¿Podemos ser independientes de Roma?

Uno ya no sabe en qué confiar en estos tiempos de decantamiento soberanista, porque la religión es la misma en todo el solar ibérico y sus islas. Miren si no La Passió de Olesa o la de Esparreguera y tantas procesiones tradicionales en Catalunya. Esto hace del conflicto nacionalista catalán un conflicto con sordina. Para que un conflicto sea mínimamente solvente tienen que entrar en colisión dos religiones distintas: protestantes y católicos en el Ulster o judíos y musulmanes en Israel y sus franjas. En África se producen periódicamente gravísimos incidentes entre musulmanes y cristianos, y no digamos los conflictos en la India entre hinduistas e islamistas.

Cuando se dirime cuál es el dios verdadero a través de las tradicionales matanzas, la victoria sobre el dios del otro significa dominio y humillación. Pero, claro, cuando la religión es la misma las diferencias son muy de matiz. Imagino una Catalunya independiente y que por Semana Santa me vuelvan a poner Ben-Hur. Tanta brega para tan corto viaje.

La Semana Santa es un peñazo. A las ya de por sí atorrantes tradiciones se suma desde hace algunos años la devoción hollywoodiense-malagueña de Antonio Banderas, que confirmaría a los ojos de algunos que viajar no cura. Además, lo de la mona de Pascua viene del término árabe munna, que significa provisión de la boca, regalo que los moriscos hacían a señores. Tan de aquí que nos parece, y ya ven.

Bueno, a lo nuestro. Imagino adaptaciones de oraciones para crear una religión más catalana que busque la diferencia con la españolista:

SBltVoto nuestro, según Rajoy: «Voto nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre; hágase tu voluntad en las urnas como en El Mundo. Danos nuestra encuesta de cada día; perdona a los de Gürtel así como nosotros perdonamos a nuestros mentores; no nos dejes caer en la elección y líbranos del Mas. Amén.»

SBltLos cinco mandamientos, según Duran Lleida: 1) Amarás la Constitución sobre todas las cosas. 2) Tomarás el nombre de la vicepresidenta en vano. 3) Santificarás las siestas. 4 ) No honrarás consultas ni plebiscitos. 5) No matarás (al líder de Unió).

SBltAve maría, según un consumidor: «Dios te salve, maría, llena eres de caña, el cebollón es contigo. Bendita tú eres entre todas las plantas y bendito es el fruto de tu simiente el hachís. Santa maría, madre del quife, humea para nosotros consumidores, ahora y en la hora de nuestro ciego. Amén.»

Si alguien se molesta por estas inocentes dislocaciones, le recuerdo que estamos en la Unión Europea y que el cristianismo es humildad. No me lo tengan en cuenta. Pero ¿y si diésemos un paso más? ¿Sería posible una Catalunya laica, sin concordatos ni cuadraditos en la declaración de renta? ¡Ojo con Hungría y su nueva Constitución!

Si algún día Catalunya es independiente, ¿podrían hacerme el favor de plantearse un cambio serio? Si a mí me aseguran que la independencia lo sería también de Roma y que se acabarían las pesadísimas películas de Semana Santa, igual me lo planteo. Las vacaciones no las toquen, que esas vienen del descanso agrícola en época de lluvias. Yo qué sé…

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...