Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

Polémica en Barcelona por la apertura de una mezquita en la calle Japón

Varias entidades vecinales del barrio denuncian la utilización política de la extrema derecha para alentar a los vecinos de esta calle en contra de la apertura de la emzquita:

En un comunicado conjunto manifiestan:

“Las entidades firmantes queremos hacer pública nuestra preocupación por la situación creada en torno a la oposición a la apertura de una mezquita en la calle Japón de Prosperidad, el papel destacado que están jugando varios grupos de extrema derecha y el peligro para la convivencia que esto supone si no se toman con celeridad medidas adecuadas.

Los diversos actores implicados han tomado sus posiciones: los vecinos que se oponen lo siguen haciendo, el tejido asociativo apoya la apertura, las administraciones argumentan que se debe cumplir la ley y, por tanto, las personas que promueven el centro están llevando adelante las obras para adecuar el local a la legalidad vigente. Unas obras que están a punto de terminar.

Aparte del debate que hay abierto en el barrio sobre la convivencia, el respeto a los derechos de unos y otros o la idoneidad del lugar elegido para abrir el centro, el tema que nos preocupa es la impunidad con que creemos que están actuando los grupos de extrema derecha ajenos al barrio (aunque bien vistos por una minoría de vecinos opositores).

Los sabotajes continuados en el local, la extensión de propaganda nazi y islamófoba por el barrio o la incitación al odio en las redes sociales son sólo algunos de los ejemplos de actos directamente delictivos que han rodeado la oposición en el centro, de los que la policía tiene pruebas presentadas a la Fiscalía.

¿Qué pasará cuando se den los permisos para la apertura del centro es una incógnita para todos. Lo que sí sabemos es que los más perjudicados pueden ser los usuarios del centro de culto, familias, menores de edad y vecinos de Prosperidad que durante todo este proceso han mostrado una actitud encomiable, abierta al diálogo y respetuosa con el resto del vecindario .

Las entidades sabemos que la única manera de resolver este conflicto de manera positiva para la convivencia es que los mismos vecinos de la calle Japón, acompañados del resto del vecindario, se desmarquen de actitudes racistas y echen del barrio los grupos políticos islomòfobs y antidemocráticos, y con este objetivo estamos trabajando cada día.

A la vez, exigimos:
En el Ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat de Cataluña, que dé órdenes a la policía para que ésta sea más contundente ante las actitudes contrarias a la ley, que puedan incitar al odio o que dañen la convivencia y la libertad de los vecinos. Todo el mundo debe saber que los límites a la libertad de expresión son los derechos de las personas. La policía, como representante de la ley, no puede tener una actitud neutral ante la coacción y la intimidación.

A todos los grupos políticos del distrito ya todas las administraciones que, más allá de la declaración institucional del Consejo Plenario que firmaron todos los partidos el pasado mes de mayo, se impliquen de una manera más directa, estén presentes en el barrio el día de la apertura del local, hagan seguimiento de los acontecimientos y se pronuncien públicamente contra el papel de los grupos xenófobos.”

Desde grupos de extrema derecha como Plataforma per Catalunya, Generación Identitaria o Democràcia Nacional se acusa al movimiento vecinal del barrio de estar vendido a las subvenciones del Ayuntamiento y manifiestan su intención de seguir protestando hasta conseguir que la mezquita no se instale.

Total
0
Shares
Artículos relacionados
Total
0
Share