Partido hindú indio aboga por el control demográfico de los musulmanes

Más del 80 % de la población, unos 827 millones de personas, es hindú mientras que el 13,4 % es musulmana

La formación india Shiv Sena, importante partido hinduista aliado del gubernamental BJP, abogó este miércoles por «promover la planificación familiar» de los musulmanes para que la India no sea Pakistán, después de que el Gobierno asegurara recientemente que no va a permitir la incitación al odio religioso. «La población de musulmanes en la India va a superar la de Pakistán o Indonesia.

Esto va a herir la cultura y sociedad de una nación hindú» como la India, sentenció el Shiv Sena en un editorial en el periódico Saamna, que es de su propiedad. La formación también mostró su apoyo a las controvertidas declaraciones hechas durante el pasado fin de semana por la vicepresidenta del partido nacionalista hindú Mahasabha, Sadhvi Deva Thakur, quien pidió la «esterilización» de católicos y musulmanes. Thakur «usó la palabra esterilización en vez de planificación familiar.

Pero la verdad es que el crecimiento de la población es un problema y la planificación familiar es necesaria» entre los musulmanes, remarcó el partido hinduista en el editorial. Estas afirmaciones del Shiv Sena se suman a otras hechas también por miembros de ese partido durante el fin de semana, en las que pedían «la revocación del derecho al voto de los musulmanes» por considerar que son engañados de forma masiva por determinados partidos. Los ataques verbales a las minorías religiosas en la India llegan en un momento de tensión en el gigante asiático, en el que grupos religiosos, sobre todo de la comunidad cristiana del país, acusan a la mayoría hindú de atentar deliberadamente contra ellos.

Un extremo que negó anoche durante un programa del canal local NDTV el ministro indio de Finanzas, Arun Jaitley, uno de los pesos pesados del Gabinete del primer ministro, Narendra Modi. Jaitley dijo que de acuerdo con las investigaciones policiales «ninguno de los casos fue un ataque de la mayoría» hindú contra los católicos, en alusión a la violación a una monja en el estado de Bengala (este) o el ataque a varias iglesias en las metrópolis de Bombay (oeste) o Nueva Delhi.

El titular de Finanzas también se refirió durante la entrevista a «la problemática» que suponen las declaraciones «extremistas e irresponsables» de miembros de algunos partidos políticos, y pidió una mayor «responsabilidad» por su parte. Modi, del nacionalista hindú BJP, declaró en febrero que su Gobierno «no permitirá que ningún grupo religioso, perteneciente a la mayoría o a una minoría, incite al odio contra otros, abiertamente o de manera encubierta». Las últimas estadísticas del Gobierno indio, de 2011, reflejan que más del 80 % de la población, unos 827 millones de personas, es hindú; el 13,4 % musulmana, 138; un 2,3 % cristiana, 24; y el 1,9 % sij, cerca de 19 millones.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...