Policía mexicana interviene tras bloqueo de secta a escuela en Nueva Jerusalén

La Policía Federal de México montó guardia el 27 de agosto en las afueras de un pueblo donde una secta no permite el acceso de unos 270 estudiantes a una escuela laica.

La comunidad de Nueva Jerusalén se encuentra dividida entre una facción radical que se opone a la educación laica, y una minoría que quiere que sus hijos reciban la misma educación que millones de niños mexicanos.

En un intento por calmar las tensiones, las autoridades del estado de Michoacán, al oeste del país, propusieron enviar a los niños en autobús a escuelas de comunidades vecinas, pero los padres rechazaron la oferta.

“No queremos que nuestros hijos estudien en otros pueblos. Hay riesgos en el camino”, dijo Priscila Domínguez, vocera de los padres a favor de la educación laica.

Camionetas de la policía arribaron a las afueras del pueblo mientras que algunas autoridades ingresaron a la comunidad para dialogar con integrantes de la secta. Decenas aguardaban a la entrada del pueblo.

“Hablamos del problema, eso es todo”, dijo Miguel Guerrero, comandante a cargo del operativo. “Vamos a esperar órdenes. Vamos a quedarnos un poco más”.

Integrantes de la secta fundada en 1973 por un sacerdote católico disidente comenzaron a bloquear el acceso a la escuela el 20 de agosto, día de comienzo del año escolar en México; se produjeron incidentes que dejaron un saldo de tres personas heridas.

Miembros de la secta destruyeron otras dos escuelas en el mes de julio, luego de que su "clarividente" Rosa Gómez, dijera que la Virgen del Rosario la visitó y le dio órdenes de destruirlas porque "el diablo vivía en ellas".

La secta plantea que aquellos que quieran estudiar en Nueva Jerusalén, una comunidad de cuatro mil personas, deben asistir a una escuela religiosa. La Iglesia Católica Romana ha repudiado al grupo.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...