Polémica valoración de los acuerdos alcanzados entre Ateos de Puerto Rico y el municipio de San Germán

Un grupo de ateos reclamó una “victoria para la comunidad secular en Puerto Rico”, tras llegar a un acuerdo con el Gobierno Municipal de San Germán, en un caso relacionado con la actividad “40 días de ayuno y oración”, promovida por el presidente de la Cámara de Representantes, Carlos “Johnny” Méndez Núñez.

Los abogados de record en el caso visto por la juez Lynette Ortiz Martínez, en el Tribunal de Mayagüez, fueron el licenciado Angel M. Bermudez Tejero, por la parte demandante; y el licenciado Héctor J. Ferrer Ríos, por el Municipio de San Germán.

Para ver documento del caso

El acuerdo fue ratificado por la juez Ortiz el pasado 14 de marzo, según reza en la sentencia, publicada en el sitio web ateístaspr.org. Surge del escrito que en el caso también estaban involucradas las iglesias “Nueva Creación” y “Pastafariana” (la del espagueti volador).

Entre los acuerdos está el que el Municipio estará sujeto al llamado “Lemon test”, producto del caso Lemon vs Kurtzman (1971).

Se indicó que como resultado de ese “test” el Municipio de San Germán debe cumplir con estos criterios:

  • La ordenanza, proclama o acto debe tener un propósito secular o sea, no religioso.
  • En su efecto, la ordenanza, proclama o acto no debe ayudar o inhibir una religión.
  • La ordenanza, proclama o acto no debe propulsar envolvimiento excesivo del gobierno municipal con la religión.

“Como parte de otros acuerdos, el Municipio se abstendrá de auspiciar, coauspiciar, promocionar, anunciar, participar en la celebración de 40 días de ayuno y oración, o su análogo. Tampoco podrá invitar a sus empleados a participar de dichos eventos ni hacer referencias religiosas en documentos oficiales del gobierno municipal”, reza el comunicado.

“Esto es una gran victoria para la comunidad secular en Puerto Rico que busca que se respete la separación de iglesia y estado escrita en nuestra Constitución de Puerto Rico y EE.UU.”, dijo Shirley Rivera, presidenta de Ateístas de Puerto Rico.

El grupo dijo que espera que el acuerdo sirva como referencia para otros municipios que, según afirman, “continúan violando las leyes con sus actividades de ayuno y oración, a pesar de múltiples acercamientos” por parte de su organización.

Alcalde de San Germán a los ateos: “Su victoria es en realidad una derrota”

El alcalde sangermeño Isidro Negrón Irizarry reaccionó a la supuesta victoria proclamada por un grupo de ateos, luego de que se produjera un acuerdo este mes relacionado con el auspicio o patrocinio por parte del Municipio de San Germán a actividades de naturaleza religiosa, al afirmar que “celebran una victoria, cuando en realidad es una derrota”.

“Yo lo que acordé fue a cumplir con la Constitución, y nada me prohíbe seguir participando y asistiendo a actividades en mi carácter personal, pues soy alcalde las 24 horas del día. Aparte de eso, por ordenanza puedo ceder facilidades para celebrar actividades religiosas”, dijo el alcalde Negrón Irizarry durante entrevista con LA CALLE Digital.

Negrón Irizarry aclaró que la demanda de los ateos surgió antes de la celebración de los “40 días de ayuno y oración”, promovidos por el presidente de la Cámara de Representantes, Carlos “Johnny” Méndez Núñez. No obstante, el incumbente municipal dijo que cuando la actividad se efectuó en la Ciudad de las Lomas no se usaron recursos municipales.

“Se usó la Plaza Pública, que es pública… Las sillas fueron prestadas y el sonido era privado. No se usaron recursos municipales para la actividad”, concluyó el alcalde Negrón Irizarry.

Como cuestión de hecho, en los acuerdos y estipulaciones se deja claro que “las restricciones no implican bajo circunstancia alguna que se prohíba el que personas privadas en el ejercicio de su libertad de culto y asociación realicen actos y/o eventos para promulgar su fe usando instalaciones municipales”, aparte de que se reconoce por las partes “la participación de los empleados municipales, legisladores municipales y/o el alcalde del MUNICIPIO podrán participar en su carácter personal en cualesquiera cultos, religiones, etc. La mera presencia de un empleado del Gobierno Municipal o su alcalde, no se entenderá como una violación” al acuerdo.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...