Polémica en Inglaterra por la propuesta de eliminar la objeción de conciencia de farmacéuticos

La entidad que reúne a los profesionales de la farmacia quiere eliminar esta excusa para no dispensar medicamentos para realizar abortos y suicidios asistidos. Pero la Iglesia Católica rechazó esta posibilidad.

La propuesta del Consejo General Farmacéutico británico para eliminar la objeción de conciencia de sus afiliados generó polémica en ese país, y puso a la iglesia en alerta. Es que un obispo rechazó esta propuesta, que busca que los profesionales de la farmacia deban dispensar drogas letales como las usadas para hacer abortos y asistencia al suicidio, que hasta ahora está permitida. La propuesta «parece sugerir que tener una conciencia moral y un cuidado centrado en el paciente no son facetas compatibles con la profesión de farmaceuta «, denunció la iglesia.

El rechazo a la propuesta farmacéutica la encabezó el Obispo auxiliar de Southwark, Paul Mason, quien no quiere que se elimine la cuestión de conciencia para los farmacéuticos. “La creación de fármacos letales empleados en abortos y eutanasia pone en peligro la libertad de conciencia de los farmaceutas en Reino Unido”, dijo la iglesia mediante monseñor Mason.

El cambio que representaría la medida podría «crear una atmósfera hostil para las personas religiosas en particular», advirtió por su parte David Jones, director del Centro de Bioética Ascombe. «Habiendo cedido tanto en términos de los deseos de la persona que usa la farmacia, el Consejo puede encontrar difícil retroceder su camino para restablecer un control profesional centrado en los intereses genuinos de la salud del paciente».

El aumento de los abortos realizados mediante la administración de fármacos involucra directamente a los farmaceutas en la práctica y un eventual cambio en la legislación podría llevar a los farmaceutas a verse obligados a suministrar drogas letales a pacientes que desean morir.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...