sino en la imposición mediante la violencia y el terror de verdaderas tiranías con el fin de conseguir el objetivo final de la explotación económica.
A continuación vamos a ir viendo como esto ha ido sucediendo en muy diversos países con cultura musulmana, sean estos árabes o no, como es el caso de Indonesia, Afganistán o de la propia Nigeria (esta con algo más de la mitad de su población).
Nuestra visión actual del mundo musulmán concuerda poco con lo que era hace no tantos años, pues este tipo de cosas y situaciones no han ido a mejor, sino que, por el contrario, se han agravado especialmente los últimos años; como consecuencia primero de la caída de la Unión Soviética, al desaparecer esta potencia que evitaba en buena medida este tipo de actuaciones, y también a consecuencia de la obsesión megalómana y codiciosa de las poderosas familias occidentales por tener no solo sus propios países bajo su dominio, sino todo el mundo. Un mundo entero sin rivales. Rivales, que por propio desarrollo natural iban apareciendo, como eran y son ahora Rusia y China. La imposición de dictaduras e intolerancia en el mundo musulmán tiene mucho que ver con una forma de control sobre estas potencias emergentes.
Hace cien años habría sido inimaginable que un par de musulmanes entrasen en un café o en un vehículo de transporte público y después se volasen ellos mismos, matando docenas. ¡O masacrar a la plantilla de una revista satírica en París! 1
Es curioso que esta imagen tan terrible hubiese sido difícil de creer por las personas de cultura o religión musulmana hace más de un siglo. Esto nos hace ver que el ser humano puede ir claramente a peor, embruteciéndose, en vez de realmente progresar. Estamos yendo, nosotros también, los occidentales, como responsables últimos de tales hechos, claramente hacia la barbarie.
Cuando lees las memorias de Edward Said o hablas a hombres y mujeres ancianos-as en Jerusalén del Este, se ve claro que gran parte de la sociedad palestina solía ser completamente secular y moderada. Se preocupaban por la vida, la cultura e incluso por la moda, más que sobre los dogmas religiosos. Lo mismo podría decirse sobre muchas otras sociedades musulmanas, incluyendo las de Siria, Irak, Irán, Egipto e Indonesia. Las fotos antiguas hablan por sí mismas. Esto es por lo que es tan importante estudiar imágenes antiguas una y otra vez, cuidadosamente. 1
Bien, aquí tiene unas imágenes de las que ya les había hablado en anteriores artículos, son de Afganistán antes de que los Estados Unidos lanzasen contra él un brutal ataque de miles de fundamentalistas islamistas, que formarían los Talibán y Al Qaeda. La Unión Soviética intervino en Afganistán, ante la petición de su gobierno, para parar a estos batallones de mercenarios, pero cayó en una trampa que la hundió también a ella.

Sobre los orígenes y la función de Al Qaeda tienen el siguiente enlace. Una organización mercenaria expresamente creada para generar destrucción y servir a intereses exteriores, que por ese motivo la mantienen:

Al Qaeda: de los orígenes y de su función.

El Islam poco o nada tiene que ver con Al Qaeda:
El Islam no solo es una religión; es además una enorme cultura, una de las más grandes en la tierra, que ha enriquecido nuestra humanidad con algunos de los supremos logros científicos y arquitectónicos, y con incontables descubrimientos en el campo de la medicina. Los musulmanes tienen una deslumbrante poesía y compusieron excelente música. Pero, sobre todo, desarrollaron algunas de las más tempranas estructuras sociales en el mundo, incluyendo enormes hospitales públicos y la primera universidad en la tierra, como la Universidad de al-Qarawiyyin en Fez, Marruecos.

Creo que nadie con unos mínimos conocimientos puede dudar de la enorme contribución a la cultura y a la ciencia del mundo musulmán. Por este motivo el vincular esas abominables y execrables actuaciones de lo que no es otra cosa que la actuación a propósito de mercenarios sin escrúpulos con el fin de aterrorizar e intimidar al conjunto de una sociedad con la cultura musulmana es no solo un error, sino un auténtico despropósito. Así, un aspecto que flaquea, y mucho, en la percepción de lo musulmán por parte del habitante occidental es en identificar a lo que no son otra cosa que desalmados mercenarios con la doctrina más estricta del Islam.

El renombrado Instituto educacional islámico Dar al-Ifta al-Misriyya[que se estableció en 1895 en Egipto] denunció el comportamiento del Estado Islámico y organizaciones asociadas como inconsistente con el Islam y urge a los medios occidentales a cesar de designar a estos militantes como «Estado Islámico». Los analistas recalcan que el  IS/ISIL/ISIS se originó de redes sin escrúpulos en los gobiernos occidentales y de Oriente Medio y que son terroristas patrocinados por el estado o mercenarios. 3Y aquí viene algo que no queremos ver ni entender, cómo serían las sociedades musulmanes sin la brutal y  tremendamente negativa imposición exterior.

La idea de lo ´social´era natural a muchos políticos musulmanes, y si occidente no hubiese interferido brutalmente derrocando gobiernos de izquierda y poniendo en el trono aliados fascistas de Londres, Washington y París; casi todos los países musulmanes, incluyendo Irán, Egipto e Indonesia, serían ahora lo más probablemente socialistas, bajo un grupo de líderes muy moderados y en su mayoría seculares. 1

Los ejemplos de movimientos políticos y líderes con ideas realmente progresistas y seculares abundan: desde Nasser en Egipto, a Qasim en Irak, Mossadeg en Irán, Sukarno en Indonesia, al gobierno de orientación marxista en Afganistán. Pero todos ellos fueron derrocados mediante la violencia, la coacción, las muchas falsedades vertidas y la compra de voluntades, como hicieron con la Operación Ajax en Irán.

En el pasado innumerables líderes musulmanes se levantaron contra el control occidental del mundo y figuras enormes, como el presidente indonesio Ahmet Sukarno, estaban próximos a los partidos y las ideologías comunistas. Sukarno incluso forjó un movimiento antiimperialista global, el Movimiento de los No Alineados, que fue claramente definido durante la conferencia de Bandung en Indonesia en 1955. 1

El Gobierno estadounidense ayudó a poner fin a la carrera de Sukarno con un golpe de Estado en 1965, al que dieron su apoyo y le aportaron todo tipo de ayuda, incluida la militar. En este golpe se acabó con la vida de más de medio millón de personas (las cifras pueden llegar al millón). Poniendo fin a todo tipo de ideas y proyectos de progreso para Indonesia. 4

Pero antes incluso de Sukarno teníamos la clara visión de un nuevo mundo por parte de Mohammad Mossadegh, Primer Ministro de Irán.

Él fue realmente una gran figura en el mundo de la mitad de siglo. Este era un tiempo, tenga en cuenta, antes que la voz del Tercer Mundo, como lo llamamos ahora, se hubiese levantado en los consejos mundiales. Este era un tiempo antes de Castro, antes de Nkrumah, antes de Sukarno, antes de Nasser. Mossadegh, en realidad, poniendo en evidencia en Nueva York y mostrando el caso de Irán y por extensión el caso de las naciones pobres contra las ricas hizo algo muy, muy, muy nuevo para el mundo entero. 5

Mossadegh también fue quitado de en medio porque quería el progreso de su país y por eso llevo a cabo la nacionalización de la industria del petróleo. La operación que se desencadenó en su contra, la mencionada Operación Ajax, fue un modo de actuación que sentaría precedentes, pues la vemos puesta en práctica ahora en pleno siglo XXI, se ha llevado a cabo en Libia, en Venezuela o también en Ucrania

La operación orquestada por la CIA y ordenada por Eisenhower, en colaboración con los servicios británicos, llevó a cabo actuaciones violentas en las calles, soborno a figuras importantes del régimen y de  los medios de comunicación y envío de informes falsos a los periódicos. 6

Entonces el New York Times también alabó tal actuación, mostrándola como una «lección a propósito» para aquellos que mediante su «nacionalismo radical» tratan de controlar sus propios recursos. 6 Poco ha cambiado el New York Times desde entonces, podemos verlo ahora mismo con cualquier país que trate de tomar decisiones propias y no las que digan los dueños del New York Times y sus socios, como ocurre en Hungría: Hungría: otro país a la lista negra.

Hasta una figura cruel y despótica, como Madeleine Albright, que indicaba que la muerte de más de medio millón de niños en Irak era un precio que valía la pena pagar, 7 reconocía la dolorosa intromisión de Estados Unidos en Irán.

El golpe fue claramente un retraso para el desarrollo político de Irán. Y es fácil ver ahora por qué muchos iraníes continúan molestos por esta intervención de América [EE.UU.] en sus asuntos internos. 8

Pero este retraso provocado a los países musulmanes ha sido una constante en la historia desde entonces. No se ha permitido su desarrollo y para ello se han empleado todo tipo de medios.

Para el Imperio [ahora el estadounidense] la existencia y popularidad de dirigentes musulmanes progresistas y marxistas gobernando en Oriente Medio o la Indonesia rica en recursos [o Afganistán y su situación estratégica] era algo claramente inaceptable.  Si ellos iban a usar la riqueza natural para mejorar las vidas de su gente, ¿qué iba a quedar para el Imperio y sus corporaciones? Esto tenía que ser detenido por todos los medios. El Islam tenía que ser dividido  e infiltrado con radicales y cuadros anticomunistas, y por aquellos que se preocupasen menos por el bienestar de su pueblo. 1

Y esto es lo que hicieron, ya desde tiempo del Imperio británico se fomentaron fanáticos y fanatismo entre los que tenemos el movimiento Wahabí, que controló Arabia, y los Hermanos Musulmanes, que se extendieron por diversos países, como Egipto o Siria. Estos luego darían lugar a los Talibán y Al Qaeda, o a nuevos nombres de esta, como el apodado ISIS. En otros países se ponían líderes «modernos» que tenían pocas preocupaciones por la vida de sus paisanos, como fue el caso del Shah  en Irán Mohammad Reza Pahlevi o como querían que fuese Saddam Hussein en Irak, aunque este no siguió el guion y llevó a Irak a ser el país árabe con mayor nivel de vida de Oriente Medio.

Sobre Egipto hay mucha confusión y desinformación en occidente, tanto sobre su pasado como especialmente también sobre su presente. Para entender como los Hermanos Musulmanes trabajaron para los intereses exteriores y para sus intereses particulares y  no por los de Egipto, actuando como un caballo de Troya de las corporaciones extranjeras, les recomiendo el siguiente enlace:´

Por qué son procesados los Hermanos Musulmanes

Respecto a Palestina también se suele tener una visión en Europa y Estados Unidos demasiado poco real. Se ven dos polos opuestos, no prestando atención al hecho que Israel fomentó a los grupos con tendencias poco tolerantes, como es el caso de Hamás, que surgió de los Hermanos Musulmanes. Para Israel es idónea esta situación, ya que combate, enfrentándolos, a quien realmente temen, a la rama política secular de Palestina, y, al mismo tiempo, crean una imagen muy negativa de las reivindicaciones de Palestina, que se asocia con el fanatismo y el terrorismo islamista, y no con sus sólidas y válidas razones para defender su estado. Ya lo hemos comentado antes, en Palestina se preocupaban por la vida, la cultura e incluso por la moda, más que sobre los dogmas religiosos. 
¿Por qué Israel apoyó y promovió a Hamas? Por la misma razón por la que EE.UU apoyó a otros grupos islámicos extremistas, con el objetivo de minar y destruir el verdadero peligro político que existía para ellos: el llamado “nacionalismo radical”, es decir movimientos políticos seculares que miran por el desarrollo, prosperidad y crecimiento de sus países y de todas sus gentes, no solo de una élite, que no aceptan injerencias y órdenes externas, y que buscan dejar de ser parte del tercer mundo. En este caso era la OLP, como también lo fue el propio Nasser en Egipto. Israel y Hamás: ayer y hoy  Sobre Palestina pueden consultar estos artículos:
La violencia en Palestina y su compleja red de intereses y actores
Algunos aspectos que se desconocen o se olvidan en relación al conflicto en Palestina
Una breve historia de la tragedia de Palestina

Israel, en esa lucha que le ha sido encargada por el control y contra el desarrollo de Oriente Medio, ha apoyado y está apoyando a los batallones de Al Qaeda y afines que asolan ahora Siria.

Israel atacando a Siria en colaboración con Al Qaeda

Siria desde ya tiempos lejanos recibió este tipo de ataques de islamistas, que son recordados con la dureza con la que fueron reprimidos, pero sin mencionar la dureza y las muertes que previamente causaron los Hermanos Musulmanes. En el año 2011 hubo un nuevo intento por imponer otra vez a estos, los HHMM, desde el exterior, fue el proyecto conocido en occidente como «Primavera Árabe». Dicha «Primavera» tuvo poco apoyo en Siria, siendo no una revuelta, sino más propiamente una invasión, que no fue nada pacífica y no fue tampoco nada popular. Pueden verlo con más detalle en el siguiente enlace.

Las revueltas en Siria no son ni fueron una rebelión popular ni pacífica.

Libia, tras la revolución de 1969, la expulsión de las potencias colonizadoras y la instauración de la Yamahiriya, pasó de ser un país pobre a ser el de mayor nivel de vida de África. Desde entonces su líder, Muamar al Gadafi, estuvo sometido a una continúa demonización y a sucesivos intentos de derrocamiento y asesinato, utilizando filiales de Al Qaeda como el LIFG (Grupo Combatiente Islámico Libio). Finalmente y tras la mencionada «Primavera Árabe» que ya llevaban tiempo preparando, introduciendo topos en el Gobierno libio para adaptarlo al neoliberalismo y ayudar en la política de excarcelación de «presos políticos», es decir, de miembros de Al Qaeda, para lo que manipularon también al hijo de Gadafi, Saif, consiguieron llevar a cabo una invasión del país por parte de la OTAN y sus soldados a pie de Al Qaeda. Hoy el país, tras la enorme destrucción, muerte y exilio, es una auténtica ruina en todos los sentidos. Aquí tienen un detalle de cómo occidente llevó a la misma Al Qaeda al poder en Libia:

Libia: cuando empezaron sus problemas y Al Qaeda se hizo con el poder gracias al apoyo occidental
En el caso de Nigeria, el país más poblado de África y de capital importancia económica en todo el continente, pues está en una zona con importantes reservas energéticas además de otras riquezas, occidente intenta desestabilizar la región por medio de la influencia de los mercenarios islamistas. Influencia que se disparó tras el asesinato de Gadafi y que ahora encabeza esa organización llamada Boko Haram. 9 El objetivo de la actuación de estos islamistas a sueldo es tanto que Nigeria ni la zona tomen iniciativas de desarrollo, como que China no tenga hegemonía sobre ellos (EE.UU.) en la economía de los países africanos. Desestabilizando los países y creando estados bajo el caos y el terror es una política para eliminar a China de África. Por este motivo, y por otros, son tan útiles al mundo corporativo occidental estas organizaciones mercenarias que se vinculan al mundo islámico.
El modo en que se utilizan este tipo de organizaciones fanáticas, creadas y mantenidas ad hoc, es de dos formas:

1- Son utilizadas como fuerza de choque violenta que intimida y somete por su brutalidad e intolerancia a los países donde se extienden. Gracias al enorme apoyo financiero, militar y político que reciben desde el exterior.

2- Al mismo tiempo sirven de excusa para indicar que hay que luchar contra esta barbarie, que genera terrorismo y que constituye una amenaza para nosotros y nuestra libertad. Es una «amenaza» creada a propósito para generar miedo en las poblaciones occidentales y así poder someterlas y explotarlas por sus líderes de un modo más fácil. Consulten el siguiente enlace:

La utilización política del miedo y de la ignorancia: el terrorismo islámico.

El caso de Charlie Hebdo está relacionado con todo esto, la creación del miedo en las sociedades de aquí y así la búsqueda de la justificación para continuar atacando a los países que quieren desarrollar un futuro próspero y no bajo la miseria del vasallaje.

Una reflexión sobre el atentado a Charlie Hebdo

Es curioso ver cómo quienes murieron en el atentado contra esta revista atacaban precisamente a líderes y movimientos como el de Gadafi o también de Bashar al Assad, sin ser conscientes que la denigración y demonización de estos líderes condujo no solo a la muerte de muchas personas y del mismo Gadafi, sino a su propia muerte. Para la comprensión de esto que les comento pueden leer estos dos informes:

Charlie Hebdo y las ironías de la vida

Una vez asumida la ilegitimidad de un líder o de un sistema político, la forma de su derrocamiento es ya una cuestión secundaria, un problema tecnológico

Así, podemos decir bien claramente que la apodada como «lucha contra el terrorismo islámico» es completamente falsa.

La falsa lucha contra el terrorismo islámico y la desestabilización de Oriente Medio.

Esta historia, tan dolorosa como digna de ser conocida, que les he contado es la historia del poder humano, que como el nogal no permite que nada crezca a su sombra.
Es una historia de intolerancia, no de las víctimas, sino de los victimarios, de los agresores. Una historia de dolor, de las víctimas. Y una historia de desesperanza, pues la vida normal en paz, concordia y progreso quedó truncada.

Notas:
1. Andre Vltchek. Who should be blamed for Muslim terorrism? Counterpunch. 9.1.2015.
2. Julie Lévesque. From Afghanistan to Syria: Women´s rights, war propaganda and the CIA. Global Research. 7.04.2014.
3. Islamic Educational Institute denounces ´Islamic State´mercenaries. nsnbc.me. 25.08.2014
4. Mikel Itulain. Estados Unidos y el respeto a otras culturas y países. Libertarias. 2012.
5. Stephen Kinzer. 50 Years after the CIA’s First Overthrow of a Democratically Elected Foreign Government We Take a Look at the 1953 US Backed Coup in Iran. Democracy Now, august 25, 2003.
6. Mikel Itulain. Op. cit. Irán.
7. Rahul Mahajan. “We think the price is worth it”. Media uncurious about Iraq policy´s effects–there or here. Extra! November-December 2005. Fairness&Accuracy in Reporting.
8. Madeleine Albright (secretaria de Estado). New York Times, marzo, 2000. Democracy Now, august 25, 2003.
9. Eric Draister. Nigeria: Inside Boko Haram (Part 2). Land Destroyer. 30.01.2015.

mujeres Kabul Afganistan 1970

mujeres Kabul Afganistan 2015

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...