¿Por qué no hizo nada la Virgen de Begoña en las inundaciones de 1983 y el accidente del monte Oiz?

El alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna, ha dicho hoy que los escasos daños en la ciudad a consecuencia del paso de la tormenta Xynthia se han debido a un milagro. "La Virgen de Begoña ha actuado porque apenas ha habido problemas en Bilbao", ha declarado a los periodistas que cubrían esta mañana una inauguración. "Se ve perfectamente cómo viene la racha, cómo va a entrar en Vizcaya y, cuando va a entrar en Vizcaya, se rompe y sigue hacia Aquitania, hacia Francia". Conocida es la devoción del regidor por la patrona de Vizcaya, pero mal vamos si los responsables políticos confían en milagros. Espero que sea una chirenada -ocurrencia graciosa, en bilbaíno– del alcalde. Porque, si no, ¿cómo explica que la Virgen de Begoña dejara que el sábado se ahogara un joven de 23 años en la Ría?, ¿y que no hiciera nada por evitar el accidente de aviación del monte Oiz de 1985, en el que murieron 148 personas?, ¿y que no actuara en las inundaciones de 1983, que arrasaron la ciudad y en las que fallecieron 30 personas?, ¿y que se desentienda de todas las desgracias que suceden a diario en Bilbao?

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...