Peces-Barba defiende en Tudela la asignatura de Educación para la Ciudadanía

El presidente del Instituto de Derechos Humanos, Gregorio Peces-Barba, ha defendido hoy en Tudela la asignatura de Educación para la Ciudadanía y Derechos Humanos, y ha criticado la oposición del PP y su alineamiento «con la jerarquía más r

El catedrático de Filosofía del Derecho ha reflexionado esta tarde en la UNED de Tudela sobre el verdadero carácter que debería tener la democracia, así como la necesidad de hacer desaparecer el vacío entre gobernantes y gobernados a través de la educación para la libertad, la igualdad la solidaridad y la seguridad.

El ex presidente del Congreso ha ofrecido una conferencia acompañado por el catedrático de Filosofía de Derecho José Ignacio Lacasta, y el director del centro académico, Luis Jesús Fernández.

En declaraciones a Efe el ponente ha explicado que esta asignatura supone la coincidencia de dos términos: educación y derechos humanos, "que identifican al mundo moderno", y ha indicado que "conduce a que se produzca una situación donde la educación se convierta en una educación publica" que lleva a la modernidad con "una sociedad laica, secularizada, independiente de la posición de las iglesias".

Así, ha sostenido que "no se puede producir una Educación para la Ciudadanía sin esos valores propios" y ha abogado por que la asignatura los enseñe y, además, explique su existencia.

Pregunta: ¿En qué deriva esta asignatura?

Gregorio Peces-Barba: Se producen una serie de escenarios desde la ruptura de la unidad religiosa hasta la separación del derecho y la moral, la política y la moral, pasando por los procesos de secularización de la vida social, que facilitan que esos dos conceptos sean fundamentales, y el ciudadano se convierta en el referente fundamental de una sociedad moderna frente a los referentes anteriores que eran el creyente, el súbdito, el miembro de una corporación, etc.

P: Ha defendido públicamente su postura a favor de la asignatura. ¿Cuáles destacaría como sus principales valores?

G.P-B.: El valor principal es que educa a las personas para la convivencia libre y democrática y señala cuáles son los valores referidos al interés general, al interés público frente a los que solamente defienden el interés privado. Conocer cuáles son los derechos humanos.

P: Los detractores justifican su oposición en que con esta asignatura el Estado asume la educación moral de los individuos y sustraen a los padres el derecho a decidir la educación de sus hijos.

G.P-B.: Claro, por su puesto, porque la educación de los hijos desde el siglo XIX ha sido asumida por los poderes públicos. Otra cosa es la ética privada, los valores morales y religiosos individuales están claramente distinguidos de la enseñanza y corresponden a las familias, no a la Iglesia, desde luego.

P: El PP se ha opuesto con vehemencia a esta asignatura, ¿a qué se debe esta negativa?

G.P.B.: La derecha española y la Iglesia jerárquica, no me refiero a la Iglesia pueblo de Dios, no asimilan esos valores y creen que pueden seguir adoctrinando a los ciudadanos desde una perspectiva clerical.

P: Y esta oposición derivó en una batalla judicial.

G.P.B.: Sí, que está ya muy clara. Había algunas sentencias, muy pocas, que favorecían las tesis más conservadoras, pero la gran mayoría reconocían la asignatura. Una sentencia del Tribunal Supremo ha dejado clarísimo que estamos ante competencias públicas y que está muy bien la existencia de esta asignatura.

P: ¿Cómo se ha comportado el Gobierno en este escenario?

G.P.B.: El Gobierno ha defendido la asignatura con la prudencia de esperar el resultado de los tribunales.

P: Mientras, usted consideró que el PP tiraba piedras contra su propio tejado para favorecer una mentalidad clerical al no apoyar la asignatura.

G.P.B.: Al PP, como partido que puede gobernar, debe interesarle ese tipo de enseñanza. Es incomprensible ese seguimiento con la jerarquía más reaccionaria del mundo que es la de la Iglesia católica española, en el ámbito cristiano me refiero, porque luego hay otras posiciones muy reaccionarias en el mundo, como el Islám, etc.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...