Polémica celebración de la Toma de Granada, con acto religioso incluido

Este año el concejal de PSOE se niega a tremolar el pendóny participar en los actos, la concejala de UPyD no irá a celebración religiosa, los de IU nunca asisten a esta conmemoración y organizaciones sociales proponen  cambiarla por la fiesta de Mariana Pineda con actos alternativos.

Los actos conmemorativos de la Toma de Granada por los Reyes Católicos tendrán lugar este viernes, un año más entre las críticas de distintas asociaciones pro-derecho humanos y otros sectores sociales que consideran esta celebración una fiesta “sectaria” que “mantiene la manipulación histórica”.

El 2 de enero fue elegido en el año 2000 como símbolo para el siglo XXI y declarado ‘Día de la Ciudad de Granada‘, día de festejos en el que el Ayuntamiento rinde homenaje a su historia y su patrimonio. La corporación municipal bajo mazas, autoridades y representantes de los distintos colectivos de la ciudad visitarán así la Capilla Real, hasta concluir el recorrido en el Balcón de la Casa Consistorial.

El acto comenzará en el Salón de Comisiones con la llegada, sobre las 11.15 horas, de los corporativos. Allí la concejal  de Turismo, Presidencia y Fiestas Mayores, Rocío Díaz, recogerá el Estandarte Real, y lo custodiará. Escoltada por gastadores del Ejército, la comitiva bajará las escaleras del Ayuntamiento para dirigirse a la Capilla Real, donde se lo entregará a la concejal de Comercio y Ocupación de la Vía Pública, María Francés, que allí tremolará el pendón, a lo que se sumará una ofrenda con la colocación en los sepulcros de los Reyes Católicos de una corona de laurel y un ramo de flores.

La comitiva oficial saldrá entonces hacia el Ayuntamiento, desde cuyo balcón Díaz tremolará de nuevo el pendón para saludar a los congregados con el ritual de ‘Granada qué’.

Acto alternativo

Paralelamente, la Plataforma Granada Abierta celebrará una nueva edición del acto alternativo ‘Toma no, Mariana sí’ en la Fundación Euroárabe para pedir al gobierno municipal que ponga fin a la Toma “por ser una fiesta sectaria, anacrónica y excluyente, que mantiene la manipulación histórica, tiene un efecto llamada sobre la extrema derecha, racista y xenófoba y supone un riesgo para la convivencia democrática”.

Granada Abierta propone que el 2 de enero se convierta en una jornada para fomentar la tolerancia y el diálogo intercultural y que la fiesta local del día de la Toma sea sustituida por el 26 de mayo, Día de Mariana Pineda, “que es símbolo de libertad e igualdad”.

El acto alternativo a la Toma de Granada contará este año con la participación de Diego Cañamero, sindicalista y promotor de las Marchas de la Dignidad.

Asimismo, se mostrará un mensaje de apoyo de Federico Mayor Zaragoza, exdirector general de la Unesco y presidente de la Fundación Cultura de Paz y habrá un hermanamiento de Granada Abierta con la Plataforma Mezquita-Catedral de Córdoba Patrimonio de todos, que estará representada por Antonio Manuel Rodríguez.

Granada Abierta. La Plataforma ha solicitado al Ayuntamiento de Granada que el Día de la Toma no sea declarada fiesta local y se traslade al 26 de mayo, coincidiendo con la conmemoración de Mariana Pineda. Esta organización realizará actividades alternativas este viernes. Foto: Luis F. Ruiz

Granada Abierta. La Plataforma ha solicitado al Ayuntamiento de Granada que el Día de la Toma no sea declarada fiesta local y se traslade al 26 de mayo, coincidiendo con la conmemoración de Mariana Pineda. Esta organización realizará actividades alternativas este viernes. Foto: Luis F. Ruiz

El concejal del PSOE Francisco Cuenca declina tremolar el estandarte real el Día de la Toma de Granada

El líder de la oposición dice no estar a favor de que el alcalde consienta que radicales de izquierdas y derechas tomen la plaza del Carmen el 2 de enero · La socialista Raquel Ruz tampoco acudirá

Francisco Cuenca, portavoz del grupo municipal socialista, ha declinado tremolar el pendón este viernes en el Día de la Toma de Granada, festividad que se celebrará de nuevo en la plaza del Carmen envuelta en polémica entre partidarios y detractores.

El líder de la oposición ha manifestado que está de acuerdo con el hecho histórico y reconoce la Toma como una fiesta y como “tradición de hace cientos de años” en la ciudad.

Si embargo, ha basado su rechazo a participar en los actos de este viernes en el hecho de que el alcalde de Granada, José Torres Hurtado, haya “permitido” que la plaza del Carmen esté “tomada” por radicales de extremaizquierda y extremaderecha que se convierten en “los protagonistas del día”.

Cuenca ha dicho que se plantea si su padre puede acudir a la plaza del Carmen ese día junto a sus nietos y ha afirmado que “no puede” porque la “fiesta de los granadinos ha sido hurtada a los granadinos” y se producen “situaciones de miedo” que “todos” conocen en los últimos años.

A su juicio, “solo hay un responsable” que permite “símbolos y actitudes ilegales” en la plaza consistorial granadina. Se ha mostrado partidario de una fiesta de la Toma como “espacio de fiesta, de reconocimiento a los granadinos y no de los radicales” y por ello ha exigido al actual alcalde que traslade a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado que no permitan que los radicales “se apoderen de la plaza del Carmen” y en ella haya símbolos “extremistas y xenófobos”.

“Son 50 y 50, eso no es Granada, no es dos núcleos de radicales enfrentados hacen mucho ruido, asustan y le han quitado el protagonismo a la Toma, con la connivencia del alcalde, y han expulsado a los granadinos y han tomado ellos la plaza del Carmen”, ha dicho Cuenca.

Además del edil socialista, también ha declinado la opción de portar el estandarte real su compañera de filas Raquel Ruz, a la que correspondía junto a Cuenca portarlo durante el cortejo y tremolarlo tanto ante la tumba de los Reyes Católicos como en el balcón del Ayuntamiento para pronunciar el tradicional ‘Granada, qué’.

Críticas del Gobierno local

En este sentido, el alcalde en funciones del Ayuntamiento de Granada, Francisco Ledesma, ha criticado la actitud a su juicio “irresponsable” del portavoz del PSOE y su compañera por declinar la opción de portar el estandarte real durante este 2 de enero.

A su juicio, los servidores públicos están obligados de forma responsable a ser partícipes de todas las tradiciones de la ciudad, independientemente de si son religiosas o no y de a quiénes puedan ir dirigidas pues “se representa a todos los ciudadanos”.

“Es una irresponsabilidad pedir que se abandone las tradiciones”, ha dicho Ledesma, que ha recordado que “una vez más” el PSOE da la espalda al Ayuntamiento de Granada.

En este mismo sentido se ha pronunciado el edil de IU, Francisco Puentedura, quien ha dicho que su partido tampoco participará en el Día de la Toma al considerar que esta fiesta debería destinarse a la del 26 de mayo en memoria de Mariana Pineda, al ser la que representa “a toda la ciudadanía”.

UPyD acudirá a la conmemoración de la Toma de Granada, pero no a la misa que la precede

Mayte Olalla, concejal y portavoz del grupo municipal de UPyD en el Ayuntamiento de Granada, ha anunciado que su formación acudirá a la conmemoración, el día 2 de enero, del aniversario de la Toma de Granada, un acto que considera “festivo” y que “no va contra nadie”. No obstante, acota que no estará presente en la misa que forma parte de los actos oficiales programados, puesto que UPyD es “un partido laico” que no ve conveniente darle a la Toma una connotación religiosa.

La edil resalta que, según los historiadores, la Toma de Granada fue “un traspaso de poderes modélico” y que no hay “nada que esconder ni de lo que avergonzarse” en el 2 de enero de 1492. Otra cosa, añade, es que los Reyes Católicos decidieran años después expulsar a los judíos de España y adoptar otra serie de medidas censurables. “Pero eso ocurrió después y no es lo que se festeja ahora”, insiste.

Para la portavoz de la formación magenta, sería “muy positivo” que todos los partidos, y especialmente los que están representados en el Ayuntamiento de Granada, consensuaran una forma de conmemorar este acto y lo despojaran de todo matiz subjetivo y, por supuesto, de cualquier atisbo de extremismo. De hecho, recuerda que UPyD ya ha hecho votos por ello en alguna ocasión.

Mayte Olalla acudirá a los actos protocolarios programados para ese día pero no a la misa que se oficiará en la catedral antes de que las autoridades acudan a la Plaza del Carmen. Entiende que cualquiera es libre de ir a esa misa, pero que UPyD es un partido laico y que esta festividad debe separarse de la religión.

Alcalde y autoridades en el acto religioso celebrado en la Capilla Real de la Catedral durante la fiesta de la Toma de Granada

Alcalde y autoridades en el acto religioso celebrado en la Capilla Real de la Catedral durante la fiesta de la Toma de Granada

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...