Personalidades católicas (politicos y un magistrado del Supremo) animan a participar en la vida pública ante el actual avance del laicismo

Alertan sobre el relativismo y el avance actual del laicismo. Políticos, juristas y profesores animan a los cristianos a luchar en un mundo que quiere excluirlos de la vida pública y los animan a hacerlo “con generosidad, valentía y exigiendo libertad y respeto para vivir nuestras convicciones y proponer nuestra manera de ver las cosas como fundamento de una paz auténtica”, en palabras del magistrado Benito Gálvez, uno de los participantes en las II Jornadas Católicos y Vida Pública, que se han celebrado este fin de semana en la Casa Sacerdotal.

Un espacio de reflexión que la Fundación CEU y la Asociación Española de Propagandistas organiza de forma periódica por toda España, siguiendo el espíritu de su fundador el cardenal Herrera Oria y del padre Ayala, sobre el papel de los laicos en la sociedad. En Almería han recibido la colaboración de la Extensión Cultural Diocesana del Obispado de Almería, a través del Instituto Superior de Ciencias Religiosas, y la Fundación Cultural Ángel Herrera Oria. El obispo, Adolfo González Montes, y el director del Instituto, Jesús García Aíz, han sido los encargados de inaugurar y clausurar las jornadas.

Las personalidades políticas de uno y otros signo fueron protagonistas en las sesiones celebradas el viernes, que arrancaron con una magistral conferencia del ex alcalde socialista de La Coruña y ex embajador cerca de la Santa Sede, Francisco Vázquez, quien propuso su testimonio personal sobre el papel de la Iglesia en la Transición. “La Iglesia fue impulsora de la reconciliación nacional, en la Constitución de 1978, la primera constitución española sin vencedores ni vencidos, se impusieron los valores de generosidad y la renuncia por parte de todos, en una situación económica mucho más difícil a la actual”, recordó el político. Para Vázquez, “al romper esto estamos recuperando problemas del pasado: la conexión territorial, la cuestión religiosa y la memoria histórica”.

La diputada del PP en el Congreso de los Diputados Carmen Navarro hablo de la “obligación” de los cristianos de participar en la vida pública, “de forma que servimos a la sociedad en el punto en el que nos corresponda” y alertó sobre “la dulce dictadura del relativismo”.

Por su parte, el alcalde de Vícar, el también socialista Antonio Bonilla, manifestó que “todo servidor público ha de estar siempre asistido en su proceder por el código de sus valores, que son los valores que emanan del Evangelio”.

Bonilla también relató algunas experiencias vividas en el municipio que rige. “En una ocasión llevamos a uno de nuestros núcleos una partida y preguntamos a los vecinos en qué querían invertirla: instalaciones deportivas, sanitarias, de ocio, educativas… El resultado fue que lo que querían los vecinos que construyéramos allí era una iglesia, y así lo hicimos, aprobado por unanimidad”, comentó.

“Tanto Ángel Ayala como Herrera Oria introdujeron la necesidad de que los católicos participen en la vida pública, porque también es un camino de salvación, una forma de compromiso social”, afirmó Benito Gálvez, magistrado del Tribunal Supremo.

El magistrado del Tribunal Supremo consideró que los cristianos “debemos no solo advertir de los males que lleva el proponer el laicismo y la relatividad moral como única vía compatible con la democracia, sino también debemos actuar”. El cristiano, continuó, “ha de superar esta situación desde la esperanza, sin renunciar a la propia identidad, llamados a participar con generosidad y valentía, iluminados por la fe y amparados por la caridad”, concluyó.

Todos los participantes en las ponencias del viernes coincidieron en señalar que no existe una opción política cristiana, sino que los cristianos deben estar en todos los partidos, tal como quiso el Papa Pablo VI cuando propugnó durante la Transición la separación total entre Iglesia y Estado en base a la doctrina del Concilio Vaticano II, tal como recordó Francisco Vázquez.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...