Pelotazo urbanístico del arzobispo de Valencia

García-Gasco vende por 1,6 millones un terreno donado para la construcción de una iglesia

La polémica vuelve a rodear al Arzobispado de Valencia con Agustín García-Gasco al frente. Según ha podido saber el diario Levante dicho obispado ha vendido a una empresa constructora un solar en Gandía que había sido donado por José Pascual Romero Ferrandis en 1993 para que se construyese una iglesia y para que pudieran reposar allí si “las leyes canónicas lo permiten” sus restos mortales y los de sus padres. Romero Ferrandis falleció tres años después de haber donado la parcela -1996- que, finalmente fue vendida en 2006 por 1,6 millones de euros -33 veces el valor que tenía cuando fue donado-.
Sobre el terreno que José Pascual Romero Ferrandis donó al obispado de Valencia para la construcción de una iglesia, se está construyendo un edificio de viviendas. El donante solicitaba en su testamento, al que ha tenido acceso el diario mencionado, que en aquel templo reposaran sus restos y el de sus padres. Sin embargo, el obispado ha preferido vender la parcela por una cantidad 33 veces mayor de los ocho millones pesetas en que fue valorado en su día. Pascual Romero Ferrandis donó, además del terreno, unos ochenta millones de pesetas para que se sufragaran en parte los gastos de la iglesia.

Lo tiene García-Gasco
El documento firmado por el donante y por Agustín García-Gasco consta el acuerdo de la donación del solar y de todos los ahorros de Romero Ferrandis para que "la Archidiócesis de Valencia los destinara a construir sobre ellos un templo y sus anejos para actividades pastorales". Levante se ha puesto en contacto con el Arzobispado valenciano y el portavoz señaló que sus servicios jurídicos entienden que la donación de José Pascual Romero "no estaba condicionada" a la construcción de la parroquia. Además, el Arzobispado alega que el terreno está muy cercano a otra iglesia por lo que de construirse el templo que anhelaba el donante se hará en otro lugar. El portavoz señaló, finalmente que todo el dinero ha quedado en un depósito y que el arzobispo, Agustín García-Gasco, "es el garante" del mismo para, en un lugar y en un momento todavía no determinado, construir la iglesia que solicitó José Pascual Romero.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...