Piñera, presidente de Chile, reafirma ante evangélicos compromiso de cambiar ley de culto

“Yo siempre agradezco la fe, el compromiso y la vocación con que predican la palabra de Dios. Y los valores, la vida, la familia y el matrimonio”. Esas fueron las palabras del Presidente Sebastián Piñera al término de la ceremonia con que hoy se celebró el día de las iglesias evangélicas y protestantes.

Previamente, el Jefe de Estado, ante cerca de 400 invitados, realizó un discurso en el Patio Los Cañones, donde elogió el trabajo realizado por esas iglesias, destacando “la fuerza con que defienden valores fundamentales, como el valor de la vida, el valor de la familia, el valor del matrimonio”.

Aunque la celebración es habitual, el Mandatario aprovechó la oportunidad para hacer alusión a lo que ocurrió durante la denominada “Marcha por Jesús” del domingo pasado, donde se registraron hechos de violencia en contra los participantes.

“Después de haber visto lo que ocurrió en la marcha por Jesús, que era una marcha pacífica que pretendía expresar valores y que fue brutalmente agredida por violentistas, que no respetan a nada ni nadie, nos hemos convencido cada vez más de la importancia de que el Estado asegure y garantice la libertad en todos los campos”, dijo el Mandatario, añadiendo que llegó el momento de revisar la Ley de Libertad de Cultos e Igualdad Religiosa. Una iniciativa que forma parte del programa de gobierno y que Piñera reafirmó hoy en medio de varios gestos que el Ejecutivo ha realizado a los evangélicos.

El lunes pasado el titular del Interior, Andrés Chadwick, recibió a ocho representantes evangélicos que participaron de la marcha, entre los que estuvo presentes el obispo Eduardo Durán. Y hoy, previo a la actividad, el propio Presidente se acercó al coro que participó del acto y entonó una canción religiosa, episodio que difundió en su cuenta de Instagram.

La relación entre Piñera y la iglesia evangélica ha tenido altos y bajos. Durante su campaña de 2009 presentó “30 compromisos” para esa comunidad, la que, posteriormente, terminó criticándolo por impulsar el entonces proyecto de Acuerdo de Vida en Pareja. Y para su última contienda presidencial también apostó y diseñó una estrategia para conquistar a ese electorado, sobre todo porque su contendor José Antonio Kast desplegó su candidatura buscando ese nicho de votos.

Pero en el último tedeum evangélico, del 16 de septiembre, Piñera recibió algunos insultos a las afueras de la iglesia, principalmente por la tramitación del proyecto de ley de identidad de género, donde el gobierno se hizo parte de la discusión y presentó una propuesta para que el cambio registral de sexo se permitiera desde los 14 años de edad.

“La ley de identidad de género no representa el sentir mayoritario del mundo evangélico. Pero sí estamos contentos y satisfechos de alguna forma de que el gobierno haya manifestado su categórico rechazo del aborto libre y que ni tampoco está en los planes legalizar el matrimonio igualitario”, dijo hoy el diputado RN Eduardo Durán, hijo del obispo evangélico.

El gesto de hoy del Mandatario hacia la comunidad en evangélica se da en medio del triunfo de Jair Bolsonaro en las presidenciales de Brasil, victoria que ha sido monitoreada desde el gobierno y que -según las mediciones de ese país- concitó votos de una gran mayoría de evangélicos

Cambios a la ley

El anuncio de Piñera de hoy no fue al azar. El pasado 23 de octubre, el titular de la Segpres, Gonzalo Blumel, se reunió con representantes de distintas iglesias evangélicas, donde se conformó una mesa de trabajo liderada por la Oficina Nacional de Asuntos Religiosos (ONAR).

En la cita, se acordó un temario a discutir con el objetivo de que enero finalice el trabajo de la mesa y que durante el próximo año se materialicen los perfeccionamientos, ya sea por la vía reglamentaria o mediante un proyecto de ley.

Entre los temas se destaca incorporar a las organizaciones religiosas como actores susceptibles de ser objeto de donaciones con beneficios tributarios.

Dentro de la mesa de trabajo que conformó la Segpres, además, se están discutiendo temas como los mecanismos de transparencia activa, constitución de las iglesias y atribuciones del Ministerio de Justicia, así como también la institucionalidad organizacional que tienen estas en el Estado.

En el programa de gobierno de Piñera también se estipula “reconocer el derecho de las instituciones de carácter privado a determinar su propio ideario institucional y a no ser obligadas a actuar en contra del mismo”.

Credos piden reconocimiento del Estado

Respecto del anuncio presidencial, Marcelo Isaacson, director ejecutivo de la Comunidad Judía en Chile, sostuvo que “esta iniciativa es importante para reconocer y facilitar a la religión judía a establecerse como una religión. Somos corporaciones, finalmente”.

El vocero del Centro Islámico de Chile y de la mezquita de As Salam, Mohammad Said Rumie, señaló que “me gustaría que existiera un reconocimiento formal a que los musulmanes tenemos costumbres religiosas distintas, desde los rezos hasta el tener fiestas especiales”.

Desde el mundo evangélico, el obispo Emiliano Soto puntualizó que “debemos avanzar desde la libertad religiosa a la igualdad religiosa. No existe en Chile igualdad religiosa para todos los credos: en la práctica, por ejemplo, la Iglesia Católica tiene una capellanía general castrense”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...