Párrocos en el purgatorio

La archidiócesis de Nueva York recluye en un refugio vigilado a sacerdotes acusados de abusos

La Iglesia católica en Estados Unidos ha inventado un nuevo método para controlar a los sacerdotes acusados de abusos sexuales a menores. La ley ha enviado algunos a la cárcel, otros han sido expulsados del seno de la Iglesia. Pero algunos son demasiado mayores, o sus ofensas han sido consideradas menores, pese a lo cual la Iglesia estadounidense mantiene sus dudas sobre ellos. En estos casos, en la archidiócesis de Nueva York han ofrecido a siete sacerdotes la posibilidad de vivir bajo control. Estarán en un hogar vigilado, tendrán que dar cuenta de sus entradas y salidas y deberán someterse a terapia. Así lo ha decidido el cardenal Edward McEgan, que encabeza la archidiócesis.

Desde junio, los prelados pueden vivir en el Hogar Refugio de la Trinidad, en Long Island, lejos de la carretera y escondidos por frondosos árboles. En unos meses, los religiosos serán trasladados a otros lugares, según explicó el portavoz del cardenal, Joseph Zwilling, que indicó que, de los siete, cinco han preferido renunciar a su puesto que someterse a la vigilancia, otro se ha trasladado al refugio y otro está en camino, según informa The New York Times.

También en la archidiócesis de Chicago, nueve curas acusados de abusos sexuales viven retirados en un seminario en el campo. Están supervisados, según portavoces oficiales de la Iglesia, y se estudia la posibilidad de colocar cámaras de vigilancia y de mantenerlos encerrados en el edificio algunas horas al día. El portavoz de la Conferencia de Obispos Católicos de EE UU explicó que "en varias diócesis se llevan a cabo programas similares".

Por otro lado, en Suiza, un profesor de primaria detenido desde inicios de agosto por actos de pedofilia ha confesado haber cometido al menos 17 abusos sexuales contra chicos de entre 12 y 16 años desde 1989 hasta muy recientemente. Según la policía, los abusos empezaron cuando ya no eran sus alumnos.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...