Participación protestante «con voz y voto» en el Congreso Político 2006 del PSOE en Madrid

Por primera vez representantes protestantes participaron con voz y voto en un Congreso político nacional del PSOE. Rosa Medel y Pedro Tarquis (este último con varias enmiendas al programa oficial) fueron parte integrante del Congreso político 2006 del PSOE celebrado en Madrid.
En este Congreso realizado del 15 al 17 de septiembre en el IFEMA de Madrid se ha pretendido básicamente actualizar el programa político, de cara a las próximas elecciones, intentando profundizar en lo que España necesita realmente, de cara a todas las circunstancias novedosas que están apareciendo: nuevas tecnologías, el hecho religioso, la inmigración, la mujer en la sociedad, etc.
 
 Pedro Tarquis, director de Protestante Digital, ha sido invitado a este Congreso, no como miembro del partido, sino a título personal como representante oficioso del protestantismo, dentro del grupo de trabajo de laicismo y libertad de conciencia que se ha creado recientemente y al que se la ha invitado a ser parte como protestante junto a Mª Rosa Medel (Consejera de la Mujer en el Consejo Evangélico de Madrid). Es decir, que su papel es opinar sobre todo aquello que afecta al hecho religioso en la sociedad actual y lo que considera que se debe modificar o incluir en la actuación política del PSOE para lograr un laicismo que permita la separación Iglesia-Estado y a la vez mantener una relación de respeto y colaboración entre las diferentes confesiones y el Estado.
 
 Lo más interesante de la participación concreta en este Congreso fue la opción que se dio a los participantes invitados de hacer enmiendas para modificar el programa político (la primera vez que esto se ofrece a personas que no son ni miembros del PSOE ni delegados del mismo en el Congreso).
 
 La idea más importante que Tarquis está tratando de hacer ver es que el hecho religioso es un hecho más de la sociedad, y no menos importante que otros aspectos sociales dentro de una sociedad española que ya no es solamente católica o agnóstica sino plural, formada también por protestantes, judíos e islámicos, que también fueron invitados a este Congreso. Sus enmiendas, registradas oficialmente en el libro del Congreso, explica Tarquis que fueron principalmente en la línea de defender que las opiniones y actividades públicas de las confesiones se deben respetar como una participación social más, y no relegarse a lo íntimo o a lo privado solamente.

En una entrevista en eMision Tarquis responde que actualmente “hay diferentes líneas en el PSOE respecto al hecho religioso. Tradicionalmente ha sido de desconfianza, quizá debido a que la ICR –Iglesia católicoromana- ha querido en el pasado imponer una forma de ver la vida a la sociedad y también a la clase política. Por extensión, a las demás confesiones nos han visto igual, ya que hay un prejuicio creado contra el que tenemos que luchar. Y es cierto que la religión es como cualquier otro colectivo social (político, medios de comunicación, empresas) con posibles aspectos positivos o negativos, pero al que siempre hay que escuchar, respetar y tener en cuenta. Esta postura de un laicismo positivo, respetuoso con las religiones, va ganando posición dentro del partido socialista, lo que ha permitido mi participación y la de otros representantes de diferentes confesiones”.

En cuanto a la participación política de los creyentes, Tarquis cree que el creyente debe hacerlo siempre y cuando sienta esa vocación, contando con el apoyo de su iglesia. “Lo importante es que es una opción más y legítima desde la fe. Las instituciones políticas son humanas y por lo tanto imperfectas, pero debemos entrar precisamente para ser sal y ejercer una influencia positiva en cualquier partido democrático que nos invite o con el que nos sintamos identificados”. Lo ideal, dijo, es que existan “miembros o asesores evangélicos o protestantes en todos los partidos políticos democráticos”.

En este aspecto político valoró la iniciativa de la Alianza Evangélica Española, plasmada en el “Observatorio Cívico Independiente”, que está preparando un informe sobre la libertad religiosa en España. Concluye Tarquis que en relación a la clase política, “cuando más te acercas a la labor que hacen, más entiendes y valoras su trabajo, frente a las ovejas negras que las hay en todos los lugares, incluyendo la propia iglesia”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...