Pastores evangélicos asistirán en la prisión y en los hospitales de la Isla

La Constitución de 1869, considerada la primera constitución democrática de la historia, proclamó la libertad de cultos en España, lo que animó a muchos misioneros protestantes a venir a nuestro país. Algunos de ellos, americanos en su mayoría, se instalaron en el Archipiélago y fundaron en los años 30 las primeras iglesias evangélicas, en islas como La Gomera y Tenerife.

Casi un siglo después de aquel desembarco, la comunidad evangélica se ha multiplicado de manera considerable, hasta el punto de que ahora hay más de 15.000 seguidores de esta doctrina repartidos por toda la geografía insular. De ellos, según el último informe elaborado por el Instituto de Evangelismo a Fondo de España (EVAF), en 2012 había en las Islas unos 7.400 evangélicos bautizados (sin contar en esta cifra a los miembros de la iglesia de Filadelfia, de etnia gitana), que se distribuyen en 176 iglesias, la mayor parte de ellas radicadas en Tenerife y Gran Canaria.

Este constante crecimiento de la comunidad evangélica ha generado una serie de demandas en los feligreses, como es el caso de la asistencia en hospitales públicos y centros penitenciarios. Dicha asistencia, que desde hace un año se viene realizando ya en Fuerteventura, se ofrecerá también en la prisión y en los hospitales de la Candelaria y el HUC en los próximos meses, según confirmó a este periódico Miguel Bernal, secretario del Consejo Evangélico de Canarias y coordinador Autonómico de la Capellanía Evangélica. “Es una labor que comienza de manera regular, aunque ya la veníamos haciendo a nivel particular y respondiendo al derecho que tienen los feligreses de nuestra comunidad”, manifestó Bernal, quien apuntó que ahora la asistencia se hará a otro nivel, “para cualquier persona que tenga inquietudes, que quiera saber más o demande nuestros servicios”. “Estaremos físicamente como personal del hospital, pero a diferencia de los capellanes católicos, lo haremos sin cobrar y con la ayuda de un grupo de voluntarios”, subrayó.

Tanto el HUC como la Candelaria confirmaron los contactos con el Consejo Evangélico de Canarias, y señalaron que solo falta concretar los términos del acuerdo, que incluiría un espacio propio para el culto en ambos centros hospitalarios. “Algunos de los que van a ejercer como pastores ya tienen sus congregaciones y ocupaciones, por lo que tendrán un equipo de asistentes que se podrá ampliar en función de las necesidades”, denotó Miguel Bernal, quien destacó que la comunidad evangélica de Canarias cuenta no solo con los más de 7.000 miembros comprometidos y bautizados, “también hay muchos simpatizantes y personas que están empezando a interesarse” por la doctrina fundada por Lutero.

El Consejo Evangélico de Canarias se constituyó al amparo de la Ley Orgánica de Libertad Religiosa del 5 de julio de 1980, y realiza una labor de representación que se traduce en servicio al trabajo de las iglesias evangélicas del Archipiélago, en su conjunto y de manera individual, desde aspectos puramente espirituales hasta el desarrollo y promoción de la cultura, la identidad pública y la obra social protestante.

En Tenerife hay actualmente 11 municipios que cuentan con presencia evangélica, la mayor parte de ellos en la zona metropolitana y el Sur; en La Palma existen cuatro, mientras que en La Gomera y El Hierro solo una localidad cuenta con iglesias de esta confesión, aunque en ambas islas los seguidores han aumentado de manera notable el último lustro.

En España, los lugares de culto evangélicos suponen el 11,89% del total de centros religiosos del país, siendo Madrid, Barcelona, Valencia y Zaragoza las ciudades con más población de esta confesión en estos momentos. Los grupos cristianos evangélicos se caracterizan por otorgar la preeminencia máxima a los evangelios y en general a las escrituras bíblicas en la forma de entender el cristianismo.

La lectura directa de la Biblia, el eje de una confesión que crece

Con la entrega simbólica de 20 credenciales a líderes religiosos, el Gobierno concretó en 2010 el compromiso con el mundo evangélico para facilitar el ingreso de pastores de diversos credos a los recintos hospitalarios, con el fin de que pudieran asistir espiritualmente a los enfermos y sus familias.

En Canarias, hasta hace un año ese acuerdo no se concretó en la presencia permanente de capellanes en hospitales y prisiones de las Islas. Sin embargo, desde el Consejo Evangélico del Archipiélago aseguran que se están dando “pasos firmes” para que esta presencia sea “cada vez mayor y más significativa”. Así, además de los centros hospitalarios públicos, también existen conversaciones para que a medio plazo se pueda ofrecer asistencia en los hospitales y clínicas privadas, además de en residencias y centros de mayores. “El objetivo no es solo ayudar a todos aquellos miembros y simpatizantes, también queremos que la gente que lo desee pueda acercarse y conocernos”, destacó Miguel Bernal, secretario del Consejo Evangélico de Canarias, que preside en la actualidad Philippe Chevalley.

La lectura directa de la Biblia es fundamental y uno de los primeros empeños de Lutero, el líder religioso que puso en marcha la Reforma en el siglo XVI, de la que derivan en mayor o menor grado de identificación los grupos cristianos evangélicos. No en vano, una de sus primeras acciones fue traducir la Biblia para que pudiese ser leída por el máximo número posible de personas, más allá del grupo de los eclesiásticos, como ocurría por ejemplo entre los católicos y los ortodoxos.

Los evangélicos no aceptan que el papado, las decisiones conciliares o en general la tradición tengan preeminencia sobre las escrituras, y si una institución (como el papado), una doctrina (como la de la transubstanciación durante la misa del pan y el vino en el cuerpo y sangre de Cristo) o una práctica ritual determinada (como el culto a los santos o a la Virgen) no tienen confirmación explícita en las escrituras no les resulta aceptable como genuinamente cristiana. Actualmente, las iglesias que crecen de modo más notable son las pentecostales (y carismáticas), que aglutinan a más de un tercio de los evangélicos del mundo. La gran mayoría de los evangélicos en España son conversos recientes (de los últimos 30 años), aunque dado el impacto antiguo de esta forma de cristianismo en nuestro país, está aumentando en número de evangélicos de segunda y tercera generación.

hospital

Archivos de imagen relacionados

  • hospital
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...