Por la recuperación para la sociedad civil de los ritos de tránsito o de paso

Sobre el título de mi intervención, algunas notas previas:

  • Recuperar es obtener algo que antes se poseía

  • Sociedad civil: En el ámbito de la ciencia política una definición generalmente aceptada, sería “se llama Sociedad Civil al conjunto de instituciones cívicas y asociaciones voluntarias que median entre los individuos y el Estado”

  • Ritos: Conjunto de costumbres o ceremonias que siempre se repiten de la misma forma, con la misma metodología.

  • Los ritos de paso son un tipo de ritos comunitarios que celebran el movimiento social de los individuos, entrando o saliendo de los grupos, marcando la transición de un estado a otro en la vida.

Poco sabemos de nuestros antepasados de hace cien mil años, pero si tenemos constancia de que realizaban ritos en los momentos importantes de sus vidas. En el transcurrir del tiempo por la vida de las personas desde el comienzo de sus existencia, en todas sociedades, en todos los tiempos y culturas se han significado ciertos momentos que, efectivamente podemos considerar que son especialmente significativos. SON LOS DENOMINADOS RITOS DE TRANSITO O DE PASO.

El antropólogo Arnold van Gennep acuñaba el término en su obra “Los ritos de paso” 1909 y los clasificaba o dividía en tres fases: preliminar, liminar y postliminar.

El nacimiento, la pubertad/adolescencia, el matrimonio y la muerte son ocasiones para celebrarlos debido a su implicación pública, ya que afectan a la persona que realiza estos cambios y también a su entorno, pues de alguna manera también deben adaptarse a ellos.

Antes de las religiones, antes de los chamanes, clérigos, imanes, popes, y brujos, etc. Desde antes, desde tiempos remotos, el ser humano, animal social, animal ritual fue protagonista de sus propios ritos, celebrados en el ámbito del clan o del grupo social de pertenencia.

Luego, las religiones, con distintas variaciones se apropiaron del ritual, construyeron su ceremonial, lo adaptaron a sus respectivas liturgias, los particularizaron

Es momento de reivindicar, de recuperar para la sociedad civil y todos los individuos que la componen el protagonismo de esos procesos del transito, de sus procesos vitales y los actos rituales que desde antaño, se vienen realizando.

Pedro Gómez García, (catedrático de Filosofía) dice que los ritos crean o refuerzan identidades en los grupos sociales y también que el ritual es de algún modo una forma de adoctrinamiento (…)

Distinguiremos las cuatro ocasiones que de forma mas extendida y generalizada, en todo el mundo, son celebradas de manera ritual: el nacimiento, la pubertad, el matrimonio y la muerte:

Nacimiento: Una nueva persona entrará a formar parte de la comunidad. La nueva persona será inscrita en algún registro, se le pondrá un nombre, tal vez algún numero, incluso puede ser que se perforen sus orejas, que sea circuncidado; tal vez se le rape la cabeza etc.

Luego se practicarán los distintos rituales, mayoritariamente celebrados por clérigos, popes, maestros de ceremonias; los llevarán al templo, la mezquita o la sinagoga, etc.

Así que, estos nuevos miembros son presentados a una determinada comunidad. Por la que sus progenitores optaron; seguramente que motivados por su credo o quizás por otras razones de condicionamiento.

Esta forma ritual de presentación no cumple la lógica universalidad, de presentación en sociedad del nuevo ser. Estos rituales son, a mi entender, particulares, limitados; un nuevo ser es presentado a un grupo concreto, determinado y particular de la sociedad (generalmente religiosos)

Las ceremonias civiles, tienen un carácter de universalidad que no tienen las otras.

La madurez, la pubertad, de la adolescencia a la adultez: Acaba el niño y comienza una transición hacia el ser adulto. Es toda una serie de cambios, biológicos y psíquicos de la persona. La diversidad de actos ceremoniales, rituales que se practican en el mundo es diversa y, se suelen distinguir por géneros.

Algunos ritos conllevan extremo dolor y daños irreparables para las personas que los sufren. Son tremendamente crueles, (por ejemplo las mutilaciones a las mujeres)

En algunas sociedades a los muchachos también se les somete a ciertas pruebas que conllevan daños físicos de mayor o menor importancia. Con esas pruebas ofrecen la oportunidad a los iniciados de mostrar su valentía y de asumir las responsabilidades de la existencia adulta.

Otros no conllevan esas dosis de dolor y sufrimiento físico: En algunos países es muy común la fiesta de los quince años, la de las quince velas, en otros lugares ocurre a los 18, etc.; en el catolicismo la primera comunión o confirmación; según la ley judía, los niños a los 13 años y las niñas a los 12 se convierten en responsables de sus acciones.

En sociedades menos desarrolladas estos tránsitos están mucho mas definidos, el niño/a debe forjarse al máximo antes de afrontar la vida, la barrea es mas definida y clara, el tránsito es mas corto.

Sin embargo, en las sociedades pos industriales, los ritos correspondientes a esta fase de la vida han perdido relevancia. La realidad de nuestra sociedad “ mas desarrollada” es que los jóvenes cada vez se emancipan mas tarde

El matrimonio: “El matrimonio es la unión libre entre dos personas, bien se trate de un hombre y una mujer o de dos personas del mismo sexo o genero, que se establece mediante ritos religiosos o a través de una serie de formalidades legales, para mantener una comunidad de vida e intereses”

El tránsito matrimonial es simbólico, social y material. Es un acto social relevante, se unen dos familias o grupos sociales. Para los novios, el matrimonio supone un cambio de estado en su categoría social (hogar nuevo, familia, hijos, etc). Ademas, los novios viven el rito como una separación del hogar maternal. El banquete de boda supone o representa una forma de encuentro entre los respectivos grupos sociales de procedencia

Respecto al matrimonio, algo está cambiando con singular relevancia en nuestra sociedad. En España y desde hace unos pocos años las bodas civiles superan a las religiosas. La iglesia va perdiendo influencia en la sociedad. Además cada vez es mas frecuente la cohabitación no matrimonial, las parejas de hecho.

La muerte: La muerte es el último rito del ciclo de la vida

A lo largo de la historia y según diversas culturas o religiones los muertos fueron incinerados o inhumados. Unas veces fuera y lejos de los núcleos poblacionales y otras dentro, (desde la alta edad media hasta el s. XVIII los muertos se entierran en las iglesias o alrededores: los muertos “convivirán” con los vivos)

Hoy son enterrados en cementerios, aunque cada vez mas son los que optan por la incineración.

De los 17.682 cementerios que hay en España, casi la mitad pertenecen a la Iglesia. Y hasta hace muy poco dependía del clero el lugar de enterramiento, por ejemplo “marginando” los enterramientos de personas que se habían suicidado o que habían sido excomulgadas o ateas

El diario el país publicaba el 26 de marzo de 2007 :“Los entierros laicos crecen en España. Los responsables de las empresas funerarias mayoritarias calculan que en las grandes ciudades el 20% de los funerales son laicos”

PARA CONCLUIR

Hoy en día prácticamente todo el mundo es consciente de que para que tengan efectos legales los nacimientos, matrimonios o defunciones sólo deben estar inscritos en el Registro Civil,. Pero aun así, en nuestra sociedad, los denominados ritos de paso, esos ritos ancestrales, en su mayoría, siguen teniendo lugar adoptando la forma religiosa.

Y esto viene sucediendo, quizás en parte, porque no se ha dado alternativa laica a esas celebraciones.

Algo esta cambiando, en nuestro Estado, en los últimos años numerosos Ayuntamientos han venido instaurando ceremonias civiles de estos tipos con diversos nombres: Ceremonia de Acogimiento o Bautizo Civil, Matrimonio o Boda Civil, Despedida Civil, etc.

También alguna organización política ha realizado propuestas en este sentido (I.U presentó una Proposición No de Ley en el Parlamento andaluz en el 2013). En la referida proposición se pretendía dar un carácter administrativo a estos acontecimientos a la vez que son actos sociales; dando todo el protagonismo a la sociedad civil y que su máxima institución local, el Ayuntamiento, sea el garante de la libertad de creencias y opinión.

Según el observatorio para el laicismo.org en el Estado Español se tiene conocimiento de 122 municipios con actos de acogida civil. Entre ellos mi pueblo, Camprovín, desde el año 2010. El primer municipio en instaurar este tipo de ceremonias civiles fue Igualada en el año 2004

Quiero destacar dos características que tienen este tipo de actos rituales que reivindico para la sociedad civil:

  1. No ser exclusivas con otras formas o rituales, siendo por lo tanto compatibles con cualquier otra ceremonia privada, religiosa o no

  2. Su universalidad, pues el ayuntamiento, el municipio, es la institución pública que afecta y engloba a toda la población en su conjunto

Y termino diciendo que desde el máximo respeto y pluralidad, los Ayuntamientos debemos estar preparados a celebrar cualquier tipo de rito que pueda tener un componente civil o social y que no tenga que ser específicamente religioso. Un paso fundamental y necesario en el objetivo de conseguir la separación entre la Iglesia y el Estado.

Arturo Villar Villar (Alcalde de Camprovín, LaRioja, integrado en la Red de Municipios por un Estado Laico), con la ayuda de:

Bibliografía o referencias:

Arnold van Gennep // Victor W. Turner // Manuel Navarro // Francisco Diez de Velasco //

Carlos María Neila Muñoz Universidad de Extremadura //

Pedro Gómez García (Departamento de Filosofía, Universidad de Granada.) // Pierre Bourdieu // Phil Bartle // Macarena Berlín // Malinowski // Ayuntamiento de San Bartolomé (Lanzarote). // Laicismo.org // Juan Ignacio Martínez Pastor. (UNED)

Y… alguna mas que habré omitido sin querer

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...