Periodista mexicana acusa al Estado de proteger a curas abusadores

La periodista mexicana Sanjuana Martínez acusó el sábado en Ginebra al Estado de México de proteger indirectamente a los curas católicos que abusaron de niños.

"El Estado protege a la jerarquía (católica) que protege a los depredadores, es un crimen de Estado", dijo Martínez a la AFP luego de su intervención en una Conferencia Mundial de Periodismo de Investigación, que reúne en esta ciudad suiza durante cuatro días a unos 400 reporteros.

"Es un crimen de lesa humanidad porque los Ministerios Públicos en México funcionan como tapaderas, la jerarquía católica sigue negando los crímenes y los jueces no actúan", agregó Martínez, autora de tres libros sobre el tema: "La cara oculta del Vaticano" (2004), "Manto Púrpura" (2006) y "Prueba de fe" (2008).

"Los estudios (de ONGs) señalan que el 30% de los curas mexicanos abusarían de menores, estamos hablando de unos cinco mil curas abusadores en las diócesis mejicanas", precisó Martínez, cuyos trabajos le valieron en 2008 el Premio Ortega y Gasset otorgado por el diario español El País al "Mejor Trabajo de Investigación".

La Iglesia mexicana se vio sacudida por las revelaciones de abusos sexuales de menores por parte de sacerdotes, entre ellos el fundador de los Legionarios de Cristo, Marcial Maciel, cuyos crímenes fueron admitidos en marzo por su congregación.

En las últimas semanas, el escándalo de los curas pedófilos se expandió por todo el planeta y alcanzó el corazón mismo de la Iglesia católica, que enfrenta una ola de denuncias, especialmente en Estados Unidos, Irlanda, Austria y Alemania, país de nacimiento del papa Benedicto XVI.

"En México no ha cambiado nada, la negación y la falta de justicia está generando el incremento del delito, que es constante, no hay curas pederastas en la cárcel, y cuando se logra meter a uno, la Iglesia lo protege, le paga la defensa, los mejores abogados y lo saca a los cuantos años por buen comportamiento", denunció Sanjuana Martínez.

"Los atavismos del catolicismo mexicano no permiten hacer justicia, se necesita una operación de Estado, un cambio de leyes y quitarles la investidura de curas cuando cometen este tipo de crímenes", subrayó.

"Pero el Senado tiene suspendido ese análisis y el Congreso no lo quiere entrar y menos el Estado, porque estamos hablando de Felipe Calderón, de un partido de derechas", añadió, refiriéndose al actual presidente de México.

"La pedofilia cometida por los curas católicos forma parte del crimen internacional organizado, tanto como el tráfico de órganos o de armas, o la trata de personas, es un delito transnacional, deleznable y poco perseguido", insistió.

Martínez apoyó las acciones emprendidas por víctimas de abusos sexuales por parte de curas en Estados Unidos, que buscan que el Vaticano abra sus archivos y que el papa Benedicto XVI explique a la justicia norteamericana lo que hizo ante esos casos durante los 25 años en que dirigió la Congregación de la Doctrina de la Fe, órgano guardián de la ortodoxia de la Iglesia, antes de ser elegido sumo pontífice en 2005.

El abogado en Estados Unidos del Vaticano, Jeffrey Lena, calificó el viernes pasado de "completamente sin fundamento" esas acusaciones.

El Vaticano considera además que el pontífice goza de inmunidad por ser jefe de un Estado soberano.

Según la periodista Sanjuana Martínez, el Papa "le permitió a estos depredadores continuar su carrera delictiva, entonces aumentó el número de víctimas, y aumentó el nivel de sufrimiento de los más vulnerables que son los niños".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...