Piden que el nuevo Código Civil argentino garantice igualdad para todas las religiones

En una nueva audiencia de debate sobre el proyecto de unificación de los Códigos Civil y Comercial, representantes de distintas organizaciones sociales y de diversos cleros solicitaron que la reforma "garantice una igualdad para todas las religiones". También pidieron que "sea el punto de partida para la construcción de un Estado laico".

Diferentes organizaciones sociales y representantes de diversos cleros solicitaron hoy que el nuevo Código Civil "garantice una igualdad para todas las religiones" y "sea el punto de partida para la construcción de un Estado laico".

En un debate realizado en el Salón José Luis Cabezas de la Cámara de Diputados, los diversos expositores coincidieron en pedir que "haya una personería jurídica religiosa igualitaria".

En el encuentro, Cecilia Merchán, la referente de la Corriente Política y Social "La Colectiva", señaló que "un Estado laico no impone la fe sino que sólo garantiza la separación entre una creencia personal, y el Estado que debe contener a todas y a todos por igual en el marco del respeto a la diversidad".

"Si pensamos en una nueva Constitución emancipadora, establecer al Estado argentino como un Estado laico significa respetar las opciones de todas y todos como principio básico de la vida democrática y de nuestra soberanía", aseguró la ex diputada nacional.

A su turno, Fernando Lozada, miembro de la Coalición por un Estado Laico (CAEL), realizó un repaso histórico entre la relación de poder entre la Iglesia Católica y el Estado nacional.

En ese sentido, Lozada afirmó que "la Iglesia se encargó de impedir todos los cambios en la búsqueda de un Estado laico a través de los golpes de Estado".

"Una muestra de esto es que el dictador Jorge Rafael Videla fue quien más legisló a favor de la Iglesia y más privilegios le dio al culto católico", manifestó.

Por su parte, Francisco Olveira, un cura de la Isla Maciel, sostuvo: "No quiero una Iglesia aliada a un poder de turno y mucho menos tener privilegios".

"Quiero una Iglesia que sea servidora de los pobres, ya que me da vergüenza que mi obispo cobre 14.000 pesos al mes", reflexionó Olveira, quien pidió que "se eliminen los privilegios".

Con respecto al concepto de Estado laico, Frank de Nully Brown, obispo de la Iglesia Evangélica Metodista Argentina, definió que "es aquel que no niega a otra religión ni tiene un credo oficial sino que asegura la experiencia religiosa de todos".

En coincidencia con el resto de los panelistas, el rabino Daniel Goldman manifestó que "el problema son los límites de la institucionalidad" y pidió que el nuevo Código Civil "respete a las minorías".

Por su parte, el representante de los Pueblos Originarios en la Mesa de diversidad religiosa y creencias del INADI, Luis Pincen, consideró que "el actual Código establece una discriminación porque hay una sola personería jurídica religiosa".

Al finalizar el debate en el Congreso de la Nación, los participantes coincidieron que se debería eliminar el actual artículo 33 del Código Civil porque "ninguna creencia está por encima de otra y, por lo tanto, ninguna de ellas debe contar con beneficios".

El artículo 33 del Código Civil incluye como "personas jurídicas de carácter público al Estado nacional, las provincias y los municipios; las entidades autárquicas; y a la Iglesia Católica".


 

El titular de la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (FALGBT) aseguró que sostener “el carácter de entidad de bien público a la Iglesia Católica termina perpetrando y sosteniendo privilegios que no van con los tiempos que corren”.

Durante la última parte de la audiencia pública que realiza la Comisión Bicameral encargada de analizar la unificación de los Códigos Civil y Comercial, el titular de la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (FALGBT), Esteban Paulón, manifestó que “un tema pendiente sigue siendo el Estado laico”.

Al hacer uso de la palabra este martes, Paulón señaló que sostener “el carácter de entidad de bien público a la Iglesia Católica termina perpetrando y sosteniendo privilegios que no van con los tiempos que corren”.

El presidente de la FALGBT también dijo que “en un país que tiene un fuerte proceso de secularización”, el Estado “tiene que avanzar decididamente hacia una mirada laica en cuanto a la igualdad con todas las religiones, y también en cuanto a la no imposición de determinadas creencias en relación a los derechos civiles”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...