¿Por qué el Gobierno concede indultos a las cofradías en Semana Santa?

Para Europa Laica «Estos indultos privilegian a los devotos y a las entidades de una determinada doctrina religiosa que, con ello, gozan de unos derechos diferentes al resto. Principio que se vulnera: ‘Todos somos iguales ante la ley’. A la vez, consideramos un disparate político y jurídico este privilegio, que no respeta la neutralidad estatal en materia religiosa: ‘Ninguna confesión tendrá carácter estatal»

Porque es “una práctica y tradición arraigada a lo largo de varios siglos en España”. Este es el argumento que ha utilizado este viernes la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, cuando anunciaba que, por ser Semana Santa, habían concedido trece indultos solicitados por diferentes cofradías.

Y es que, históricamente, el Ejecutivo español concede estas medidas de gracia a presos de ámbito provincial que cumplan con los requisitos de indulto ordinario. Por ser Semana Santa y a petición de las cofradías de penitentes. 

Cómo empezó esta práctica, es una cuestión que suscita controversia. Por un lado, está la versión que se remonta al 1447, cuando Juan II de Castilla -hijo de Enrique III el Doliente y Catalina de Lancáster- dictó la Ley del Perdón del Viernes Santo de la Cruz, y desde entonces se vendría indultando a reos.

Por otro, están aquellos que datan el inicio de esta práctica en los tiempos de Carlos III. En el año 1759 hubo una epidemia de peste que diezmó la población de Málaga y las autoridades decidieron suspender la Semana Santa por falta de gente para llevar las procesiones. Los presos de la ciudad, enterados de lo sucedido, se ofrecieron a cargar con la imagen de Jesús El Rico, pero los altos cargos se negaron. Esto produjo una sublevación y una fuga de presos, que finalmente consiguieron lo que querían y después regresaron a prisión.

Justo después de esto, la epidemia de peste se terminó. La Corte de Carlos III lo interpretó como una bendición divina y lo impuso como norma. De hecho, a día de hoy, los presos indultados acompañan a las cofradías que les han ayudado en una de sus procesiones de Semana Santa. No obstante, esta versión también tiene numerosas variantes.

Sea como fuere, se trata de una tradición fuertemente arraigada al catolicismo en un país declarado laico en su Constitución. “Estos indultos privilegian a los devotos y a las entidades de una determinada doctrina religiosa que, con ello, gozan de unos derechos diferentes al resto. Principio que se vulnera: ‘Todos somos iguales ante la ley’. A la vez, consideramos un disparate político y jurídico este privilegio, que no respeta la neutralidad estatal en materia religiosa: ‘Ninguna confesión tendrá carácter estatal’”, señalaba la asociación Europa Laica la pasada Semana Santa.

Este año, el indulto se ha concedido a 13 reos –la media anual está en 15- de cofradías de Jaén, Granada, Oviedo, Zaragoza, Málaga, Sevilla, Burgos, Logroño, Teruel, León, Valladolid y Alicante. “En la concesión de indultos se han tenido en cuenta los informes del tribunal sentenciador, también de la Fiscalía, el informe penitenciario, la antigüedad de los hechos, el avanzado cumplimiento de las condenas, la satisfacción de las multas e indemnizaciones así como los antecedentes penales”, ha explicado Sáenz de Santamaría. 

No obstante, el Gobierno ha negado 15 indultos por tratarse de delitos de violencia machista o de índole sexual. La vicepresidenta ha señalado que estos reos tenían informes favorables de los órganos competentes, pero ha indicado que incumplen la política del Ejecutivo contra la violencia de género.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...