Petraeus: ‘La quema del Corán en EEUU podría poner en peligro a las tropas’

El pastor Terry Jones prenderá fuego al libro sagrado musulmán el 11-S. Unas 500 personas se manifiestan en Kabul al grito de ‘Larga vida al Islam’

Población afgana quema un muñeco y una bandera de EEUU. | AP

Población afgana quema un muñeco y una bandera de EEUU. | AP

Algunas embajadas, contra los planes del Dove World Outreach Center

"El islam es del Diablo", puede leerse desde hace tiempo a la entrada del Dover World Outreach Center de Gainesville, Florida. Dentro del templo carismático del Nuevo Testamento venden camisetas, gorras y tazones con la misma e incendiaria proclama. Pese a los odios y los fervores desatados, la noticia no había pasado de ser hasta ahora una curiosidad local.

Hasta que el pastor Terry Jones tuvo la idea de crear un grupo en Facebook y convocar una quema mundial del Corán el próximo sábado, coincidiendo con el noveno aniversario del 11-S.

La mecha llegó el lunes mismo hasta Kabul, donde medio millar de personas profirieron gritos contra Estados Unidos, lanzaron piedras contra los soldados norteamericanos y proclamaron "¡Larga vida al Islam!". La embajada estadounidense se vio obligada a emitir un comunicado condenando los planes de la iglesia de Florida por su "intento deliberado de ofender a miembros de un determinado grupo religioso y étnico".

El general David Petraeus tuvo que salir al paso anoche y advertir de que provocaciones así "pueden poner en peligro a nuestras tropas y sabotear nuestros esfuerzos en Afganistán". En declaraciones a la CNN, el general William Caldwell aseguró que la seguridad de varios soldados se había visto comprometida por las noticias que provenían de Florida y que el lunes provocaron también incidentes ante la embajada de EEUU en Yakarta (Indonesia).

Tras la polémica desencadenada por la mezquita de la 'zona cero', el anuncio de la quema del Corán en Gainesville amenaza con convertirse casi en una cuestión de Estado, a falta de cinco días para el 11 de septiembre. En el año 2005, quince personas murieron en las calles de Kabul por los disturbios provocados por un artículo publicado en Newsweek en el que se aseguraba que los interrogadores de Guantánamo llegaron a arrojar ejemplares del Corán al retrete (la revista desmintió días después la historia).

El ojo del huracán está ahora en este templo perdido en las afueras de Gainesville, una ciudad de poco más de 100.000 habitantes en el norte de Florida. Aunque el permiso oficial para la quema ha sido denegado, el pastor Terry Jones ha dicho que la pira del Corán arderá a la hora convenida, seis de la tarde del sábado (medianoche en España).

"La verdad no debería ofender nunca", asegura el pastor Terry Jones en la web oficial del templo. "Hemos querido dejar en evidencia al Islam por lo que es, una religión violenta y opresiva (…) Sólo hay un camino hacia Dios, y es a través de la sangre de Cristo. Ha llegado el momento de que los cristianos nos unamos, dejemos de ser pasivos y luchemos por la verdad".

Archivos de imagen relacionados

  • Afganos queman bandera
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...