Por qué dimití del liceo Averroes. Las tribulaciones de un docente musulmán en un instituto musulmán en Francia

Desde el inicio el año académico 2014, Soufiane Zítouni enseña en el liceo (instituto) Averroes, establecimiento bajo contrato con el Estado, ubicado en Lille. El 15 de enero, publicaba en Liberación una tribuna titulada « El Profeta es también Charlie » en la cual concluía « el profeta del Islam, Mahoma, llora con nosotros todas las víctimas inocentes de la barbarie y de la ignorancia, y pide perdón a Allah por las numerosas ovejas descarriadas que apelan a su religión cuando todavía no comprendieron lo esencial de su mensaje ». Nara sus dificultades a consecuencia de la publicación de este texto, así como su día a día durante cinco meses pasados en el seno de este liceo.

Desde hace dos semanas, ha dimitido de su empleo y Soufiane Zitouni esta de baja por enfermedad. De origen argelino, se reclama del sufismo, una corriente esotérica del Islam menos relacionada al carácter » prescriptivo de la religión, privilegiando una vía interior. Durante una veintena de años, enseñó en establecimientos católicos y desea favorecer el diálogo interreligioso predicando un Islam más abierto y fraternal.

Desde la publicación de mi texto titulado « Hoy el Profeta es también Charlie » en Liberación el 15 de enero, hubo algunos «rebotes» en mi vida y algunos de ellos muy negativos, me llevaron a dimitir del liceo musulmán Averroes de Lila, liceo bajo contrato con el Estado donde intenté ejercer durante cinco meses agotadores, mi oficio de profesor de filosofía. He recibido numerosos apoyos y agradecimientos después de la publicación de este texto, algunos hasta me hablaron de «coraje», pero para mí, tomar la pluma para hacer oír mi voz en tanto que ciudadano francés de cultura islámica después de los horribles atentados contra Charlie Hebdo y el Hyper Cacher era sobre todo del orden del deber. Precisamente, el mismo día de la publicación de este texto, una persona próxima de la dirección de mi liceo vino interrumpirme en mi curso para decirme a voz baja en el pasillo colindante a mi clase: « Está muy bien tu texto, estoy de acuerdo contigo sobre el problema de los musulmanes a quienes les falta sentido del humor y distanciamiento con relación a su religión, pero debes saber que vas a hacerte muchos enemigos aquí, y te aconsejo mirar detrás de ti cuando caminarás en la calle … » Más tarde un profesor decidió colocar una fotocopia de mi texto en sala de los profesores. ¡ Mala idea tuvo!. ¡ Mi pobre tribuna libre será retirada muchas veces del tablón de anuncios « Vida del establecimiento » por colegas musulmanes furiosos que gritarán al sacrilegio! Luego el 20 de enero, un profesor del liceo, próximo de los hermanos Tariq y Hani Ramadan, publicó una especie de «réplica» sobre el portal Web « L’Obs Le plus ». En esta tribuna, incriminó mi falta de razón, y disparó a cañonazos sobre Charlie Hebdo afirmando que este periódico « cultiva el abyecto » y que « concurre cada día a la trivialización de los actos racistas » (sic). ¡He aquí pues lo que pensaba un «representante» del Liceo Averroes de un periódico que acababa de ser atacado trágicamente por terroristas en nombre de Al Qaeda! No es de extrañar pues que algunos de mis alumnos me hayan afirmado en clase, que los caricaturistas de Charlie Hebdo se lo habían buscado, incluso merecido… Y evidentemente numerosos alumnos me harán exactamente el mismo discurso que mi «contradictor»; « ¡usted jamás habría debido escribir en la prensa que el Profeta es también Charlie! », « ¡es una blasfemia! », « ¡usted lame los pies de los enemigos del Islam! », etc. Este texto será luego expuesto al lado del mío en la sala de los profesores, por preocupación de » debate democrático «, como se trató de hacerme creer.

Empecé a enseñar la filosofía en el liceo Averroes en septiembre de 2014. Aunque se me había avisado que este establecimiento estaba vinculado a la Unión de las Organizaciones Islámicas de Francia (UOIF), reputada próxima de la ideología de los Hermanos Musulmanes, quise intentar sin embargo esta experiencia esperando llegar a trabajar en el espíritu del gran filósofo Averroes y pues a contribuir, á mi medida, al desarrollo sobre nuestro territorio nacional de un Islam ilustrado por la razón, como el filósofo andaluz del siglo XII intentó hacerlo el mismo en vida. Pero en cinco meses de trabajo en este liceo mi inquietud y mi perplejidad hicieron sólo que crecer hasta el epilogo que fue esta reacción increíble a un texto cuya culpa principal ante los ojos de mis detractores era sin duda ser titulado: « hoy el Profeta es también Charlie »-..

Para darles una primera idea de la ilusión que hace función de imagen positiva en el escaparate público de este liceo, voy a relatarles mi primera mala sorpresa: la dirección me confió alumnos de segunda para dos horas semanales de enseñanza de exploración en « Literatura y Sociedad ». Entonces como profesor de filosofía, decidí trabajar con ellos en un proyecto que nombré « El espíritu de Averroes » con el fin de hacerles descubrir el que dio su nombre a su liceo. ¡Pero cual no fue mi sorpresa de comprobar que sobre las estanterías de CDI de este establecimiento, no había libros del filósofo andaluz, ni libros sobre él! En cambio, encontré allí obras de los hermanos Ramadán muy preciadas en este liceo… Tuve entonces que dirigirme hacia las bibliotecas municipales de Lila para poder empezar mi trabajo.

Durante mis clases de filosofía con mis cuatro clases de terminal las desilusiones continuaron. En primer lugar, el tema recurrente y obsesivo de los Judíos… ¡En más de veinte años de carrera en medio escolar, jamás oí tantos propósitos antisemitas de la boca de alumnos en un liceo! Una alumna de terminal Letras se atrevió a sostenerme un día que « ¡la raza judía es una raza maldecida por Allah! ‘ ¡ Muchos sabios del Islam lo dicen!. » Después de un momento de total sideración delante de tanta tontería, repliqué a la intención de esta alumna y de toda su clase que el propio Profeta del Islam no era racista ni antisemita, y que los numerosos textos de la tradición islámica lo probaban claramente. En una clase de terminal ES, un alumno con perfil de líder, me sostuvo un día, luciendo una amplia sonrisa de connivencia con un cierto número de sus compañeros, que los judíos dominan todo los medias franceses y que la cábala contra el Islam en Francia es orquestada por esta camarilla judía muy poderosa. Por mucho que intenté desmontar racionalmente esta teoría sulfurosa del complot, nada hizo, estaba entendido: tus judíos son los enemigos de los musulmanes, y son se acabo. Este antisemitismo «casi «cultural» de numerosos alumnos del liceo Averroes hasta se manifestó un día que comenzaba un curso sobre el filósofo Spinoza: ¡Uno de ellos me pregunto de entrada por qué había precisado en mi introducción que este filósofo era judío! ¡Sobreentendiendo, usted lo habrá comprendido, que el significante «judío” mismo le causaba problema!

¡Otra causa de grandes tensiones con mis alumnos ¡ mi pretendida no ortodoxia islámica! Porque evidentemente como profesor de filosofía de cultura Islámica que trabajaba en un liceo musulmán, me sucedía regularmente que estableciera pasarelas entre mi curso y ciertos pasajes del Corán o de la Sunna (un conjunto de historias que relataba declaraciones y actos del Profeta). ¡Pero he sido agredido verbalmente por alumnos que consideraban que no tenía ninguna legitimidad para hablarles de la religión islámica, y además en un curso de filosofía! Por mucho que les decía que precisamente era la gran idea del filósofo Averroes que de considerar que no podía haber contradicción entre la verdad filosófica y la verdad coránica, nada les convencía.

Y luego había los temas y las palabras tabúes… ¡La teoría darwiniana de la evolución El Corán no dice esto, pues entonces esta teoría es falsa! ¡ Por mucho que me refería al libro del astrofísico Nidhal Cuessoum, Reconciliar el Islam y la Ciencia moderna cuyo subtítulo es justamente el Espíritu de Averroes!. {Publicado en Presses de la Renaissance ndlr), que afirma con argumentos muy sólidos científicos y teológicos que la teoría de la evolución es, no solamente compatible con el Corán, pero que varios versículos coránicos van en su sentido, nada les convencía tampoco.

La palabra “sexo” misma podía ser tabú. ¡Un día, una alumna (« con velo) qué se había propuesto para leer un texto de Freud, se negó a pronunciar la palabra «sexo» cada vez que se presentaba la palabra s en el extracto concernido, y es la misma alumna quien se negó en otro curso a sentarse al lado de un chico cuando no había otro sitio posible para ella en la sala donde nos encontrábamos! Tuve entonces que recordarle firmemente que el carácter mixto en la enseñanza francesa era un principio intangible y no negociable.

¡ Por fin, a cuántos alumnos del liceo he oído alabar, defender, sostener Dieudonné! Siempre con el mismo refrán, como repetida por loros amaestrados: ¿por qué se permite a Charlie Hebdo insultar a nuestro Profeta mientras que se prohíbe a Dieudonné a hacer humor a costa de los judíos?

Puedo hablarles también de la sala de los profesores del liceo Averroes, donde los colegas musulmanes practicantes hacen sus abluciones en los aseos comunes es decir que lavan sus pies en los lavabos comunes, y pueden hacer la oración al lado de la máquina de café… ¿Quid de los colegas no musulmanes a quiénes les gustaría posiblemente disponer de un espacio neutro de un espacio no religioso, el tiempo de su pausa?

En realidad, el liceo Averroes es un territorio «musulmán» bajo contrato con el Estado.. ¡ Por otra parte, ciertos colegas musulmanes masculinos se permitieron hacer observaciones sobre la manera de vestir de colegas femeninas no musulmanas, so pretexto que no estaban conforme á la ética del liceo! Y una de estas colegas femeninas no musulmana me dijo también un día que no se sentía «legitima» (sic) ante la mirada de sus alumnos, porque precisamente no era musulmana…

No podía pues más caucionar lo que realmente pasa dentro de los muros de este liceo, fuera del objetivo de las cámaras de los medias y detrás del escaparate oficial aunque sé pertinentemente que los adultos en él trabajan y los alumnos no son todos antisemitas y sectarios. Pero, acabé por comprender al cabo de cinco meses agotadores en este establecimiento musulmán bajo contrato con el Estado francés (mi verdadero empresario como profesor certificado), que los responsables de este liceo juegan un doble juego con nuestra República laica. De un lado se dan a conocer en los medios de comunicación para gozar de una buena imagen en la opinión pública y así continuar á sacar provecho de grandes ventajas de su contrato con el Estado y por otra parte, difundir de manera solapada y perniciosa una concepción del Islam que no es otra que la del islamismo, es decir, una mezcla nociva, dañina, malsana y peligrosa de religión y de política.

Por fin last fin not least allí esta declaración escuchada de la misma boca de un responsable del liceo, en el momento de un discurso pronunciada con motivo de una entrega de diplomas a la americana a los bachilleres del liceo del año académico 2014 en presencia de dos «mecenas» de Qatar: « ¡un día, habrá también chicas con velos en las escuelas públicas francesas! » ¿Un programa político?

Traducción : Apure Yvorra

Por que deja el Liceo Averroes

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...