Polémica por otro obispo que acusó a los niños de provocar los abusos sexuales

Las declaraciones del arzobispo de la Diócesis de Syracuse Robert Cunningham, en 2011, cuando afirmó sobre el caso de un sacerdote acusado de violación a un niño que éste tenía parte de culpa han vuelto a poner a la Iglesia católica en el ojo del huracán. Sus palabras recuerdan a las pronunciadas por el obispo de Tenerife, Bernardo Álvarez, en 2007 cuando dijo que hay menores que consienten y hasta provocan los abusos.

“El chico es culpable”
Robert Cunningham pronunció su opinión hace cuatro años, cuando tuvo que testificar en el juicio contra un sacerdote, pero sus declaraciones han salido a la luz hace una semana en el diario Syracuse.com, y reproducidas por otras web.

El 14 de octubre de 2011, Cunningham tuvo que responder a la pregunta de si consideraba que el niño víctima de violación por el sacerdote había cometido pecado. “El chico es culpable”, respondió el obispo.

Cunningham apuntó a que el menor tal vez alentó o consintió la violación, aunque dijo no conocer las circunstancias por completo.

El obispo se explica ahora
Las declaraciones del obispo han provocado indignación y peticiones de que sea expulsado. Cunningham ha salido en su defensa, alegando que él habló desde el desconocimiento de lo que pasaba por la mente de una persona.

En su escrito de disculpa el obispo asegura que hizo un esfuerzo para responder a lo que le preguntaban y que ahora desearía que estas respuestas fueran diferentes.

“Me entristece leer el artículo y darme cuenta que mis palabras dieron impresión equivocada a las víctimas, sus familias y el pueblo de la diócesis de que creo que las víctimas de abuso tienen la culpa. Nada podría estar más lejos de la verdad”, dice el obispo.

Similitud con las palabras del obispo de Tenerife
La actitud de la Iglesia católica respecto a los abusos sexuales de menores ha dejado mucho que desear y ya es amplio conocido el silencio y la complicidad de miembros de la jerarquía católica, incluidos papas, ante los numerosos casos.

Las palabras de Cunningham, hace cuatro años, son muy similares a las pronunciadas por el obispo de Tenerife, Bernardo Álvarez, en 2007, cuando afirmó que “puede haber menores que sí consientan” los abusos. “Hay adolescentes de 13 años que son menores y están perfectamente de acuerdo y, además, deseándolo. Incluso si te descuidas te provocan”, afirmó el obispo, en una entrevista en un diario local.

 

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...