Podemos se suma a la exigencia de una gestión pública en la Mezquita

Teresa Rodríguez, candidata de Podemos a la presidencia de la Junta de Andalucía, se suma a las exigencias de la Plataforma Mezquita-Catedral que busca la gestión y titularidad pública del principal monumento de Córdoba sin restringir el culto católico del templo. La candidata se ha comprometido a defender «la Mezquita-Catedral y el patrimonio histórico andaluz desde la institución autonómica», según dijo tras una reunión con la Plataforma Mezquita-Catedral, Patrimonio de Todos celebrada el pasado sábado en Córdoba.

Rodríguez mostró su respaldo a los seis compromisos recogidos en un documento redactado por el colectivo, que incluye la apuesta por la titularidad pública del monumento andalusí, una gestión profesional, el respeto a los valores islámicos esenciales del edificio y la petición a la Unesco para que actúe en defensa de los principios sobre los que la fue designada la mezquita en 1984 Patrimonio Mundial.

La plataforma envió el documento la pasada semana a todos los partidos políticos que concurren a las elecciones autonómicas para que lo suscriban. Hasta el momento solo lo han hecho Podemos y el candidato de Izquierda Unida, Antonio Maíllo. Ni PP ni PSOE ni PA, ni UPyD ni Ciudadanos han contestado hasta ahora a las demandas del colectivo.

Hace un año, la Junta de Andalucía llegó a anunciar que encargaría un informe técnico a sus servicios jurídicos para saber si podía solicitar la titularidad del templo, actualmente en manos de la Iglesia. Pero nada se sabe de dicho estudio. Entretanto, la postura de la Junta no ha sido clara. Cuando Izquierda Unida formaba parte del Ejecutivo, dos de sus tres consejeros (Elena Cortés, en Fomento y Rafael Rodríguez, en Turismo) se mostraron abiertamente a favor de la titularidad y gestión pública del monumento. Pero la presidenta, Susana Díaz, rebajó el nivel de exigencias y aseguró que si bien apostaba por la titularidad pública de la Mezquita, aceptaba la gestión que había venido haciendo el Cabildo. Díaz solo ponía un pero: la gestión turística que había hecho la Iglesia del edificio y reclamó una participación conjunta en lo referente al turismo.

El documento contiene también la reclamación del recurso de inconstitucionalidad contra el artículo 206 de la Ley Hipotecaria, que ha permitido la apropiación por parte de la Iglesia de miles de bienes de dominio público en Andalucía, y en el resto de España, sin aportar título escrito de propiedad y con la sola certificación del obispo gracias a una norma predemocrática.

Teresa Rodríguez aseguró que es necesario “conservar la identidad y la memoria del nombre de la Mezquita”. “No solo por el pueblo de Córdoba”, agregó, “sino por el pueblo andaluz y el conjunto de la humanidad, que tiene la suerte de tener en su patrimonio esta maravilla de la cultura andalusí”. Rodríguez anunció su disposición a promover una “auditoría de bienes públicos inmatriculados por la Iglesia” al amparo de una ley que equipara a los diocesanos con la administración en clara violación de la aconfesionalidad del Estado proclamada por la Constitución española de 1978.

 

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...