Pérez Anadón quiere acabar con el privilegio católico en Torrero

El responsable de Urbanismo cambiará el reglamento, que data de 1938.Propone construir un nuevo edificio para funerales civiles sin símbolos religiosos.

Acabar con los privilegios de la religión católica en el cementerio de Torrero. Este es uno de los objetivos que se ha fijado el teniente de alcalde de Urbanismo del Ayuntamiento de Zaragoza, Carlos Pérez Anadón, que redactará un nuevo reglamento para el camposanto municipal adaptado al siglo XXI –el actual data de 1938– en el que sea posible celebrar en condiciones funerales civiles y de otros ritos.

Pérez Anadón estudia la fórmula jurídica y económica más adecuada que permita construir un nuevo equipamiento sin crucifijos y otros símbolos del catolicismo junto al aparcamiento que dé respuesta a las demandas ciudadanas. Esta decisión permitiría continuar con los oficios religiosos de los creyentes en Jesucristo, pero también ofrecer las mismas oportunidades a aquellas personas ateas, agnósticas o que profesan otros cultos diferentes.

Actualmente, solo es posible oficiar funerales civiles en los que la despedida al fallecido no esté presidida por un gran crucifijo en la sala –capilla– número dos de Torrero, la más pequeña, lúgubre y oscura de todas las existentes y en la que solo hay capacidad para 80 personas. No se permite utilizar otras más grandes y luminosas. El concejal delegado de Cementerios, Laureano Garín, ya baraja también soluciones intermedias que mediante persianas u otros mecanismos desmontables permitan cubrir temporalmente el simbolismo religioso y utilizar todas las salas.

II AÑO TRIUNFAL La derogación del reglamento vigente permitirá también eliminar el polémico texto final del reglamento en vigor que reza así: "Este reglamento fue aprobado en sesión del 30 de marzo del 1938. II Año Triunfal", en alusión al aniversario del golpe de Estado del general Franco en 1936. Entre las joyas del articulado también destaca que el ayuntamiento es el responsable del nombramiento de un capellán católico, "única persona habilitada para realizar prácticas religiosas" (artículo 78), tal y como recuerda la asociación aragonesa Movimiento Hacia Un Estado Laico (MHUEL).

La modificación del texto llegará acompañada de un plan de reforma integral de las instalaciones. Así, Garín ha encargado también la colocación de rampas para acceder sin barreras arquitectónicas a las capillas 3 y 4, la colaboración con los jóvenes de la escuela taller Ricardo Magdalena para construir baños en la parte antigua del recinto funerario y la rehabilitación de la escultura que preside la fosa común.

Por otra parte, en las últimas semanas han terminado también las obras de la puerta de entrada, una actuación que en breve permitirá cerrar el acceso al camposanto por las noches para evitar actos vandálicos. El mecanismo de acceso se accionará mediante tarjetas. También han finalizado los trabajos que han permitido habilitar una zona cerrada para guardar los féretros usados hasta que se los lleva FCC.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...