Pedro Sánchez está gestionando de urgencia una entrevista y una foto con el Papa Francisco

Quiere aprovechar su presencia en Roma para la cumbre Italia-España que se celebra este martes. La petición se ha cursado a través de la Nunciatura

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, está haciendo todo lo posible para que el Papa Francisco le reciba en el Vaticano la próxima semana, con el fin de hablar de asuntos bilaterales entre la Iglesia y el Estado, y así conseguir también una foto con el Pontífice.

Confidencial Digital ha podido saber, de fuentes gubernamentales y eclesiásticas, la existencia de gestiones de urgencia para concertar una entrevista en el Vaticano, aprovechando la presencia del presidente del Gobierno en Roma con motivo de la cumbre Italia-España, que se desarrollará el martes.

Valle de los Caídos

La entrevista se celebraría coincidiendo con los ecos provocados por la última encuesta del Pontífice, Fratelli Tutti, y, por lo que respecta al presidente del Gobierno, en vísperas del debate de la moción de censura presentada por Vox en el Congreso de los Diputados.

Entre las cuestiones pendientes entre la Iglesia y el Estado, y que podrían ser tema de las conversaciones, se encuentran, por ejemplo, el destino del Valle de Caídos, la llamada “resignificación”, y el futuro de la abadía cisterciense, lo mismo que la posible renegociación de los acuerdos entre España y la Santa Sede, a lo que en varias ocasiones ha hecho referencia el actual Gobierno.

Gestiones de la Nunciatura

El deseo de Pedro Sánchez ha sido transmitido a la Nunciatura de la Santa Sede en Madrid, que se ha puesto en marcha para gestionar la petición. Las fuentes eclesiásticas afirman que en la representación vaticana “se están haciendo horas extras” con ese motivo.

Según fuentes de la Moncloa, la entrevista del presidente del Gobierno ha tenido ya el visto bueno de la denominada cúpula de la Conferencia Episcopal, es decir, de los cardenales Juan José Omella y Carlos Osoro, presidente y vicepresidente de la conferencia, y arzobispos de Barcelona y Madrid, respectivamente.

Éste último, Osoro, se ha mostrado muy activo en engrasar las relaciones con el Gobierno desde la pasada visita de la cúpula episcopal a Roma, cuando fueron recibidos por el Papa Francisco.

Secretaría de Estado

Trasladado a Roma el deseo de Pedro Sánchez, y en marcha ya las gestiones, ahora el filtro corresponde a la Secretaría de Estado del Vaticano, que debe dar el visto bueno y, sobre todo, negociar con La Moncloa los detalles concretos de la visita del presidente español.

Uno de los detalles a fijar es lo relativo a las imágenes que se puedan tomar del encuentro con el Papa Francisco, una ‘foto’ que políticamente puede interesar al presidente del Gobierno.

Además, durante la conversación, Pedro Sánchez podrá conocer de primera mano la posición del Pontífice sobre los temas pendientes que el Gobierno está negociando con la Conferencia Episcopal Española, sobre los que, según ha sabido Confidencial Digital, previsiblemente habrá alguna noticia la próxima semana.

Uno de los asuntos sensibles para la Iglesia en España es la nueva ley de educación, que el Gobierno quiere sacar en marzo, lo mismo que la eutanasia exprés y a la carta, o la ampliación del aborto anunciada por Irene Montero, sin olvidar la denuncia de conculcación de la libertad religiosa por parte de las administraciones con motivo de la pandemia.

Carmen Calvo interlocutora

La reunión con el Papa Francisco será la primera entrevista personal de Pedro Sánchez con el Pontífice.

Hasta ahora, las relaciones con el Vaticano, incluidos dos viajes a Roma, las ha protagonizado en primera persona la vicepresidenta, Carmen Calvo.

El 29 de octubre de 2018, en plena polémica por los planes para exhumar a Franco del Valle de los Caídos, realizó su primera visita a la Ciudad Eterna, para reunirse con el secretario de Estado, Pietro Parolin. La vicepresidenta afirmó después que habían acordado “trabajar juntos” para “encontrar una salida”, pero sus declaraciones fueron desmentidas por el Vaticano.

La encíclica del Papa

Un año después, en octubre de 2019, Carmen Calvo volvió a viajar a Roma, esta vez encabezando la delegación del Gobierno de España en el consistorio público en el que el Papa Francisco creó 13 nuevos cardenales, dos de ellos españoles: Miguel Ángel Ayuso, comboniano, presidente del Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso, y Cristóbal López Romero, actual arzobispo de Rabat.

Durante el Pleno de control del martes, Carmen Calvo citó expresamente al Papa Francisco con motivo de una pregunta de Vox sobre la pandemia y la siembra de rencor entre los españoles. La vicepresidenta recomendó al diputado interpelante, Francisco Contreras: «Háganle caso en términos de sentimiento humano, aunque sea Fratelli Tutti, al Papa», en referencia a su última encíclica.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...