Podemos rechaza una candidattura en Madrid por no respetar el principio de defensa del laicismo previsto en el Código Ético de la organización

La candidatura rechazada presenta una demanda civil contra el partido

Una candidatura interna de Podemos ha presentado una demanda civil contra su propio partido por vulneración de sus derechos fundamentales de igualdad, libertad ideológica y derecho de asociación después de que su lista, Madrid Integral y Democrático, quedara excluida de la elección de órganos internos de candidaturas a los Consejos Ciudadanos Municipales, en este caso de Madrid.

Juan A. Aguilera, miembro de Podemos, presentó su candidatura a secretario general de Podemos Madrid el 5 de diciembre. Una semana después se le notificó una resolución de la Comisión de Garantías Democráticas de Podemos que invalidaba su candidatura, formada junto a otras 20 personas.

La decisión de Podemos, según los demandantes, vulnera «la Constitución Española, la Ley Orgánica de Partidos Políticos y los derechos fundamentales de igualdad, libertad ideológica y derecho de asociación».

En su resolución, el Comité de Podemos argumentó para dejarles fuera de la carrera electoral que la candidatura de Aguilera vulneraba dos principios del Código Ético de Podemos: el primero es que podría «representar intereses personales, económicos o políticos ajenos a los que correspondan en cada caso al cargo electo en cuestión».

El Comité argumentó su decisión en que Aguilera y el resto de la candidatura «forman parte activa desde hace más de tres décadas del grupo Prometeus», un grupo «con línea política propia y con reconocido y notable afán por influir políticamente en otros movimientos ciudadanos». Además, señalaban que el candidato a secretario general «estaba afiliado a otro partido hasta hace dos meses», y que los miembros de Prometeus «se trasladan directamente como lista a este proceso electoral».

El segundo motivo por el que se les deja fuera es porque «contradicen» el principio de Podemos de «impulsar el laicismo». Lo cree porque el grupo se define «como defensor de lo ‘esotérico’ e ‘iniciático’, lo que contradice la obligación de los candidatos a defender el laicismo».

José María Garzón es el abogado de los demandantes, que creen que las razones de Podemos para excluirles no están justificadas, ya que la escuela iniciática Prometeus «no es un secta ni un grupo sectario», sino sólo «un punto de encuentro y reflexión». «El hecho de que Aguilera y algunos de los miembros de la candidatura formen parte de Prometeus no quiere decir que no puedan formar en ningún grupo político como Podemos. De hecho, muchos de ellos lo llevan haciendo desde el principio», argumentan los demandantes. «Somos ciudadanos normales y se nos ha quitado de en medio sin escucharnos», subrayan.

Una portavoz de Podemos explicó ayer que se les excluyó de la carrera por un tercer motivo: «porque su programa político está en desacuerdo contra el que se aprobó en la Asamblea Ciudadana de Podemos», algo que niegan los demandantes.«Nosotros nos adherimos a todo lo que dice Podemos», explicó ayer Judith Lerena, miembro de la candidatura excluida y del Círculo de Lavapiés. «Se nos excluye por una cuestión de ideología en nuestra vida privada», añadió la portavoz, que precisó que varios miembros de la candidatura «comparten conocimientos» sobre esoterismo como quien comparte gustos por determinados escritores.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...