Películas en castellano y misas para reflotar la audiencia de À Punt, la televisión pública valenciana

Alfred Costa llegó a la dirección general de À Punt con el firme propósito de pasar página de la etapa de Empar Marco como máxima responsable de la televisión pública valenciana. Un objetivo para el que viene poniendo todo su empeño en apartarse de la ideologización de la programación atribuida a su antecesora y en lograr unos índices de audiencia que saquen a la televisión autonómica de la invisibilidad.

El objetivo está ahí, pero los resultados… parece que tardan en llegar. Los datos de la audiencia conseguida por À Punt en el transcurso de las dos últimas semanas se sitúan en el 2,5% de cuota de pantalla, según la información que facilita Kantar Media. Un dato que no se aleja mucho de los índices obtenidos por la anterior directora general y que se quedan lejos de contribuir al protagonismo que Costa pretende dar a la cadena autonómica.

Los datos a los que ha tenido acceso este diario coinciden siempre a la hora de situar el Noticies Migdia de la cadena autonómica como el espacio más seguido. Un informativo que ejerce además de locomotora para los espacios inmediatamente anterior -Terra viva- y posterior -Atrapa’m si pots’-, que se convierten de esa forma en punta de lanza de los espacios más vistos de la cadena. El NTC Migdia llega a alcanzar cuotas de pantalla de hasta el 9,6% -lo hizo el pasado 21 de junio, último día del estado de alarma- y se mantiene con cierta frecuencia por encima del 6%. Datos siempre muy superiores al NTC Nit, que con dificultades supera el 2%.

La audiencia global de la cadena queda lastrada, no obstante, por los bajísimos índices que obtiene el resto de la parrilla. Porcentajes que en varios espacios matinales no alcanzan el 1% y que, por la tarde, apenas levantan el vuelo. La programación de los domingos mejora sensiblemente estos porcentajes, con espacios como la Santa Missa, Esport de Llegenda o la Pilota Valenciana, que el pasado 28 de junio se situaron en el entorno del 4%.

La retransmisión de la misa ha sido objeto de debate en el seno del consejo rector de À Punt. La declaración del estado de alarma animó a los responsables del ente a retransmitir un espacio que ha gozado siempre de cierto éxito en lo que a audiencia se refiere. En uno de sus últimos debates, la dirección optó por mantener las retransmisiones mientras se prolongara algún tipo de restricción en el aforo -en la actualidad es del 75%-, aunque el consejero del PP planteó la posibilidad de que se mantuvieran de forma indefinida.

La cadena, en el comunicado hecho público el pasado lunes para presentar la programación de verano, presenta algunas de las principales apuestas con las que pretende reflotar la audiencia de la cadena. Y junto al magacín La Terrassa que presentarán Carolina Ferre y Eduard Forés, figura la Santa Missa de los domingos. Las fuentes del consejo rector consultadas por este diario admiten que tanto esta retransmisión como el ciclo de comedias en castellano constituyen algunas de las apuestas que más éxito han dado y con las que se pretende insistir para mejorar los niveles de programación de la televisión autonómica. Un índice que el pasado martes se quedó en el 1,9%, cuota superada ya no por todas las cadenas generalistas, sino hasta por segundos y terceros canales de éstas -divinity, Energy o neox- que suelen estar por debajo de À Punt.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...