Piñera, presidente electo de Chile, a la Iglesia Católica: «Nunca hay que dar la espalda a las víctimas»

«Cuando el Papa estuvo en Chile dijo que eran puras calumnias (las denuncias contra Barros), que no había ninguna evidencia. Yo creo que eso fue un error», dijo también

A una semana de asumir la dirección del Gobierno, el presidente electo, Sebastián Piñera, abordó distintos temas de actualidad nacional e internacional con la prensa extranjera, entre ellos las denuncias de abuso sexual de religiosos.

En esa línea, el próximo mandatario criticó la respuesta de la Iglesia católica chilena, y también al Vaticano, por su respuesta ante estos hechos que han detonado una fuerte controversia desde el caso del párroco Fernando Karadima, el cual volvió a estar en el centro de debate por la visita del Papa Francisco a Chile y el apoyo inicial que le entregó al obispo de Osorno, Juan Barros.

Ante la consulta en una entrevista con Univisión sobre la forma en que el Vaticano se ha manejado con las denuncias del Barros, Piñera señaló: «Yo soy católico. Conozco el caso de ese sacerdote (Karadima) que efectivamente fue condenado por la justicia y la propia iglesia como un sacerdote que abusó de muchos niños y jóvenes». 

«Y el caso del obispo Barros, que era parte de la parroquia (El Bosque) donde trabajaba el sacerdote que usted menciona, yo creo que no ha sido suficientemente investigado. La primera reacción de la iglesia fue no de asumir la responsabilidad que tenía con las víctimas, si no que tenía una actitud en cierta forma defensiva. Yo creo que eso fue un grave error», dijo Piñera. 

En esa línea, agregó: «Estoy seguro que muchos personeros de la iglesia se arrepienten de esta actitud. Cuando el Papa estuvo en Chile, el dijo que eran puras calumnias (las denuncias contra Barros), que no había ninguna evidencia. Yo creo que eso fue un error también, porque este es un tema que debe ser investigados».

«De hecho, después (el Papa) enmendó el rumbo porque envió a un cardenal a investigar sobre estas materias. Nunca hay que cerrar los ojos a la verdad. Nunca hay que dar la espalda a las víctimas, particularmente a las víctimas de abusos sexuales y en forma muy especial cuando esos abusos los cometen autoridades civiles o religiosas, como ha ocurrido desgraciadamente en el mundo entero», finalizó el Presidente electo.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...