¿Por qué es tan importante la Teología para las universidades de Rusia?

El país, que se ha caracterizado por ser potencia en Ciencia, Tecnología e Investigación, decidió aceptar esta rama del conocimiento como una especialidad científica en sus instituciones de educación superior.

Un hecho polémico tiene a la comunidad académica de Rusia en debate. El primero de junio de este año el sacerdote ortodoxo y decano de la Facultad de Teología de la Universidad Ortodoxa de San Tijón, Pavel Hondzinsky, presentó en la institución la primera tesis doctoral en esta materia y reabrió la discusión entre Ciencia y Religión.

La comunidad científica, por su parte, en cabeza de Yuri Panchín, doctor en Biología e investigador de la Academia de Ciencias de Rusia apeló la decisión del comité evaluador de Teología ante el Ministerio de Educación y Ciencia argumentando que  el método científico de la Teología consta de un objeto específico, una única fuente, las experiencias personales de la fe y carece de operaciones racionales como las demás ciencias humanas. “La tesis contradice el trabajo de los laboratorios de investigación al llegar a conclusiones obtenidas por la ‘revelación religiosa’ sin ninguna comprobación”, dijo.  

Esta integración no es exclusiva del siglo XXI. Pues esta ciencia existe como disciplina científica en ese país desde el siglo XVIII cuando ingresó la Teología jesuita y se formaron las primeras facultades en Moscú y San Petersburgo, influenciadas por la teología occidental. En el siglo XIX y durante la Unión Soviética (URSS) la religión y los estudios teológicos fueron relegados para no influir en la ideología comunista.

Al caer la URSS, la religión volvió a reconocerse públicamente en el proceso de reconstrucción de identidad nacional rusa. Aunque la Constitución Política de Rusia en su artículo 9 declara que es un Estado laico, la mayoría de la población pertenece a la Iglesia Ortodoxa encabezada por el Patriarca Kirill.

Para Yekaterina S. Elbakyan, experta en Estudios Religiosos y profesora de la Academia de Trabajo y Relaciones Sociales de Moscú “La teología es una esfera separada del conocimiento, no una ciencia. La vinculación confesional de la teología imponen sobre ella ciertas restricciones para que se desarrolle como disciplina científica”.

Rusia tiene en la actualidad 51 institutos superiores de teología que están sometidos a un estricto control religioso y regulados por la Comisión Superior de Titulación. Galina Vdovina, PhD en Filosofía y miembro del Consejo Evaluador de las disertaciones en Teología afirmó en una entrevista concedida al periódico ruso Infox.ru que la Teología debe ser considerada como ciencia al tener un objeto de estudio definido por  unas normas y sistemas concretos que la diferencian del estudio de las religiones, lo que hace posible su ingreso a la academia.

Uno de los representantes de la Iglesia Ortodoxa en Colombia, el arzobispo metropolitano Jairo González Montoya afirma que aunque la reforma es importante, “lo común en Rusia es que solo los religiosos se preparan, forman o se dedican al estudio de la Teología, pero se han dado casos de excepción en donde laicos han sido grandes formadores y estudiosos de la teología, entre ellos Paul Evdokimov”.

El estado de la teología en Colombia
A diferencia de Rusia, en Colombia no ha surgido un debate de grandes proporciones entre Ciencia y Religión. El estudio teológico y de Ciencias Religiosas, de acuerdo con el arzobispo González, no es exclusivo de los religiosos. Muchos laicos se preparan y capacitan continuamente en estas disciplinas para “ejercer la docencia en el área. Otros no adscritos en ejercicio a la docencia, estudian teología para fundamentar un modelo de pensamiento investigativo”.

Por su parte, el Sistema Nacional de Información de la Educación Superior (Snies) reporta 16 universidades que cuentan con programas de pregrado y posgrado con modalidad presencial, a distancia y virtual. Todos estos programas pertenecen a universidades privadas de orientación católica o cristiana (evangélica) entre las que se destacan la Pontificia Universidad Javeriana, la Universidad Santo Tomás y la Universidad Pontificia Bolivariana.

De acuerdo con un informe presentado por el Snies, el total de alumnos admitidos en 2016  en las facultades de Teología era de 991; de ellos, 599 entraban a primer semestre, convirtiéndose en una de las Ciencias Humanas menos estudiadas por los colombianos. Las tres universidades con mayor número de estudiantes son la Corporación Universitaria Adventista (133), la Universidad Católica de Oriente (131) y la Fundación Universitaria Seminario Teológico Internacional (101).

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...