Piden masones educación laica

El conocimiento sobre la naturaleza, el hombre y el universo exige no mezclarse al confundirse con dogmas, mitos o doctrinas religiosas

Hay que preservar el estado laico en toda su dimensión, por ser la única garantía de la paz social, en que se sustentan la libertad, la justicia y la igualdad entre los hombres y la propia sociedad mexicana, dijo Onosandro Trejo Cerda.

Trejo Cerda ocupa el cargo de presidente de la Sociedad Cívica de México y Soberano Gran Comendador del Supremo Consejo de México de la Masonería del Rito Escocés Antiguo y Aceptado desde abril de 2009 y concluye hasta abril del 2012.

Además es abogado, especialista en derecho constitucional, maestro en derecho y doctorado en la misma disciplina, y catedrático de la UNAM. Es además, maestro de grado en Filosofía por la propia UNAM.

También ha sido director del Comité del Centro de Estudios de Derecho e Investigaciones Parlamentarias (CEDIP de la Cámara Baja del Congreso de la Unión, entre otros cargos más.

La separación…

De visita en Victoria, donde dictó una conferencia sobre “Laicismo y la Educación en México” a los masones que se dieron cita en el templo filosófico “Raúl García García”, ubicado en la zona centro de la ciudad.

Trejo Cerda destacó que el estado laico, ha adquirido la categoría de compromiso histórico, social y de conciencia de los pueblos y las naciones por mantener incólume el postulado de la separación de lo religioso y lo eclesiástico respecto a los asuntos de la política y gobierno.

"El Estado Laico reclama en el mundo entero, gobiernos que sean sus custodios, como garantía de respeto al derecho irreductible de los ciudadanos a la expresión externa o práctica pública de sus devociones religiosas, mediante ceremonias y actos de culto".

Laicismo es…

"El Laicismo es el principio fundacional e inalterable del Estado moderno, el camino a su democratización y sustento pleno e incondicional de la libertad de las personas para tener, no tener, o cambiar de creencias religiosas".

Constituyen actos de lesa humanidad, violatorios de los derechos fundamentales de las personas y de ataque al Estado, que autoridades, sectas o individuos denigren, limiten o persigan a un ciudadano por sus creencias religiosas y actos de devoción o culto público.

Creer es un ejercicio de la libertad absoluta e inalienable del ser humano, inherente a su facultad de pensamiento; por lo tanto, las Constituciones, las Leyes, los Estados, los Gobiernos, las organizaciones o las personas, no pueden ni deben hacerla objeto de ataque, limitación o persecución alguna, alegando supuestas justificaciones en dogmas, mitos o prejuicios y, menos aún, intentar imponer determinada confesión religiosa a ciudadanos libres e iguales.

La educación…

Luego dijo que la educación en un estado laico, sea pública o privada, está orientada por la ciencia; el conocimiento sobre la naturaleza, el hombre y el universo exige no mezclarse al confundirse con dogmas, mitos o doctrinas religiosas.

Ante la pluralidad de creencias religiosas en el mundo, resulta ilegítimo y contra razón llevar a cabo desde las estructuras del poder público del Estado, acciones a favor de una determinada confesión religiosa en las que participen funcionarios públicos, así como difundirla mediante imágenes, signos o señales religiosas en la propaganda gubernamental.

En materia de educación lo hemos dicho, se requiere en el sector una mayor participación de recursos, se deben de inyectar más recursos a la educación para obtener mejores resultados.

Libertad, inseguridad, educación y crisis…

Al concluir su ponencia respondió a los cuestionamientos donde destacó que el gran problema que México tiene es que en momentos de una gran crisis todas las instituciones se ven afectadas, y ese es el problema.

A simple vista se aprecia el deterioro de las instituciones, desde la institución presidencial, la seguridad, el mismo Ejército, por ello no queda más que reconstruir el aparato institucional del gobierno.

Al gobierno federal le ha fallado la estrategia, desde el uso del Ejército en tiempos de paz hasta la lucha sin sentido en que se les ha metido, la lucha no puede ser, ni por regiones, ni por grupos, ni por espacios territoriales, tiene que ser una estrategia nacional.

Además hay otros problemas como es la crisis económica y de seguridad que nos golpea por todos lados, por ello tiene que reconstruirse el tejido social…hay que generar una serie de condiciones para que la familia pueda contar de nuevo con estabilidad y tranquilidad, para que pueda desarrollarse de la mejor manera, concluyó.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...